El régimen no es regenerable (Artículo)

Noticia de hoy mismo. La corrupción no cesa porque es la esencia del régimen mismo. El subdelegado del gobierno de Valencia (la policía está a sus órdenes) y el exvicealcalde de la ciudad, detenidos por diversos delitos. El primero, militante del PSOE, el segundo del PP. Viva el bipartidismo canovista de la Restauración y el Rey emérito huido en Abu Dhabi, a gastos pagados por el estado español, según reconoció la Vice, la Carmen Calvo. Otro corrupto más, mejor dicho, el corrupto jefe.

Lloverán millones desde Europa hacia España -dicen, pero no acaban de llegar- para reconstruir la dañada economía española después del Covid. Pero no se emocionen, se lo ruego, para ustedes no habrá nada. Ya se lo tienen repartido los dueños del cortijo, es decir, el Ibex 35 y alguna multinacionales. Ustedes no verán ni un duro o como mucho y para disimular, alguna limosna para su ayuntamiento. La tajada, lo que se dice la tajada, ya saben donde va a ir.

Dicen que una de las consultoras que dirigirá las inversiones es ACENTO. Les dejo el enlace. Búsquenla en internet y descubrirán caras conocidas del PSOE y el PP.

Porque aquí en este régimen llamado democrático, que no lo es, la pirámide y estructura es la siguiente: arriba de todo están los amos y dueños del cortijo, que ya les he dicho quienes son. Después vienen sus cooperadores necesarios, es decir, toda la grey de altos funcionarios del estado, pues ellos son fundamentales en sus interesados diseños legislativos y reglamentarios, y su interpretación, a favor del los amos.

A continuación siguen los gerentes del cortijo. Me refiero a toda la clase política de nivel medio y alto (diputados, senadores, ministros, cargos autonómicos y el mismo presidente del gobierno), siempre a las órdenes de los amos del cortijo, pues sino se les reemplaza, expulsa o releva, y listo. Finalmente, estamos todos nosotros, a los que nos dejan gritar un poco o quejarnos sin exagerar y cada cuatro años somos convocados a un sesión de circo para elegir, cesar o reelegir a los gerentes, que siempre suelen ser los mismos o sus herederos en un 90%. De que sean los mismos o sus herederos se encargan las jefaturas de los gerentes, también llamadas partidos políticos.

A todo este entramado le llaman democracia. Los filósofos griegos le hubieran llamado oligarquía.

El PP y Vox, es decir el planeta y el satélite acabarán justándose tarde o temprano, mas todavía después de la desaparición de Ciudadanos. Y en el otro flanco, ahí tienen a Errejón dispuesto a absorber a Podemos y luego, todos sin duda y dilación de nuevo en ruta al PSOE, que esta vez sí les garantizará buenos cargos.

Vuelve el bipartidismo. La demostración más clara de que el régimen no es regenerable.

http://laquesenosvieneencima.blogspot.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.