Un diluvio de 200.000 millones – Ampliando el Debate

Durante el pasado julio, un artículo sobre las consecuencias del cambio climático llegó a ser una de las noticias más leídas y comentadas del New York Times. Fue un verdadero hito ya que, hasta ese momento, este tipo de noticias habían pasado bastante desapercibidas para el público general. ¿Se está tomando consciencia del cambio climático? ¿O, simplemente, se le está cogiendo miedo? Hoy hablamos sobre las consecuencias que prevía este artículo y analizamos por qué se han desatado unos hurcanes de la virulencia histórica de Irma. Con Roger Carles y Atonio Aretxabala. Conduce Jesús Nácher.

Fotografía de Antti Lipponen

4 comentarios en “Un diluvio de 200.000 millones – Ampliando el Debate

  1. Interesante programa. Hablando de desacoples, el que me resulta más curioso es el que existe en gran parte del pueblo norteamericano entre su way of life y la realidad física. Para el tejano medio es impensable cuestionar una vida ajena al petróleo. Si no puedes tocar el petróleo es lógico que el siguiente paso sea negar el calentamiento global. Si a eso le sumamos una sociedad hiperindividualista y anarcocapitalista ya tenemos el cóctel perfecto. La primera potencia mundial se precipitará al vacío precisamente por ese camino, dicho desacople, incapaz de renunciar a todo aquello que sustenta su cosmología, su psicología más profunda. Hollarán todos los caminos posibles con tal de evitar la realidad.

  2. gracias por el programa. a ver si empieza a calar y vamos desarrollando medidas internacionalistas y anticapitalistas contra el capitalismo (y el industrialismo) para salir de esta evitando un canibalismo social generalizado

  3. ir a trabajar a los huertos okupados llevando alli a amigos y familiares de la mano si hace falta, hasta que la masa critica d gente q colabora permita okupar mas, reducir el consumo innecesario d avion, tecnologia, ropa… comprar los productos internacionales en comercio justo, para compensar, aunque solo sea en parte, el descenso d consumo de los productos producidos en los paises empobrecidos con los sueldos decentes de las cooperativas i ongs d comercio justo, consumir alimentos d proximidad, reducir al minimo el consumo d carne i convertir el consumo d pescado en anecdotico, reducir el gasto i el ahorro en bancos convencionales para qitarle musculo a la megamaqina capitalista mundial, y los qe tenemos trabajo d horario flexible, aprovechar el descenso d consumo para disminuir las horas d trabajo q necesitamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *