Los mass-mierda – Ampliando el debate

Hoy ampliamos el debate respecto a los medios de comunicación. La teoría de la democracia liberal otorga a la prensa la medalla de latón de la separación de los poderes: el cuarto poder. Premio de consolación de la democracia. Chascarrillos aparte, los medios de comunicación tienen un papel fundamental a la hora de moldear la opinión pública, que tiene efectos tangibles y concretos en las políticas de los países: desde la orientación del voto hasta los límites de los debates. Que de eso algo sabemos. Los medios de comunicación establecen los temas que se debaten y el marco en el que se debate. Establecen sobre qué se habla y sobre qué no se puede hablar. ¿Hasta qué punto nos influyen y cómo los medios de comunicación? Con Con @desempleado666, @Shine_McShine e y @iracundoisidoro. Conduce @TxusMarcano.

Bibliografia: Herman, Edward S.; Chomsky, Noam (2002). “Manufacturing Consent. “Public Opinion” por Walter Lippmann. “After the Fact?” por Marcus Gilroy-Ware. “Fábricas de cuentos” por Javier Mestre. “Network. Un mundo implacable” (1976 film) con dirección de Sidney Lumet y guión de Paddy Chayefsky.

Ir a descargar

2 comentarios sobre “Los mass-mierda – Ampliando el debate

  1. Yo creo que el punto de partida de la pretendida preocupación por las “fake news” se inicia con lo ocurrido con CHina y Rusia a raiz de la guerra de Libia. Fue con esa guerra y con cómo los EE UU y la UE les tomaron el pelo (p.e. la pretendida zona de exclusión aérea resultó ser, no eso, sino bombardeos puros y duos de la OTAN para que los yihadistas ganaran al ejército libio) a partir de que Rusia y China abandonaron la política previa de sumisión a Occidente y empezaron a andar un camino independiente.

    Y ocurrió que Rusia había conseguido algo que nadie había conseguido antes: el crear medios de comunicación que tenían influencia a nivel mundial. RT, Sputnik, etc. Y empezaron a dar versiones contradictorias con la hasta ahora versión occidental (todo un sistema de “pieces of fake news” de cabo a rabo) y que tenían eco e influencia. La pérdida del monopolio de las “fake news” es lo que les ha fastidiado, y llaman “combatir a las fake news” a la guerra por recuperar ese monopolio. Irán también tiene medios con cierto eco, como HipanTV o PressTV, pero con mucho menos eco, y más difícil que lo tengan, al menos aquí en occidente (y aún así si han logrado cierto impacto). La guerra contra las fake news es algo muy turbio, es censura en definitiva para garantizar el monopolio de la mentira.

    Yo lo de Internet veo menos claro que sea esa la causa de la “guerra a las fake news”. Es verdad que facilita mucho el acceso a la información y a cualquiera a darla. Pero requiere muchísimo esfuerzo y por ello tiempo y hasta un cierto nivel formativo y cultural, y luego el andar filtrando, el “minar” esa información, puede que mucho más que en la era previa a INternet, en que el volumen de información era mucho más limitado y enseguida corrían los rumores de tal o cual libro, etc., sin que quedara ensordecido por el ruido. También, creo que aunque les ha fastidiado el ya poco lucrativo y sostenido por el gobierno negocio de vender periódicos, pero paradójicamente lo que ha hecho Internet es ampliar el eco de la prensa tradicional (el capitalismo en esto va por un lado, y el papel de la prensa por otro), porque, qué hace la gente sino ponerse a retuitear y dar extensión a los artículos de la prensa. De hecho, antes de todo esto, de vez en cuando te comprabas algún periódico o revista norteamericana, o inglesa, o alemana… pero ahora los ves regularmente desde España, e incluso muchos tienen versión en castellano.

    EL tema de

  2. Los poderes formales …, disponen de la fuerza, pero son testaferros del capital. Hablemos de los poderes reales, los fácticos que se decía otrora. El poder lo tiene quien puede dominar tu voluntad, y ésto se consigue, sintetizando, con uno de los tres: quien detenta la fuerza, los recursos o quien conforma tu voluntad. Y ambos dos se sustentan conforme quien tenga los recursos (dinero), por tanto, éste es el primero y decisivo. Y en democracia, emplear la fuerza contra “tu pueblo”, no es muy …, luego hay que votar… (claro que están las varias redes stay behind). Si a ésto le sumamos que estamos en la era de la información, con las Tic’s, todas las cabecitas conectadas en todo momento y en todo lugar a canales surtidores de control … Exacto, nos conducen a control remoto. Vemos que hoy, no en la Edad Media pero sí hoy, los mcccmcm son muchísimo más que el 4º poder, conforman a la persona, la dirige, el poder interno, constituyente del ser humano.

    Al hablar de información nos equivocamos si sólo nos referimos a la información lingüística, conviene hablar de información sensoemolingüística. Si te embrutecen los sentidos, pierdes percepción y anulas neuronas y zonas cerebrales y pierdes capacidades y percepciones: obrero de la construcción que se queda ciego tendrá unas manos con las que no podrá leer braille, por tanto …; si habitualmente escuchas música máquina (¿y rap, rock duro, etc.? ¿Es la música del sistema para la plebe? ¿O la popularizan por casualidad?), te desestructurará el sistema nervioso; si, además, lo haces a volumen alto, no sólo perderás audición y consecuentemente …, además de cansancio …. Si ves programas estilo sálvames, te (si habitual, adicte) enfermarán las emociones; las películas angustiantes, de terror …., aumatizarán respuestas motoras … Es esa información multimedia, la sensoemolingüística, la que junto con la nutricional, la cinética y la genética, todas en interacción, las que hacen al ser humano. Poner de relieve que la información lingüística sólo es una parte de nuestra cognición, y que lo sensorial es previo y determinante, y que lo emocional marca, dirige la …

    Nos equivocamos si nos enfocamos exclusivamente en la información lingüística: la sensorial la predelimita y la emocional, la marca. Y no sólo por lo apuntado, también porque aquélla, mal que bien, se sustenta en lo racional (falacias y retórica inclusive), sin embargo ésta última, la emoción, no se rige por lo racional. Un mismo y determinado diálogo (lengua) puede significar (más interpretarse) cosas incluso contrarias según sea una u otra escena, encuadre, luz, vestimenta, etc. (visión), movimiento (cinética) y según un tono, una música u otra (oido): puede ser una de risa de Chaplin o de miedo de Hitchcock: el diálogo es el mismo pero lo que dice es muy diferente. Luego lo que dicen (información lingüística) sólo es una parte y para saber lo que comunican se ha de … También centrarnos en lo estrictamente político es … limitarnos, equivocarnos, la alienación y la toxicidad la cuelan mucho mejor y con mucho mayor impacto (emocional, cognitivo, sensorial …, o sea, en los gustos, valores …decisiones y acciones) a través de las otras informaciones …

    Conviene contraponer los mces (medios de comunicación de la emancipación social) a los mcccmcm (medios de comunicación del control, la colonización mental y la conducción de masas). Los dueños de éstos son …. luego ¿qué van a comunicar? Los dueños precisan sirvientes. Por eso conviene no confundirnos, no meter todo en el mismo saco, diferenciar el trigo de la paja y hablar de manera que identifiquemos con claridad, sin ambages, de qué hablamos, llamar al pan, pan y al … Decir medios de comunicación …, incluye hasta el teléfono … Hoy la realidad que conocemos es la que nos comunican los mcccmcm, la gran mayoría falsa y/o tergiversada y/o irrelevante… Ojo, no olvidar la que desconocemos porque nos la ocultan. Y si en la inmensa mayoría, la que nos muestran ni es la más relevante y ni tan siquiera coincide con la verdad, es para engañarnos, es la que les interesa a sus dueños, al sistema del que son pieza sustancial, su brazo-arma mental, para seguir teniendo súbditos. Porque, al fin y a la postre, nuestras decisiones se basarán en las informaciones sensoemolingüísticas que nos han inoculado y, consecuentemente, también nuestra acciones serán …..

    Pero no podemos quedarnos en la mera aclaración de la realidad, ni en su diagnostico, hemos de enfocarnos en cómo remediarla de manera eficaz. Y es que nos desenfocamos y no tratamos lo que realmente depende de nosotros y que deberíamos de hacer. Para ello debiéramos empezar por diagnosticar nuestra propia realidad, la de los mces: grupos, urls dispersos, de tendencias diversas, desarticulados, etc., etc. Habría que romper con ello: unas jornadas de las webs, youtuber, etc., de izquierdas (desde anarquistasa comunistas pasando por todo lo de más), con el objetivo de conseguir una red de mces, un ecosistema de emancipación (multimedia), con uno, dos o tres faros (directorios) que alumbraran y redirigieran a todos los demás (para que la gente no se perdiera en la red). Aquí hay un amplísimo campo de temas a desarrollar. Claro que contamos con un hamdicap que nos automutila: los imaginarios sectarios de cada secta que no pone en común sino que resta. Imaginarios de siglos pasados que nos tienen trabados en la nadería, mientras nos van avasallando cada vez más. Hay que acabar con imaginarios que no suman. La critica no sólo es necesaria, sino que debe formar parte de dicho ecosistema, pero no para romperlo, sino al revés, para … Si no conseguimos un ecosistema de mces eficaz que un contrapeso, como mínimo suficiente a los mcccmcm, seguiremos, más en nuestra era de la información, retrocediendo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.