La obra del Señor – Ampliando el debate

“Es en nosotros un deber de humanidad tener a disposición de todos los bienes que Dios quiso fuesen comunes, ya que a todos los hombres entregó la tierra para que se sustentaran con sus frutos y sólo la rabiosa codicia pudo acotar y acaparar para sí ese patrimonio divino, apropiándose los alimentos y las riquezas dispuestas para todos los humanos.” ¿”El opio del pueblo” o el consuelo de los desesperados? Profetas heréticos @rosenthalanmg , @_trovador__ y @genderito . Exégesis @Txusmarcano

Bibliografía:

Nostalgia del Absoluto, George Steiner

Mentiras fundamentales de la iglesia católica, de Pepe Rodríguez.

El catolicismo explicado a las ovejas, de Juan Eslava Galán

La vida sexual del clero de Pepe Rodríguez

La puta de Babilonia de Fernando Vallejo Rendón

Ir a descargar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.