¿Por qué ha firmado Tsipras? – Economía Directa 16-7-2015

Tsipras 2 por Daniele Vico

Hoy hablamos sobre el acuerdo firmado por Tsipras con la Unión Europea y profundizamos tanto en las condiciones del acuerdo como en las razones que han llevado a Tsipras a firmarlo y las consecuencias que tendrá para Grecia, los griegos y Syriza. El programa se grabó previamente a la votación del parlamento heleno sobre el acuerdo. Con Antonio Espín, Jordi Llanos y Carles Sirera. Conduce Juan Carlos Barba.

Fotografía de Daniele Vico

17 comentarios sobre “¿Por qué ha firmado Tsipras? – Economía Directa 16-7-2015

  1. Veinte minutos de programa y este señor defendiendo el modelo de privatización (con las consecuentes reducciones de derechos de los trabajadores y empeoramiento de las condiciones laborales) en lugar de una reforma del público que lo haga efectivo con sistemas de control para garantizar la “productividad”. Este señor ha hablado de empresas que formen a trabajadores y de crecimiento “bueno”… No sé dónde vive, la verdad.

    Para mí, el problema del sistema es la educación, la falta de respeto. En el sistema público hay una carencia de respeto del trabajador por la empresa en muchas ocasiones y hay ignorancia de la importancia de su trabajo y lo que representa. ¿El problema del sector privado? El contrario. La falta de respeto al trabajador y la ignorancia (real o aparente) de la esencialidad de éste para el desarrollo y la existencia de la empresa y el empresario.

  2. El ultraliberalismo dogmático de Antonio es proverbial sólo él parece tener razón, sin embargo el pretender que los intereses que orientan las decisiones europeas son los de limpieza, honradez y búsqueda de la mejora de los niveles de vida de la ciudadanía europea no sólo es utópico, sino criminal pues se dice eso cuando lo que se hace es exactamente lo contrario.
    La ilusión del poder siempre ha sido convencer a la gente que lo que se hace desde el poder económico es lo mejor para ellos. Esto es lo que propone y lo que siempre han intentado los poderosos de todas las épocas. Da un poco de asco escuchar estos argumentos en alguien que, por otro lado, parece inteligente. Vive en los mundos de yupi del ultraliberalismo. Pontificar como lo hace es la peor manera de defender una postura seria.

  3. Yo me he quedado fría con la falta de elegancia y de buenos modales del componaero Antonio Espín, que tiene todo el derecho a tener una opinión (que yo no comparto en absoluto), a expresarla y a defenderla, pero no entiendo la necesidad que tiene de insultar, ni de descalificar a los otros colaboradores. Me ha parecido un comportamiento de lo más soberbio y pretencioso.

  4. No conocía este programa y desde luego que no lo voy a escuchar nunca más. Este Antonio es de lo más desagradable entre lo que dice y como lo dice(de verdad es necesario condimentar todos tus discursos de expresiones homofobas machistas para hacerlas más convincentes?!?). Los otros dos dos tertulianos se limitan durante todo el programa a responder a las barbaridades que ladra este tal Antonio sin llevar en ningun momento el debate a un terreno interesante. Muy mal.

    1. Yo también, lamento decirlo, me he quedado muy disgustado con lo que ha pasado. Se lo he comentado a Antonio Espín y espero que no vuelva a ocurrir. Muchas gracias por el comentario.

      1. No hay problema: el programa es reflejo de la “chuleria” que caracteriza las negociaciones. Y hablando de negociaciones y de “egos” paso a aportar lo siguiente, que creo clarifica algo la situación:

        1. En un texto , en principio confidencial de 10 de julio y en otro de 12 de julio, los dirigentes alemanes incluían una amenaza velada: “En el caso de que no se llegue a ningún acuerdo, se propondrá a Grecia una negociación rápida para una salida (time out) de la zona euro”. W. Schäuble precisaba que le seguiría un purgatorio de al menos cinco años.
        2. Tsipras dijo ante su Parlamento “No he sido elegido para que Grecia saliera del euro”. La población griega y el parlamento no parecen estar a favor de la salida.

        3. Grecia ha de transferir 50 mil millones de euros en activos privatizables . En principio, se decía a un fondo luxemburgués. Pues ese fondo es una filial de la caja KfW (Caja alemana), creada en 1848 para reconstruir Alemania y presidida por Schäuble y Sigmar Grabiel vicecanciller, del SPD y en enemistad manifiesta con Tsipras y su grupo. Finalmente, el fondo tendrá base en Atenas (tutelizado por el eurogrupo), cambio que se debió a Grecia y a Francia, que veía en todo ello un deseo de venganza y de humillación. Como anécdota cabe añadir que la caja KfW envió 300 millones de euros (perdidos al instante) el 19 de septiembre de 2008 a Lehman Brothers … Unos lumbreras

      2. Soy oyente del programa desde hace mucho tiempo, he oído a Antonio EsPPin muchas veces -demasiadas-. Aceptando el hecho de la pluralidad me parecía admisible que se invitara al Sr EsPPin, aunque el ¨tufo¨ ultraliberal hace tiempo que es insoportable, Finalmente ha salido del armario el “fascista” – la verdad es muy tozuda y al final siempre se ve el plumero…- por mi parte creo que no debría aparecer más por el programa este fascista mal educado, engreído, dogmático y soberbio, no pierdo más tiempo adjetivando a este elemento.

    2. No siempre sale así la cosa.
      Yo empecé a oír “Economía directa” por el talante del moderador, que es capaz de decir verdades sin herir vanidades.
      Hay otros (en otros programas como “Ampliando debate”) que las dicen tirando de la ironía, pero sin maldad.
      De los que ya no oigo por faltar al respeto a las personas a diestro y siniestro (aportando “hígados” más que datos) ya ni hablo.
      Bastaría con que criticáramos lo que se dice respetando a la persona.
      Y vale para los que hablan como para los que comentamos.

  5. Estimado Antonio,

    En un debate de la BBC tú tono no sería aceptable. Del mismo modo que en una negociación con luteranos o calvinistas tu rudeza provocaría un rechazo insalvable. Si tu brillante currículum incluye el haber trabajado fuera de España, entenderás lo que te digo. Sé de lo que estoy hablando porque esto lo escribo desde una ciudad de cielo gris perpetuo al norte de los Pirineos en donde vivo y trabajo desde hace 16 años.

    Se puede ser directo e incluso duro y acerado con la palabra, pero caer en la descalificación personal es siempre contraproducente. En tu caso lo es porque alejas a más y más personas de tu mensaje. Cierto que siempre habrá gente a la que le molará ese estilo que te gastas, pero en conjunto pierdes. Echas también por la borda la posibilidad de apuntar a una síntesis. Lástima, porque a veces se intuye que hay cosas en las que Jordi y tú no estáis tan lejos como parece.

    Es realmente una pena porque tienes mucho que aportar. Generalmente te compro una buena parte de lo que dices (a veces nada). Tu opinión es muy válida y sirve de contrapeso a toda una serie de aptitudes e ideas que, sin tu punto de vista, ocuparían completamente el espacio de la tertulia sin merecérselo. No soporto los discursos monocolor y si me hice socio de CB fue, entre otras cosas, por el pluralismo de los Economía Directa. Lo dicho: una pena.

    En cuanto a Jordi y Carles, a veces da la impresión de que su mayor deseo es cazar a Antonio dialécticamente. Esa dinámica cansa.

    Un saludo para los cuatro,

    1. Muy bien dicho, Juan. Aparte de que el ambiente se haya caldeado más de lo necesario, me ha parecido que el problema del debate de hoy ha sido que se ha caído una vez más en divagaciones y en una discusión general falta de detalle y alejada de los temas específicos que se esperaba debatir, y que al final, como ha recordado precisamente Antonio al terminar, han quedado en el tintero – y tras una hora y tres cuartos de programa… Yo pediría con todo respeto a Juan Carlos que impusiera su posición de moderador con algo más de fuerza, pero lo de hoy no va a lograr que deje de escucharos. Un saludo

  6. Yo no veo salida de tono alguna en Antonio, o por lo menos, no tan diferentes como las salidas de otros contertulios al referirse despectivamente a algunos políticos y economistas (castuzos, traidores, etc)

    No saquemos las cosas de tiesto, Antonio defiende una posición legítima aunque sus forma sea “directa”. Y tiene razón cuando dice que desde las posiciones de izquierda se habla tan alegremente de “Guerra”.

    El problema que veo es que en épocas de crisis las posiciones se radicalizan “libertarismo” v.s “marxismo” cuando en realidad deberían conformar un nexo o un centro donde la toma de decisiones deben beneficiar a todos.

  7. Soy oyente del programa desde hace mucho tiempo, he oído a Antonio EsPPin muchas veces -demasiadas-. Aceptando el hecho de la pluralidad me parecía admisible que se invitara al Sr EsPPin, aunque el ¨tufo¨ ultraliberal hace tiempo que es insoportable, Finalmente ha salido del armario el “fascista” – la verdad es muy tozuda y al final siempre se ve el plumero…- por mi parte creo que no debría aparecer más por el programa este fascista mal educado, engreído, dogmático y soberbio, no pierdo más tiempo adjetivando a este elemento.

    1. El fascismo nada tiene que ver con el liberalismo. De hecho son liberales y comunistas los que se alían para acabar con el fascismo.

    2. Cuando os hablan de trabajo duro, de buscarse la vida, de ahorro, libertad y os sacan del cuento de alicia en el pais de las maravillas que vende es estatalismo oficial os ponéis de los nervios.

      Fascismo es socialismo + nacionalismo. El fascismo lo menta otro en el audio que dice sin reparos que el uso de la fuerza es la forma más eficaz de resolver los problemas, eso sí que está en la línea fascista.

      La libertad, la paz, los intercambios voluntarios, la colaboración, el trabajo, eso no tiene nada que ver. Recapacite un poco sobre sus planteamientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.