Las límitaciones del R78 – Debate Directo

Hoy tenemos un programa especial, aprovechando el reciente aniversario de la II República. Vamos a poner bajo la lupa al Régimen del 78. Las circunstancias en las que se conformó este sistema de poder y las particularidades de su organización afectan a nuestra política, nuestra economía y nuestra sociedad. La pandemia del coronavirus está poniendo al límite sus resistencias, aunque no todo va a ser COVID-19. Analizamos las relaciones entre el R78 y la capacidad de resolución de problemas y crisis. También profundizamos en cómo afecta a nuestras relaciones exteriores y, concretamente, en cómo afecta a nuestras negociaciones con la Unión Europea. ¿De qué sirve el Régimen del 78? Con Pedro García-Bilbao, Carlos Allué, Carlos Arrabal, Miguel Bernardos, Jean-Louis Smith y Ramón García Hernández. Conduce Juan Carlos Barba.

Ir a descargar

7 comentarios en “Las límitaciones del R78 – Debate Directo

  1. A mí lo que me parece es que Podemos fue generado por el sistema, no en plan conspirativo (al menos en general, porque lo de la familia Lara…), sino siguiendo los impulsos de la ideología, de la forma de hacer las cosas en los diferentes órganos de la sociedad, los actos reflejos de cada cual, etc. Más “cons`pirativo” fue lo del 15M. pero vamos, para quien sepa cómo se gestó y tuviera capacidad crítica para ver lo que pasaba en las asambleas, lo cual requería tener experiencia política práctica, etc., era evidente que eso era manipulación de masas, y su efecto fue quitar la espita a una situación en que una gran masa social por efecto de la frisis se desafectaba del régimen y del sistema, por la víaa de “divorciala” de lo que venía siendo la respuesta natural que se venía forjando desde que comenzó a gestarse la crisis política del régimen allá por el año 2000, y que por nuestro curso histórico y político solo podía ser uno: la República. NO se puede olvidar el auge del movimiento republicano desde finales de los 90, el desgaste político del régimen que vimos desde el Prestige, la guerra de Iraq y la semifrustrada reforma laboral de Aznar, patentísimo cuando el bodorrio el rechazo popular… La ugencia política para el régimen era provocar ese divorcio y así, vale, que hubiera un movimiento popular, pero un movimiento popular que por ese divorcio no podía llegar a ninguna parte, políticamente inofensivo por haberse desconectado del curso positivo posible, que es la República. Luego yam en una segunda etapa, llegó el momento de recanalizar ese movimiento de nuevo hacia el régimen (eso se manifestó como un “nicho de oportunidad” que decían los de la Facultad de Ciencias Políticas) y ese fue el papel de Podemos. Fue una maniobra en dos etapas, que, ojo, no digo que fuera una conspiración sino que tengo en cuenta cual es el papel de la ideologia en la sociedad, cómo actúa el “sentido común”, los mecanismos sociales, las conexiones sociales entre personas y grupos sociales, etc.

    En efecto, la crisis covid está poniendo de manifiesto de qué va el conflicto ideológico y político de nuestros días, digamos valores y objetivos republicanos contra liberales. Está poniendo todo al descubierto a todos los niveles, empezando por la insuficiencia de la propiedad privada de los medios de producción, que, ni grandes ni pequeños, son capaces de subsistir si no es con la ayuda social, son “demasiado grandes para caer” ya no solo los bancos, es decir: la necesidad social debida al grado de desarrollo de las fuerzas productibas es a día de hoy incompatible con las relaciones sociales de producción, lo que en tñerninos de propiedad se manifiesta como que mientras se ve la necesidad de la propiedad social, sin embargo las relaciones sociales que fundamentan nuestra sociedad se basan en la proiedad privada (insisto: de los medios de producción, que es lo qe es propiamente propiedad, pues de los bienes de consumo aunque se usa la misma palabra es en realidad algo más básico y diferente, intrínseco digamos, carácter intrínseco que no tienen los medios de producción). Esto es en el nivel más profundo y a más largo plazo, hay que distinguir los niveles de las cosas. Pero démonos cuenta cómo en las coyunturas críticas como la que llama a la puerta desde 2007 y que quizás entemos ahora, lo profundo pasa al nivel de lo inmediato y el largo plazo re reduce en duración entñerminos absolutos. Ya comenbté un día, por cierto, que creo que una de las funciones de la propiedad social debe ser garantizar la libertad de empresa, de emprendimiento, la iniciativa individual, para todos, en igualdad, igualdad material y no simplemente formal, y esto implica separar esa iniciativa de empresa de la explotación del trabajo ajeno, algo que solo en nuestros días comienza a ser técnicamente posible y si bien es cierto que si nos dejamos de fantasías sci-fi aún le queda un largo trecho, pero dñemonos cuenta de que la rutura de las relaciones sociales de producción y fundamentarlas e la propiedad social es un prerequisito para la atomatización etc absoluta, pues bajo el capitalismo, es imposible, se hunde la demanada por ejemplo (de ahí que hoy hasta el FMI hable de renta básica).

    Tampoco creo que la clase obrera, entendida en sentido en que la definía Marx y no como la entienden los marxistas de las últimas décadas, es decir, como la que produce el excedente económico en la sociedad burguesa (la articulada en torno al modo de producción capitalista) y no como simplemente el asalariado (pues muchos trabajos asalariados consumen excedente y no lo producen) sea la clase llamada a encabezar esa transformación, pues en mi opinión la clase obrera ha seguido un ciclo vital por completo paralelo a la del propio capitalismo, y en particular hoy y desde los años 70, cmo el capitalismo (o la sociedad burguesa más propimete) está en declive, lo cual explica que permanezca en la más completa inopia pese a las tremendas crisis que vivimos desde hace ya tiempo y pese a los tremendos palos que se lleva ella misma, y que incluso tienda a asumir posturas reaccionariasen alguna medida (que por otra parte creo que se exageran y no son las únicas tendencias) como la xenofobia o el españolismo.

    De hecho ese declive de la clase obrera, manfestado primero como acommodación y pacto social con el gran capital durante la etapa de capitalismo jkeynesiano y luego como declive abierto en rápido desdcenso durante el neoliberalismo, creo que es la base objetiva detrás del despanzurramiento del movimiento comunista, algo que se remonta a los años 60 y no al muro de Berlín, y del movimiento revolucionario e incluso político en general de la clase obrera como tal.

    Creo que ese protagonismo transformador le corresponde a sectores sociales apareciendo y formándose en nuestros días (que de hecho a menudo parecen muy activos aunque descabezados e incluso sirviendo a menudo como instrumento y tontos útiles del gran capital) , ciertamete a menudo pero no siempre asalariados, ciertamente incluyendo a sectores de la clase obrera, y ligados a las nuevas formas de producir y a las fuerza sproductivas más pujantes. Y que aparecen como clases medias en nuestros días, o disueltos en las clases medias. Destacaría entre esas fuerzas productivas la ciencia, ue por su carácter intrínsecamente internacional y otros, creo que tiene características de lo más significativas con respecto al futuro.

    Es clarísimo el conflicto en nuestros días entre el bien y el interés común y un rñegimen social que se basa en que el sujeto del proceso de acumulación, del desarrollo económico en definitiva, sean los capitales individuales, las empresas, (lo que se expresa de modo bastante demagógico sobre todo teniendo en cuenta que la defensa de ese estado de cosas muchas veces ha implicado el recurrir a las más feroces dictaduras, como “libertad individual”, y que por eso yo llamo dictaduras liberales, de las cuales las fascistas han sido solo una de sus variantes, a noo confundir con las dictaduras revolucionarias propias de las revoluciones burgueas del s XIX).

  2. Yo creo que Podemos intentó repetir la jugada de Grecia con Syriza y el Pasok. Evidetemente, no pudo con el Psoe. Efectivamente, Vox ha aprendido de ese error.
    Lo que tenía que haber hecho Podemos era mantenerse en sus posturas y esperar su momento. Ahora, sólo pueden aspirar a no acabar como Ciudadanos

  3. Plusvalía , y empresa sea la que sea, Social ,Cooperativa ,es el problema . Lo que marca nuestras relaciones sociales es el dinero , sin dinero no existen ninguna clase de relación eso es a lo que nos han llevado . Yo vengo del trueque . Como hacer una sociedad socialista , con el capital impregnando todo , para mí es un misterio . Los partidos Izquierdas nacidos del asociacionismo son los que hoy en día me crean sensaciones de lucha obrera y de ilusión de cara al socialismo . Meternos a analizar el 78 es admitir que el socialismo fue un sueño y que se abrazó el capital . 78 significó aparcar el Socialismo , significó aparcar la lucha de clases , sin darnos cuenta los Obreros, y si nuestros Dirigentes . 15 M es el resurgir , es el asociacionismo como MOTOR es la fuerza que crea de nuevo ilusiones .

  4. la transición tendría que haberse reducido al breve periodo entre la muerte del dictadot y la aprobación de una nueva constitución. Sin embargo en España lo transitorio se convirtió en el propio régimen en sí. La constitución del 78 ya estaba precocinada de antemano.
    Citando a un escritor “el pueblo, que a menudo es vil y cobarde e insesato, nunca se atreven los políticos a criticarlo. Es solo que se ha erigido en intocable y hace lad veces dr los antiguos monatcad despóticos y absolutistas. Como ellos, posee la prerrogativs de la veleidad impune, no responde de lo que vots ni de quién elige, de lo que apoya, de lo que calla, de lo que impone y aclama”. El pacto drl olvido fue aceptado no solo porque le convenía a la clase gobernante, sino también porque redundaba en beneficio de muchos españoles ordinarios que fueron cómplices en la represión de los años franquistad. El “pueblo” con algunas excepciones estaba dedicado a la fictadurs y la vitoreaban.
    por qué sino no se ha conseguido nuestra memoria histórica?
    Hay otro escritor con un libro, la familia franco S.A., con nombres y apellidos.
    el pasado tiene un futuro con el que nunca contamos.
    es así. asi es.
    hay alguna excepción por ahí?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.