¿Por qué se quiere ir Cataluña? – Economía Directa 31-8-2017

Hoy hablamos sobre el impacto que está teniendo internet en las personas, a raiz de los últimos informes que han aparecido al respetco. también hablamos sobre la revalorización del euro frente al dólar y la libra esterlina y analizamos a qué se debe este movimiento y cómo influirá a nuestra economía. Por último, hablamos sobre el proceso independentista en Cataluña. Con Jordi Llatzer, Carlos Muñiz e Ignasi Carrera. Conduce Juan Carlos Barba.

Fotografía de Ferran Legaz

18 comentarios en “¿Por qué se quiere ir Cataluña? – Economía Directa 31-8-2017

  1. Sobre el proceso independentista en Cataluña se quieren ir porque son tontos, no lo listos que se creen ellos, sólo son listos para robar y engañar. Les han engañado unos ladrones inescrupulosos en ese rinconcico sin importancia. Son malas personas, porque insultan a su gente llamándolos charnegos. Son brutos, jamás Cataluña ha contribuido con nada a la civilización y cultura occidental o española. Son peseteros, o de monte o de omerciar.
    Y por último, si es verdad que Cataluña produce, vende, comercia, exporta, tanto:
    ¿Porqué es Ud pobre?

    Cataluña está arruinada y endeudada porque carece de recursos, acá explicado por detalle.
    http://cort.as/Y-TY

  2. Por fin Mariano ha decidido actuar, advierte que si no paran el “pruces”, hará una consulta doble a la Abogacía del Estado y al Consejo de Estado, eso sí manifiesta que:
    – no aplicará el 155, ni el 116 de la Constitución
    – no aplicará la Ley de Seguridad Nacional
    – no aplicará La Ley de Partidos
    – no instará a la aplicación del Código Penal
    – no aplicará ninguna medida ejecutiva que pueda molestar, no sea que le tachen de poco democrático .

  3. Cuál es el único medio en el que se pueden oír o ver algunas ideas de izquierdas? El medio, dentro de lo que cabe, más amplio? Público, la Sexta, Cuatro…?

    Nada de eso, el medio en el que se pueden ver algunos puntos de vistas distintos a los oficialistas, aunque les parezca increíble, es Intereconomía.

    Sí, Intereconomía podrá ser un medio repugnante pero es el único que ofrece puntos de vistas distintos y más progresistas, junto a los más conservadores y fascistas, por supuesto. Pero Intereconomía es más plural que el resto de los medios del régimen.

    Por ejemplo, Intereconomía ofrece muchas veces emisión de RT, y en los noticiarios de RT se pueden ver y oír puntos de vistas distintos sobre Venezuela a las obsesiones castuzas de los medios de derecha y pseudoizquierdistas del régimen del 78, y a los falseamientos de PRISA. En Intereconomía, se podía escuchar, aunque fuera en un programa friki hace unos años, “Camino del Misterio”, a Daniel Estulin, que podrá ser tachado de conspiranoico pero que llegó a decir algunas verdades incómodas para la casta, la OTAN, Estados Unidos, etcétera. En Intereconomía he llegado a oír ante la indignación de los peperos a la pesoera esa que estaba de moda hace unos años, la Talegón esa, que Estados Unidos financiaba al ISIS. En Intereconomía he visto entrevistas a Cao de Benos y a Roberto Centeno. En Intereconomía he visto como Jorge Verstrynge decía las verdades del barquero y un sinvergüenza de la calaña de Hermann Tertsch tenía que salir corriendo humillado y avergonzado a esconderse debajo de algo, en Intereconomía he visto como el pirata ese, el del parche en el ojo, con sus amiguetes reconocían y narraban como Estados Unidos financiaba al Estado Islámico. En Intereconomía ha salido algunas veces García Trevijano, el único medio que tiene cojones de sacarlo.

    Por supuesto no tengo ninguna simpatía hacia Intereconomía pero esas cosas serían impensables en la Sexta por ejemplo, que solo sabe sacar las “bobaliconadas” del Jordi Évole, las payasadas del Guayomin y las gilipolleses naif del gordo tontorrón de por la mañana, el cinismo impúdico de su mujer y el salsa rosa de Marhuenda, Inda, y compañía, la comparsa, adoctrinando subliminalmente y bajo cuerda sobre el ideario de La Razón y los intereses del grupo accionarial que realmente maneja la cadena, arrimando el ascua a la sardina de intereses espurios.

    https://www.youtube.com/watch?v=1S6z1I235Nk

    Y sobre Trevijano y su movimiento hay que decir que probablemente coincida con gran parte de las críticas de JC Barba sobre él, pero hay que reconocer que es el único que sigue siendo fiel a sus principios después de que el 15 M y todo lo que se armó hace unos años fuera desmantelado por una basura llamada Podemos y, hoy por hoy, es lo único más o menos serio que se opone al régimen criminal del 78. Nobleza obliga.

    En otros aspectos, Trevijano no es ningún intelectual. Por ejemplo, cuando pretende justificarse por medio de la ciencia, hace completamente el ridículo y ni siquiera se entera. Para tratar de justificar la desigualdad humana recurre a tópicos liberales anglosajones y del darwinismo social de principios del siglo 20 que han sido superados y ampliamente desmentidos por los genetistas hace ya varias décadas. Cuando habla de la entropía y del segundo principio de la Termodinámica, casi siempre lo enuncia al revés, y otras, las menos, bien. No tiene ni puta idea de lo que habla aunque él crea que sí.

    Recuerdo que una vez, en Intereconomía precisamente, discutía con un cura astrofísico sobre el ateísmo y este le hizo una pregunta: qué es la materia. Pues el prepotente García Trevijano, aunque él cree que le ganó la discusión, no hizo más que el ridículo y contestar necedades. Sí, Trevijano sabrá mucho de política pero con su prepotencia se mete en camisas de once varas de las que encima ni se entera.

  4. El tertuliano Ignasi Carrera da auténtica vergüenza ajena. Es el ejemplo perfecto de tonto útil victimista, incapaz de realizar un mínimo de autocrítica y de poner sobre la mesa toda la mierda que ha soltado su región sobre el resto de España, en especial las regiones más pobres. Que este sectario sólo vea insultos y comentarios agresivos en una única dirección (de España a Cataluña) da una idea de la ceguera mental que tienen un porcentaje notable de catalanes.

    Ah, y para que quede constancia, lo de arriba es sólo mi opinión, la opinión de un tipo que es catalanoparlante, que vive en Mallorca (Balares es la región española que menos recibe de la caja única) y que tiene muy claro que es una absoluta incoherencia pretender ser nacionalista y además izquierdista o progresista.

  5. Así que cataluña son los únicos que sufren a Rajoy , Zapatero y demás mierdas, pero no recuerdan el capo del independentismo catalan.
    Pujol posiblemente el político mas corrupto de españa y a saber sino de europa. De eso el contertulio independentista no habla.

    Vomitivo.

  6. Nadie se quiere ir. Hay un grupillo de aventureros políticos ,irresponsables e incapaces, que quieren secuestrar Catalunya para extorsionarla y saquear a sus ciudadanos a sus anchas como lo hacen desde Madrid el bipartidismo sin control. Lamentablemente parte de la población catalana ha sido sistemáticamente manipulada, con agitación y propaganda (digna de estudio) para contaminar sus cerebros con la ideología absurda y retrógrada del nacionalismo.

  7. Barcelona. Yo conozco a muchas y son muchas personas jubiladas (por cuestiones que no vienen al caso) que han sido educados en època franquista y son independentistas. Eso que decis de las personas mayores son conservadoras no es cierto, aquí no.
    Y muchos son inmigrantes del centro y sur de España. Inmigrantes de los años 50/60 y totalmente integrados con hijos y nietos nacidos aquí.
    Carlos Muñiz no entiendes nada. Es fàcil hablar sin vivir la situación.

  8. Ignasi, preguntas mucho… pero dime ¿tú qué propones para arreglar esto y revertir la situación? Nunca lo dices. Te lo pregunta alguien que es medio madrileño y medio catalán, o sea un bicho raro al que se le desgarra el corazón que se hable de lo catalán y lo español como cosas opuestas y carentes de intersección.

    Ya que con lo de Cataluña se le ha dado aire al término desconexión, os diré que a mí lo realmente me apetece es desconectar totalmente de todos los medios de comunicación y todas las redes sociales que operan en Celtiberia hasta una fecha que se situe más allá del 1 de octubre. Con aplicar un pelín de disciplina emocional yo lo tengo fácil ya que estoy fuera. Al norte de los Pirineos os aseguro que todo esto a la gente ni le va ni le viene. Como mucho alguno te pregunta de qué va el rollo ése de Cataluña… por pura curiosidad antropológica supongo. Así que creedme que es una delicia tener a mano el recurso de poder desconectar de todo lo que se ve y se oye en el ruedo ibérico, porque las burradas que se dicen por los fans de los dos bandos, por los hunos y los hotros si se me permite un término unamuniano, son todas para llorar (y no me estoy refiriendo a vosotros, entiéndaseme). El nivel de troleo que se ve en ivoox o aquí mismo es una buena muestra.

    Soy socio de CB, pero los podcasts de Ignasi y Cesco (un saludo cariñoso para los dos) los puse en cuarentena hace ya mucho. Me cansaban enormemente las discusiones con Cesco repitiendo lo del mamoneo del nacionalismo e Ignasi lo de que porque no se va a poder votar… pero como, siguiendo en lo unamuniano, España me duele aun estando lejos, esta vez me atreví a escucharos hasta el final a pesar del título del podcast… Eso sí, para los próximos podcasts sobre el tema creo que trataré de optar por lo de la desconexión. Visto desde fuera, y haciendo un esfuerzo racionalizador para superar lo de los suspiros de España, hay temas mucho más serios en los que pensar tal y como está el patio.

    ¿Es que nunca vamos a aprender nada?

  9. Una cosa que no se percibe en el debate es también un hastío profundo de la estafa de la transición. La posibilidad de debatir el modelo social y político entero y llevar a la pràctica las consecuencias de este debate. Es hastió del franquismo politico, economico y sociologico. Esto es una oportunidad para todos los españoles que no se alinean con este règimen estafa. El factor identitario catalán, al que muchos no somos ajenos, es el pegamento en torno cuaja esta posibilidad.
    Vivan las Repúblicas.

    1. Se dicen independentistas y están mamando de la monarquía y del régimen del 78, participando en sus elecciones y de la misma ideología chupóptera partitocrática. El independentismo no es más que otro subproducto del régimen del 78 y la casta, igual que Podemos, alforjas socialdemócratas estas últimas completamente absurdas, pues para esa sarta de sandeces ya estaba la basura del IUSOE.

      El analfabeto pseudoreferéndum es resultado del fracaso de un régimen putrefacto desde la raíz y cuyo factor de gobierno es la corrupción. Lo único que cuaja es el sinvergoncerío autodestructivo que nos somete desde la transición de fase del franquismo.

  10. ¿Por qué titulas “Cataluña se quiere ir”? En todo caso serán los separatistas catalanes, algunos originarios de otras regiones de España, los que se quieren ir. Como manipuláis. Luego te quejas.

    Cataluña siempre ha sido España. Jamás ha sido una nación. Lo que ya es de coña es que el héroe del separatismo catalán, Rafael Casanova, sea un patriota español. Juan Carlos, estas mentiras tan flagrantes que expreso yo en un solo párrafo ¿no te hacen reflexionar?

  11. En este programa hay una gran diferencia entre el tema de Internet y el de Catalunya.
    En el primero, el de Internet, se estudia el tema desde una perspectiva actual, que mira desde todos los puntos de vista el proceso del cambio social actual.
    En el segundo, nos encontramos con un planteamiento del tema de Catalunya cargado de tópicos y con puntos de vista del siglo XIX. Sin tener en cuenta que estamos en el siglo XXI y que ha habido y hay un cambio social; quizás no muy sustancial, pero considerable.
    Por ejemplo, en el siglo XIX, en España, el súbdito no tenía medios (elecciones legislativas periódicas) para elegir a sus mandatarios (no hablemos de las “subditas”)
    Esta segunda parte, está cargada de tópicos. En un momento, Jordi, sin proponérselo, y sin ser consciente de lo que dice, da ha entender que la educación y socialización en las escuelas franquistas eran mejores que la de la transición.
    Yo, desde Catalunya, cuando oigo hablar del “problema catalán” por personas de fuera de Catalunya, tanto de personas bien intencionadas o mal intencionadas, sus razones y comentarios me parecen extraños a la realidad catalana.
    Por un lado, unos señores i señoras nos hablan de la Constitución (que en un principio se creó como herramienta de libertad) como si fuera la Santa Inquisición que tiene el patrimonio de la verdad, y el Tribunal Constitucional como si fuera el Tribunal Inquisiciónal. Algo inamovible, estático.

    Otro punto de vista es el que toman el “conflicto catalán” como algo endemico, algo tipico y que no tiene solución.
    Por ejemplo: Cuando yo pago el peaje de una autopista en Catalunya y me entero que en Madrid hay unas carreteras que no es necesario pagar peajes por ser igual o mejor que las autopista. A mi esto no me parece una cosa ni folclórica ni típica, más bien me parece un robo.

  12. Frustración, confrontación, desesperación

    Joaquim Coll

    A estas alturas del ‘procés’ se puede afirmar que los líderes separatistas no creen en lo que prometen. Saben que la secesión no va a producirse después del 1-O. Por las mismas razones que tampoco era posible al final de los famosos 18 meses, contrariamente a lo que afirmaron en las elecciones “plebiscitarias” del 2015, promesa reiterada en la primera sesión del Parlament y confirmada por Carles Puigdemont en su investidura.

    En septiembre del 2016, para evitar ya la frustración de su parroquia y el camino de las urnas, optaron por una vía de escape: reconvertir la secesión exprés en un referéndum igualmente unilateral. Pero tampoco ahora creen que vaya a llegar la independencia. Por el momento, el Govern y los lideres de Junts pel Sí destacan más por su acrecentado radicalismo verbal y el intento de actuar con astucia para engañar al Estado que por una desobediencia tangible.

    Se había anunciado que la Mesa de la Cámara catalana iba a tramitar la ley del referéndum el 16 de agosto para que el Parlament la votase a principios de septiembre. Se modificaron las vacaciones de sus señorías junto a otras fullerías del nuevo reglamento y, sin embargo, Carme Forcadell no ha querido finalmente hacerlo. No quiere acumular otro delito de desobediencia, argumenta en privado, prueba manifiesta de que no cree que la independencia esté a la vuelta de la esquina. Si lo creyera, no dudaría un instante.

    El referéndum es solo una escapatoria para tratar de transferir la frustración de los electores independentistas hacia la “malvada” España, su Gobierno y la Constitución. El camino en ningún caso conduce a la secesión, sino a ahondar en la dolorosa fractura de la sociedad catalana, como se vio tristemente en la manifestación del sábado, y a una dura confrontación con las instituciones del Estado.

    En lugar de admitir lo imposible de sus promesas, Puigdemont y Junqueras prefieren victimizarse y socializar un conflicto planteado en términos irresolubles. Lo que vaya a ocurrir después tampoco lo saben. Si logran hacer algo parecido a la consulta del 9-N, se mostrarán exultantes, aunque no sirva para nada. Si resulta un fiasco organizativo, la responsabilidad jamás será suya, sino de la España “autoritaria”. Y así todo.

    El mes de septiembre va a ser horroroso. El lamentable espectáculo político dado con los atentados yihadistas anticipa que el separatismo prepara una guerra sin cuartel. En su desesperación, todo vale. En lugar de reconocer que se han cometido fallos en la lucha antiterrorista en Catalunya, sin olvidar que solo la providencia ha evitado que la tragedia fuera aún mayor, el Govern, los partidos que lo apoyan, con sus medios y opinadores, han cultivado la autocomplacencia.

    La precipitada condecoración a los Mossos solo busca ganarse su favor para enfrentarlos a los otros cuerpos de seguridad del Estado. El perímetro social del independentismo se ha reducido desde el 2015, pero siguen siendo muchos y son los más radicalizados. Para sortear la frustración de su inevitable fracaso, se han lanzado a la confrontación social y política con absoluta desesperación.

    Fuente: El Periódico de Catalunya

    http://www.elespiadigital.com/index.php/tribuna-libre/18345-frustracion-confrontacion-desesperacion

    1. Comentario al artículo de Joaquim Coll.
      Más tópicos que a base re repetirlos se tornan en bulos. Esto hace siglos que se ha inventado.
      Por cierto, se ha olvidado uno (un bulo). El de que en Catalunya somos unos tacaños y unos peseteros…
      Me pregunto cuánto tardará este en salir este bulo a la palestra? Se animará el señor Coll a sacarlo en su próximo artículo?

      1. Cataluña no se va a independizar jamás porque es absurdo. Pero al día siguiente de que todo ese bajunerío montado en el pseudoparlamento bajuno y verdulero fracase, el régimen del 78 no solo no encarcelará, como tiene que hacer, por alta traición, a toda la pandilla de delincuentes que han montado este bochornoso espectáculo, sino que seguirá llenándoles los bolsillos a base de bien y estos pondrán la mano, cual Pujol, locos de contento y encantados de que el insensato y surrealista despropósito haya fracasado.

        Eso sí, seguirán llorando y pataleando como niños malcriados que son, pretendiendo que el RESTO DE LOS ESPAÑOLES, con todos los problemas reales que tenemos , estemos siempre pendiente de las cachorreñas subnormales de unos caprichosos narcisistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *