Terror en el campo – Polinomia 5-11-2014

Terror en el campo por Juan Buchelli

Un ejemplo vivo de lucha activa contra los crímenes de los nibelungos del R78: Fernando Báez Santana -padre Baéz- es el símbolo de la resistencia alzada en Canarias contra una castuza local -la del Cabildo de Gran Canaria- auténticos dueños de la isla que usan la excusa de la protección medio ambiental para enriquecerse y sembrar el terror contra el campesinado canario forzado a la extinción. Hablamos con el Padre Báez de nuevos escándalos, como el favorecer a multinacionales concretas de la alimentación en detrimento de la sostenibilidad insular. Para cerrar el programa rescatamos la memoria de una cultura y de unos valores compilados en su nuevo libro “Valerón”, de más actualidad que nunca en una época necesitada de valores y referentes auténticos contra los de una casta cínica, corrupta y ladrona. Conducen El Aleph y Pepe Crespo.

Fotografía de El coleccionista de instantes

Un comentario sobre “Terror en el campo – Polinomia 5-11-2014

  1. En Galicia está ocurriendo algo parecido desde hace ya varios años. Prácticamente no permiten hacer nada en el campo y este está siendo abandonado paulatinamente. Prefieren y fomentan la existencia de bosque que los cultivos tradicionales. Muchos nos dedicariamos al campo si nos dejasen. Ni siquiera puedes cortar tus propios árboles (dependiendo de la especie) para leña. Árbol que a lo mejor plantó un antepasado tuyo para beneficio de sus sucesores y que ahora no podemos tocar.
    En mi opinión tiene bastante que ver en todo esto los intereses de cazadores que es una actividad que mueve muchos millones de euros al año.
    Me dá mucha vergüenza el país en el que vivo. Creo que todos aquellos emigrantes que retornaron por morriña al cabo de los años se han equivocado y nos han hecho crecer a sus hijos en un país que no sirve ni para dar pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.