“El gran dictador”: cuando Chaplin habló al mundo – Estamos de cine

el-gran-dictador

“El gran dictador” es la primera película hablada de Charles Chaplin, y el film con que este actor, guionista, director, compositor y productor se adentra en los terrenos realistas y dramáticos que caracterizarán buena parte de su obra posterior.

Estrenada en 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, la cinta constituye una feroz crítica al nazismo y el fascismo que ya entonces asolaban Europa.

Un comentario en ““El gran dictador”: cuando Chaplin habló al mundo – Estamos de cine

  1. Todo eso pertenece al pasado. Precisamente por esa época Huxley ya describía cuales iban a ser las características de las dictaduras futuras. Hoy las dictaduras son más sutiles y el individuo cada vez está más domeñado y adoctrinado desde la infancia. La hipnopedia es una realidad convertida en telebasura.

    Los dictadores modernos ávidos de imperios no visten de uniforme sino de armani, no son machistas sino feministas: llegaron, vieron y se rieron de la muerte, la sangre y la tortura. No tienen por qué ser racistas sino que alguno que otro es además afroamericano, con preciosas palabritas cargadas de buenismo bajo el grito de “podemos”. Y como la guerra es la paz, hasta se les concede el premio nobel.

    Pueblo de Españistán: Gran Hermano no existe. Los castuzos del régimen son un grupo de oligarcas partitocráticos que se reparten el negocio. Ellos ni se darán por aludidos, no se van a ir a dormir pensando los pedazos de hijos de puta que están hechos. Están encantados de haberse conocido.

    Y dado que, ayer el ingcap -capitalismo anglosajón- y el mundialismo imperialista celebraron el día del odio y el sexismo de la nueva religión, qué mejor que recordar esta escena. Con fascistadas como las de ayer no estamos de cine, sino de alucine.

    Las dictaduras modernas han implementado las peores pesadillas orwellianas, el doblepensar y la neolengua, y tú ni te has dado cuenta.

    La esclavitud es la libertad, la ignorancia es la fuerza, la guerra es la paz y la igualdad es el feminismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.