Cría Cuervos

CRÍA CUERVOS

Breve ensayo sobre el odio civil en España

Ricardo Vergés

Catedrático de la Universidad de Montreal

2019

Resumen

La lucha contra el odio civil está al orden del día. El descubrimiento de que el odio puede ser escaneado como cualquier otra actividad del neo córtex humano, ha tenido gran repercusión en el desarrollo de la neurociencia (Zeki; Romaya, 2008). También la tendrá sobre la actividad civil, por ejemplo sobre la justicia, la cual podrá resolver on-line causas en las que los magistrados subieron al estrado con la sentencia en el bolsillo. La neurociencia reducirá asimismo los odios ancestrales infligidos a ciertas etnias por parte de otras etnias -o simplemente de otros colectivos- lideradas por personajes afectados por serios trastornos de la personalidad (Beck; Freeman, 1992). De hecho la Historia sugiere que el poder acostumbra a apoyarse en esos odios para llevar a cabo las denominadas ‘guerras entre civilizaciones’.

El presente ensayo se centra en el caso de la Comunidad de Madrid desde la llegada de la burbuja, y sus consecuencias económicas y sociales. Este caso presenta reminiscencias de odios muy antiguos entre dos tipos de colectivos. Por un lado, las etnias industrializadas asentadas en las provincias del litoral de la Península, las cuales practican la industria y el comercio bajo el ‘principio de confianza’. Por otro lado, el colectivo histórico multi-étnico centralizado, que practica la ostentación bajo el ‘principio de honor-soberbia’ (Pagden, 1990), mediante el control de la información y la conexión entre los tres poderes de Montesquieu.

Los parámetros del odio entre etnias y colectivo multi-étnico son, entre otros, el dinero, el poder, la demografía y la información. Todos ellos pueden ser cuantificados.

1. El dinero privado

El presente texto demuestra que en lo que se refiere al odio, ni el dinero ni el poder son lo que parecen. Para analizar el dinero hemos utilizado datos, es decir cantidades específicas publicadas exclusivamente en el sistema de territorialidad estadística vigente en España. Este sistema tiene una gran ventaja sobre el de otros países, debido a que en 1833 Javier de Burgos transformó los partidos judiciales existentes en provincias, no en regiones.

En efecto, en España los datos sobre dinero continúan siendo proporcionados por provincia y por mes (algunos por día…) y de forma totalmente independiente de la política y de la administración del Estado o de la Comunidad Autónoma. En esta materia disponemos de la suma de saldos vivos netos privados de cada una de dichas provincias al final de cada trimestre según declaración del propio Banco de España, es decir depurados de morosidad y otras particularidades, e independientes del Gobierno central o de cualquier otro estamento público.

Tales datos contemplan los saldos vivos de depósitos a cuenta de dos sectores, ya sea las Administraciones Públicas (AA.PP) en tanto que usuarios, ya sea los Otros Sectores Residentes (OSR), es decir el resto de la economía privada. Desde 1987 esas series son las que publica pues el Boletín Estadístico del Banco de España.

La figura 1 muestra la superposición de dichos saldos vivos en las distintas provincias, y dado que el sector de AA.PP es muy inferior al de OSR, no es necesario separarlos. Si se agregaran, resultaría un total nacional que al estallar la burbuja en 2008, llegó a superar el billón de euros. Estos saldos se formaron entre 1999 y 2014 con préstamos de origen europeo y anglosajón sobre todo, y su importe neto permanece prácticamente intacto. Tal información proviene del Banco de Pagos Internacionales (BIS) en tanto que ‘Banco Central de los Bancos Centrales’ de los países que él considera desarrollados. El BIS fue creado por los Acuerdos de La Haya de 1930 y no rinde cuentas a ningún Estado ni a ninguna institución nacional ni internacional. Su sede es Basilea y el Banco de España es uno de sus miembros fundadores (Vergés, 2018).

1.1. El dinero privado en la provincia de Madrid

En la figura 1 llama la atención el saldo vivo de la Comunidad de Madrid (en adelante la CAM), la cual llegó a detentar una deuda de hasta el 45% del total nacional. Ese dinero provenía de unas cuantas oficinas bancarias de la Capital más Majadahonda y Fuenlabrada (en adelante ‘CMF’), donde los agentes depositantes tenían sus sedes sociales. Desde estas sedes, dichos agentes pudieron substituir precios asequibles por valores prohibitivos y abastecer con ellos la ingente demanda de la burbuja inmobiliaria madrileña.

Estos valores, junto con los del Litoral, han prevalecido en el mercado de la propiedad en toda España. Todo ello debido a la Ley del Suelo de 1997 de la que su progenitor y especialista en la cuestión, el Ministro Rodrigo Rato, se sentía orgulloso. Tal vez sea también debido al traslado de Barcelona a Madrid, de la Central de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia.

El problema para la CAM fue que esos agentes del ‘CMF’ no eran españoles, aunque es aquí donde multiplicaron su actividad por vía de la especulación o del ‘margin call’. Por consiguiente, llegada la crisis, no les fue posible proseguir la amortización de su deuda exterior sin la ayuda de dinero público, dinero que llegó tras la declaración del Presidente Rodríguez Zapatero en el Debate de la Nación de 2011, según la cual España había entrado a formar parte de la ‘Champion’s League de la Economía Mundial’… (sic). Pero esa ayuda pública no alcanzó a las demás provincias, salvo Toledo (Seseña: El Quiñón…) o Guadalajara (Yebes: Valdeluz…). En cambio, permitió a esas empresas devolver 75.000 millones de euros de golpe según la Fig. 1.

Ahora bien, poco tiempo después en 2014, esas mismas empresas se vieron envueltas esta vez en el ‘Luxembourg-gate’. Ese escándalo, reducido a simple noticia en la prensa financiera europea, implicó a 350 empresas de servicios de las cuales 30 de ellas actuaban en España. A partir de aquel momento, la mayoría de ellas decidieron cerrar y trasladar progresivamente sus fondos y sus sedes sociales fuera de España o incluso fuera de Europa.

El resultado es que el saldo vivo de la CAM se ha quedado bloqueado y que nadie la puede ayudar porque, unas más y otras menos, las cuentas bancarias de los ciudadanos de las demás provincias se dedican a devolver pacientemente sus propias deudas.

1.2. El urbanismo en el Área Metropolitana de la CAM.

En realidad, la Comunidad de Madrid posee un extenso historial de planificación urbanística. Hay que recordar que el prestigioso demógrafo Joaquín Leguina, ex Presidente del Instituto Nacional de Estadística, fue elegido a su vez Presidente de dicha Comunidad en 1983 y que desde 1998, se disponía ya de un Plan Regional de Estrategia Territorial (PRET). Ese Plan no fue derogado; sin embargo en los últimos 15 años se fue quedando desierto.

Es también bajo el mandato de Leguina que iniciamos estudios que incluían una industrialización del Corredor de Alcalá de Henares vía Zaragoza y Barcelona por autopista y alta velocidad, así como una mayor dotación de vivienda social para la propia Comunidad (Vergés y Monje, Coordinador: Pedro B. Ortiz, 1998). Ahora bien, el valor alcanzado por el suelo calificado residencial e industrial a causa de la burbuja, responsabilizó a las ‘CMF’ de que un proyecto de tan alto interés social se transmutara en un conjunto de espectaculares urbanizaciones de lujo.

Pero eso no fue todo, ya que de serlo se habría reducido el saldo vivo deudor de la CAM como en las demás provincias, aunque a un ritmo mucho más lento. Lo que había ocurrido en 2004 era que, al albur de la burbuja, dichas empresas decidieron invertir en una operación urbanística totalmente ilegal del punto de vista del PRET: la creación del mayor ‘Centro de Negocios’ de Europa, cuya financiación saldría de buena parte del billón disponible registrado por el BIS. Dicho billón se devolvería con altos intereses a medida que se recuperase la inversión.

Fig. 2. Fotomontaje del ‘Gran Chamartín’. Centro de Negocios con la torre insignia más alta de Europa.

https://madridpress.com/upload/img/periodico/img_67190.jpg

Como muestra este fotomontaje procedente de la hemeroteca de un periódico de difusión nacional, la operación consistió en trasladar la Ciudad Deportiva del Real Madrid desde Chamartín a Valdebebas, de modo a poder liberar el espacio conexo a la nueva Estación de ferrocarril y de ahí construir el conjunto de las llamadas ‘Florentinas’. Así, en su momento, salieron a subasta las ‘Cuatro Torres’ que se han transformado en el icono de la Ciudad.

Pero el derrumbe de la cotización bursátil debido a las dudas sobre la capacidad de repetir el ‘golpe’ del 2004 con dinero privado, ha empujado a dichos inversores a marcharse con lo puesto, paralizando casi por completo las obras del Gran Chamartín. Es obvio también que la inestabilidad política acelerada de la CAM ha debido contribuir a ello.

Fig. 3. Gobiernos de la Comunidad de Madrid desde 1983 (Wikipedia)

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/es/timeline/55c000a756d270eddab1f4a7aee67369.png

En definitiva, la fuga desde 2014 de las empresas sucesoras de las ‘CMF’ ha dejado sin dinero y sin trabajo no solamente a sus promotores, sino igualmente a la propia Área Metropolitana. Ésta aparece agobiada por su vocación supremacista, por su soporte al centralismo absoluto del Estado en quiebra, y por su incesante atracción migratoria ahora indeseada. ¿Cómo mantener ministerios, palacios de justicia, iglesias, comandancias, etc. y pagar salarios y honorarios a sus miles de ávidos y exigentes inquilinos? Pues tal vez con dinero público.

2. El dinero público

2.1. Los recursos

Una de las fuentes de ese dinero público podría ser, por ejemplo, la explotación de los ‘Museos Nacionales’. Sin embargo, dicha explotación no puede ser asignada a otra cosa que al mantenimiento de los mismos so pena de tener que cerrarlos. En cuanto al territorio de la Comunidad, no permite un turismo como el de playa que genera ingresos masivos con sólo tener accesos en condiciones. Lo mismo ocurre con la muy larga lista de otras fuentes de ingresos.

En realidad, no hay salida para la devolución de una deuda de tal envergadura, causada casi exclusivamente por la burbuja madrileña, el proyecto del Gran Chamartín y la excesiva demanda de sus AA.PP. En efecto, hay que tener en cuenta lo que representa ese billón, ya que si quisiéramos cubrirlo con los 20.000 millones de billetes de 50 euros necesarios puestos en ‘touche-touche’, harían falta 216,4 km2, o sea un parcheado de la superficie interior de la circunvalación de la M40 N-S de La Moraleja a Villaverde y E-O de Barajas a Pozuelo de Alarcón.

Ante la parálisis, se han acentúado los ‘mantra’ sobre Cataluña y las demás regiones étnicas industrializadas que intentan mantener su derecho a decidir, considerándolas chivos expiatorios del desastre urbanístico y económico de la propia CAM. Esto significa que los ‘multi-étnicos’ han centralizado los tres poderes de Montesquieu cuando sólo tenían por misión coordinar las externalidades sociales según los principios de Coase (1960).

2.2. El Ministerio de Fomento

Las licitaciones centralizadas de obra pública son el instrumento con el que se lleva a cabo el control territorial mediante la edificación y la obra civil. Su estadística se inicia en 1989. Una particularidad de dicha licitación oficial es que parte de ella es atribuida de antemano a un grupo de empresas al mando de la propia Administración, denominado Grupo Fomento. Esta subdivisión les permite ejecutar proyectos sin apenas consultar a las administraciones locales, o bien sin atender a los intereses de estas últimas.

Anteriormente, la política intervencionista de Felipe González había ya perjudicado gravemente a las periferias, con el trazado del AVE lejos de toda ruta comercial, la expropiación de Rumasa, Intelhorce, Banca Catalana, etc. Más tarde y poco antes de la llegada al poder de José Mª Aznar, hay evidencia de que el mayor volumen de obras llevadas a cabo, se ubicaron en el Área Metropolitana de la CAM o en sus accesos inmediatos.

Al respecto, destacan los avatares de la Administración Central relativos al Corredor del Mediterráneo, proyecto financiado conjuntamente con la Unión Europea. Dicho Corredor ha sufrido tantas modificaciones que ni el Puerto de Barcelona ni su Zona Franca no están todavía vinculados por vía férrea en lo que son las instalaciones de mayor estiba de todo el Mediterráneo.

El Grupo Fomento también ha llevado a cabo numerosos proyectos que han perjudicado al Medioambiente, sobretodo en el Litoral, como la plataforma Castor o los inmensos puertos deportivos. En cambio, ha pospuesto la instalación de generadores de energía eólica y solar y el desmantelamiento de refinerías contaminantes y de su central nuclear del Mediterráneo.

Otro agravio muy significativo a Cataluña y las otras regiones industriales son las balanzas fiscales. Como hemos visto por el principio de Homer Hoyt (1939), los impuestos deberían favorecer las actividades reproductivas de bienes ‘city forming’ en dichas regiones y gravar más a Madrid donde imperan los servicios ‘city serving’, incluyendo los que la CAM ha conseguido arrebatar fuera de ella, como la industria editorial y mediática o las farmacéuticas entre otras.

2.3. Las raíces del odio nacional

Es obvio que esta discriminación hacia Cataluña y las demás regiones con etnia propia de la Península, existía ya en el Alto Medioevo, si no la epopeya cátara no hubiera tenido lugar. Lo cierto es que hay constancia de agravios a la llamada Corona de Aragón por parte del Reino de Castilla, como la prohibición ‘de facto’ de participar en la colonización de Latino-América. Ahora bien, la ‘declaración definitiva’ de odio hacia Cataluña tuvo lugar cuando cierto nieto de Luís XIV, duque de Borbón y Anjou, invadió el Territorio del que era Rey con el nombre de Felipe V.

Varios acontecimientos ulteriores han alimentado dicho odio. Anthony Pagden (1990) cuenta que hasta el Siglo XVII, el Reino de Nápoles fue catalano-aragonés y prosperó bajo el ‘principio de confianza’ sin el cual el comercio marítimo no es posible (se dice que en el mar, quien miente no vuelve a tierra…). Pero en cuanto llegaron los Austria, impusieron el principio de ‘honor/soberbia’ hundiendo la navegación y al mismo tiempo la ética, la justicia y la economía.

Otro relato procede de García Espuche (1998). Tras la quiebra del Estado a finales del S XVII en Medina del Campo, el eje Laredo-Amberes que llevaba la paga a los Tercios de Flandes, fue substituido por el eje Barcelona-Génova, reactivando un comercio mediterráneo muy antiguo.

En definitiva, la indispensable práctica del ‘principio de confianza’ por parte de Cataluña y demás regiones industriales, es ciertamente la razón más plausible del odio hacia ellas, no sólo por parte de Madrid sino también de los agricultores que desde el Medioevo practican por atavismo el principio de ‘honor/soberbia’. Pero al emigrar a Cataluña donde hay empleo, han rechazado la integración y formado el ‘cinturón rojo’ lingüístico y electoral de Barcelona.

3. La desinformación

El rechazo de la integración no suele ser voluntario sino que puede proceder de un fallo de la convivialidad requerida por la inmersión, como por ejemplo el no estar interesado en entender al otro o dejarse entender por el otro, sobre todo si hay odio de por medio. Pero incluso si no lo hay, la costumbre de comer mirando la televisión o de viajar juntos con el móvil en la mano, reduce a su vez la oportunidad de hacer el esfuerzo de entender o de hacerse entender en la lengua del otro, temiendo a menudo la búsqueda de ganancias secundarias.

Pero el mayor problema de las regiones étnicas es la persecución oficial de sus lenguas vernáculas. Esto ocurre cuando hay absolutismo y que el poder judicial está en manos de megalómanos que no reconocen a las etnias. Esos personajes se escudan tras Constituciones reconfiguradas para que en Europa o en América parezcan democráticas. Obviamente, la gran perdedora es la información, salvo para las estadísticas porque éstas utilizan guarismos universales.

Para los megalómanos y sus cronistas, la posibilidad encubierta de censura es esencial. Es por esto que casi todos los periódicos nacionales se editan en Madrid y que muchos de los regionales también, mientras que la red televisiva no permite ver las emisoras regionales. En cambio, se informa sobre lo ‘políticamente correcto’ contando con las noticias filtradas y sus dóciles tertulianos: es el perfecto ‘entertainment’.

Un agravio vivido por la etnias de la Península es la censura impuesta en materia de información científica y de carácter socioeconómico. Esta censura ha acabado con los Censos decenales de recorrido, fundamentales para recabar una multitud de datos indispensables al buen gobierno del País que estaban a cargo del Instituto Nacional de Estadística desde 1860.

Así, el último Censo de 2001 debió ser retrasado de casi un año porque el correspondiente Ministro de Economía y Hacienda Rodrigo Rato, había ‘olvidado’ de dotar el tradicional presupuesto para administrar el cuestionario. Ahora bien, la Presidenta del INE consiguió unos meses más tarde llevar a cabo lo que resultó ser el último Censo de recorrido de la Historia.

Desde entonces, ya no hay ni censos ni padrones rigurosos. Por consiguiente, ignoramos casi todo de un sinfín de datos que conocíamos antes de la llegada al poder del Partido Popular. Es más, bajo la ‘conexión cántabra’, ni siquiera la revista científica del INE parece interesada en publicar aquellos artículos que pongan de relieve los problemas socioeconómicos del País.

En definitiva, existe una voluntad oculta pero deliberada de controlar cualquier información que pueda perturbar la sumisión de los políticos dominantes a los poderes fácticos con la venia de jueces afines. Sin embargo, la libre información científica es el instrumento con el que Newton, Darwin o Condorcet contaban salvaguardar la biodiversidad humana la cual incluye, obviamente, el reconocimiento de las etnias. Sin esa libertad desde la enseñanza, la educación y la separación de poderes reconocida como Derecho Humano, la sociedad sucumbirá a la endogamia política y a la autodestrucción por el odio. Es lo que debió ocurrir en Nínive, en el Yucatán, en Petra o en Angkor.

Que la neurociencia nos acompañe…

REFERENCIAS

Beck, Aaron, T.; Freeman, Arthur, 1992, “Cognitive therapy of personality disorders”. Guilford Press, N.Y.

Coase, Ronald, 1960, “The Problem of Social Cost”. Journal of Law & Economics, Oct, 1-44.

García Espuche, Albert, (1998) “Un siglo decisivo: Barcelona y Cataluña, 1550-1640”, Alianza Editorial.

Hoyt, Homer, 1939, “The Structure and Growth of Residential Neighborhoods in American Cities”, Washington, Federal Housing Administration.

Pagden, Anthony, 1990, “Spanish Imperialism and the political imagination”, Yale University.

Vergés, R., 2018, “Statistics from Bank for International Settlements: formation of the foreing debt of Spain”, Revista Estadística Española, 60, 196, 117-128.

Vergés, Ricardo; Monje, José Luís, 1998, “Plan Sectorial de Vivienda de 1998, cap. 9”, PRET, Coordinador: Pedro B. Ortiz.

Zeki, Semir; Romaya, John P., 2008, “Neural Correlates of Hate”. PLoS ONE 3(10): e3556.

2 comentarios en “Cría Cuervos

  1. Lo de la derecha es previsible, saquear y privatizar. Las traiciones de la izquierda palanganera, desde Leguina/Barranco a Errejón/Carmena pasando por la IU black son las que nos deben alertar más.

  2. Hola

    Gracias por el artículo, pero, desde mi punto de vista, algunos párrafos merecen, por parte del autor, alguna explicación adicional.

    Dice el autor:
    “Es obvio que esta discriminación hacia Cataluña y las demás regiones con etnia propia de la Península, existía ya en el Alto Medioevo, si no la epopeya cátara no hubiera tenido lugar”

    Me he perdido completamente sobre lo que el autor llama “epopeya cátara”, ¿se refiere a la “Cruzada Contra-Albigenses” (o Cátaros) proclamada por Inocencio III y llevada a cabo por nobles franceses del norte y alentada por el rey de Francia contra el Langedoc?¿Era Simon de Montfort de esas étnias del interior que practican el “honor/soberbia” según el autor, esos que algunas “multi-etnias periféricas que operan según el principio de confianza” llaman “mesetarios”?¿o era un noble del norte de Francia, como la mayoría de sus huestes según dicen todos los historiadores?
    Me gustaría ver una prueba que refrende ese aserto, más que nada para aprender un poco de (nueva) Historia

    Dice el autor:
    “Lo cierto es que hay constancia de agravios a la llamada Corona de Aragón por parte del Reino de Castilla, como la prohibición ‘de facto’ de participar en la colonización de Latino-América”
    A mí particularmente me gustaría ver esos documentos….
    También puede aducirse que durante toda la Baja Edad Media y en buena parte de la España de los Austrias los negocios en el Mediterráneo eran un “coto privado” de la Corona de Aragón, pues, efectivamente, existía una división bastante fuerte entre los reinos hispánicos en sus “esferas de influencia” que no se superará hasta el Decreto de Nueva Planta, que es el que permite que Cataluña y otras regiones de la Corona de Aragón participar, en igualdad, en los negocios del Nuevo Mundo, hasta el punto que en la guerra de Independencia de Cuba y Filipinas Cataluña fue la región española que más voluntarios envió a la guerra para mantener el Imperio y reprimir a los independentistas cubanos y filipinos, todos con la birreta y portando la roji-gualda. Y es a partir del Decreto de Nueva Planta, cuando desaparece el monopolio castellano y el país se hace “uno”, y es cuando Barcelona empieza su despegue económico tras la decadencia del fin de la Edad Media, y esta decadencia del final de la Edad Media (como la de Venecia) no fue por el “odio mesetario” sino porque el eje mundial de los negocios se había desplazado desde el Mediterráneo al Atlántico, para detrimento de Cataluña, Génova, Venecia y el resto de ciudades y regiones mediterráneas; el agravio lo corrigieron los “odiadores” Borbones cuando, con el Decreto de Nueva Planta, abrieron América al comercio con todas las regiones de España.

    Dice nuestro autor:
    “Otro relato procede de García Espuche (1998). Tras la quiebra del Estado a finales del S XVII en Medina del Campo, el eje Laredo-Amberes que llevaba la paga a los Tercios de Flandes, fue substituido por el eje Barcelona-Génova, reactivando un comercio mediterráneo muy antiguo”

    La “paga de los Tercios de Flandes” provino siempre primero del oro y luego de la plata del Nuevo Mundo, no del “eje Barcelona-Génova”, toda la capacidad de crédito de la Monarquía Hispánica provenía de los metales de Potosí y Zacatecas, hasta bien entrado el siglo XIX el real de a ocho español era la moneda global por excelencia, en particular en la cuenca del Pacífico, de hecho las barras dobles de los dólares yankis, los yen, y los euros provienen de las Columnas de Hércules y estaban impresos en el real de a ocho español, el “spanish dollar” fue moneda aceptada en los EEUU hasta 1857

    https://es.wikipedia.org/wiki/Real_de_a_8

    https://en.wikipedia.org/wiki/Spanish_dollar

    Si el articulista habla sólo de una ruta de transporte, evidentemente con la enemistad anglo-franco-holandesa la ruta marítima era bastante arriesgada y el “Camino Español” desde Milán a Flandes era la ruta preferida de hombre, pertrechos y dineros.

    El artículo, la verdad, no hay por donde cogerlo, me preocupa especialmente una de las últimas frases:
    “Sin embargo, la libre información científica es el instrumento con el que Newton, Darwin o Condorcet contaban salvaguardar la biodiversidad humana la cual incluye, obviamente, el reconocimiento de las etnias”

    El término “biodiversidad humana”, ¿es copyright del autor?, y ¿a qué “etnias” se refiere?

    El autor no se ha leído, evidentemente, a Darwin, en particular su librito “El Origen del Hombre”, parte 1, capítulo V, en particular de la “etnia” irlandesa que había sufrido hacía poco, una hambruna devastadora. Afirma Darwin:
    “De esto resulta que los individuos perezosos, degradados y a menudo viciosos, tienden a aumentar más rápidamente que los que son más prudentes, y ordinariamente más razonables. He aquí lo que sobre este particular dice W.R. Greg: «El irlandés, sucio, inepto, poco ambicioso, se multiplica como el conejo; el escocés, frugal, previsor, respetuoso consigo mismo y noblemente ambicioso, de una moralidad rígida, espiritualista en su fe, sagaz e inteligente, pasa sus más bellos años luchando con el celibato, se casa tarde y deja pocos descendientes. Suponiendo que un país primitivo estuviese poblado de mil sajones y mil celtas, al cabo de doce generaciones, los cinco sextos de la población serían celtas, pero los cinco sextos del aseo, del poder y de la inteligencia pertenecerían á la sexta parte de la población que hubiese quedado sajona. En la eterna lucha por la existencia, la raza inferior y la menos favorecida sería la que hubiera prevalecido y no a causa de sus buenas cualidades, sino de sus defectos”

    ¿Qué clase de mensaje está afirmando Darwin en este libro? En realidad Darwin, como una buena parte de las clase alta inglesa, pensaban que los irlandeses “sucios, ineptos, poco ambiciosos” se merecían la hambruna (se olvidó decir “católicos”).
    ¿Es eso lo que llama el autor “reconocimiento de la “biodiversidad humana” y de las “etnias” por Darwin?
    ¿Y Newton, dónde habló Isaac de las “etnias”?
    Mejor otro día hablamos de Condorcet, puede que no le guste al autor lo que dijo

    Cuidado que los racismos, “etnismos” y otros “neo-supremacismos culturales” (de la periferia o del interior) que se camuflan con retóricas presuntamente histórico-científicas y en muchos casos victimistas que huelen mal a una legua de distancia.

    ¿Porqué mejor no hablamos de dinero a secas en vez de tanta parafernalia pseudo-histórica?

    Recomiendo al autor leer un poco de lo que habla antes de redactar un artículo sobre temas que no son de su especialidad

    Tengan una buena tarde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.