¿Quién tiene la culpa de las deudas? – Economía Directa 16-7-2015

Deuda por torbakhopper

Hoy hablamos sobre el acuerdo firmado por Tsipras con la Unión Europea y analizamos las presiones y las posiciones negociadoras que se tomaron durante las conversaciones previas, analizando la situación económica de Grecia con un ojo puesto en las cuentas españolas de la deuda externa y las diferencias entre los ciudadanos de los países del sur y del norte. Hablamos también sobre la última estafa bancaria con las tarjetas del Banco Santander y cómo la Sareb está perdiendo dinero a espuertas. Con Francisco Guillén, Ignasi Carrera y Luís Pulgar. Conduce Juan Carlos Barba.

Fotografía de torbakhopper

7 comentarios en “¿Quién tiene la culpa de las deudas? – Economía Directa 16-7-2015

  1. A ver, aquí sólo acaban hablando Espín y Chesco, que está muy bien que hablen y que den el contrapunto, pero, j*der, últimamente, los dos, se ponen tan a la defensiva que acaban haciendo una demagogia enorme y no se desarrollan las ideas, no salimos de la casilla de salida, la pluralidad está muy bien pero es que no avanzamos, a ver si llegamos a alguna conclusión y vemos otras vías de acción. Ahora mismo seguimos discutiendo si la deuda es repudiable o no, muchos que seguimos este colectivo ya estamos al cabo de la calle, ya sabemos que la deuda es odiosa, vamos a ver si pasamos de ahí y averiguamos qué hacer DESPUÉS, después de repudiar la deuda, después de que Shäuble nos mande a los sicarios, digo esto por dar dos ideas pero hay muchísimas cosas más de las que hablar MÁS importantes de si la deuda es repudiable o no: la deuda es odiosa. Chesco que tenga su turno de palabra y que luego se calle, copón!

    1. Perdón por el exabrupto al final. Otra cosa, donde digo que hay csas MÁS importantes, quiero decir cosas más *interesantes*, importantes son generalmente todos los temas que tratáis en el programa.

    2. Estoy contigo, estos dos lian los temas y salen siempre por los cerros de Ubeda. Que dejen la especulaciones y expresen sus puntos de vista. Llegan a ser cansinos. A veces me siento como si estuviera en una tertulia televisiva. Curiosamente coinciden en que la culpa es del pueblo llano, Espín además, me da la sensación, solo tiene en cuenta al 95% de la población.

  2. Cuando la especulación desatada de los grandes centros financieros hicieron financiera la economía; cundo surgieron subprimes (al grito de todos propietarios y menos revoltosos); cuando se titularizaron esas subprimes haciendo trocitos y repartiéndo los tóxicos (considerados “bocatto di cardinale”) por todo el orbe; cuando cayeron Lehman B.; cuando surgieron escándalos Libor; cuando se RESCATARON otros a costa de la población …. cuando pasó todo eso – que pasó y mucho más- NADIE, NADIE pudo encontrara a jubilados griegos o a ciudadanos de nómina o de “izquierda radical” a los que culpar sino a los que cargar deudas bancarias y corrupciones, y el tema no está resuelto. Cuando al jubilado de baviera se le dice que los jubilados griegos tienen … no se le recuerda que es el sistema financiero el que se jugó a la ruleta sus jubilaciones … Tampoco se le dice que es el que sigue haciendo lo mismo y escondiendo las grandes fortunas en bancas paralelas, etc. ¿Quién decide lo que se hace? ¿A quién beneficia? ¿¿Quién paga la factura? He ahí la cuestión

  3. DEUDA pública de España :

    1) En el año 2007 = 383.798 millones (35,50% del PIB)
    2) En el primer trimestre de 2015 = 1.046.192 millones (98,00% del PIB)

  4. La deuda pública ha aumentado con el trasvase de la deuda privada, la crisis y los rescates no con los beneficios ni las “fiestas ciudadanas”.
    La deuda privada externa (empresas tocho y vinculados) es el problema de España, y con diferencia de otros países europeos. Eso lastra la economía.

    Las responsabilidades no interesa determinarlas, y no sólo porque sean de la “empresa amiga o la jubilación del cajero amigo” sino porque las burbujas y las crisis SON PARTE DEL MISMO SISTEMA ECONÓMICO cada vez más inestable, pero que se defiende y enriquece a unos cuantos haciendo cambiar el dinero de manos en un “el pez grande (para crecer) se come al chico”.

  5. Por favor, Sr. Don Francisco Guillén , deje hablar a los demás. No interrumpa y escuche atentamente a sus interlocutores. No sea tan vehemente y un poco prepotente. Los demás también pueden llevar por lo menos una parte de razón. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.