¿Vamos camino de un estado fallido? (Artículo)

Que más de uno se pregunta sino vamos en camino de acabar en un estado fallido ya no lo digo yo (y más gente tenida por subversiva), lo dicen en Europa. Medios como el diario suizo Neu Zürcher Zeitung (el más leído del país) o el alemán Handelsblatt (quizá el primer rotativo económico de Alemania) o la pagina revista francesa Telos (su artículo L’Espagne en échec) participan con diversos grados de la misma opinión.

Los datos corroboran las opiniones. Dentro de Europa somos el país con más contagiados y en cuanto a fallecidos Covid vamos por la tercera posición en el el mismo espacio (estos datos fluctúan continuamente). La “mejor sanidad del mundo” no ha funcionado y no por sus profesionales, sino por los recortes constantes que desde hace años la clase política más cainita, mediocre y obediente a los intereses privados nos ha venido silenciosamente imponiendo, a la par que se subía el sueldo, cuando no muchos de ellos han acabado en los juzgados por corrupción.

Recomiendo el artículo publicado en el Confidencial por Juan Carlos Barba, titulado “Peor que la peor previsión”. Los datos que aporta son demoledores y preocupantes. Por otro lado, la administración pública o está bloqueada o a punto de colapsar. Hay un número aproximadamente de 80.000 personas que no han podido jubilarse a pesar de estar en su derecho, porque es casi imposible obtener una cita en las oficinas de la Seguridad Social.

Hasta hace poco – y aún- muchos dependencias públicas funcionaban con muchas restricciones, citas y atenciones telefónicas. Hubo algunas en la que llegué a ver los resguardos de los acuses de recibo naranjas, es decir de envíos certificados, dejados por los carteros por debajo la puerta y la oficina vacía y casi con telarañas. Pero eso sí, los obreros, los trabajadores, al pie del cañón desde el primer día en las fábricas y los supermercados. ¿ Es que alguien se ha acordado de las cajeras (lugar del mayor riesgo) en los aplausos ?

Largas listas de espera- todavía más- para cualquier prueba médica, ya no digo para ser intervenido quirúrgicamente, y una sensación de que nada funciona o lo hace casi todo muy mal. Ayer mismo, hasta en una entidad bancaria fui sorprendido cuando se me indicó que para consultar con mi gestor debía pedir cita, ya no digo con el director.

No resumo nada que la mayoría no haya visto. Ahora bien, ¿saben qué oficina si ha seguido funcionado con eficacia teutona, al milímetro, saliéndose de la norma general? Ya la habrán adivinado: la Agencia Tributaria mas conocida como la fábrica de triturar. No por su atención al público, pues el bunker siguió tan cerrado o semicerrado como las demás dependencias públicas. Me refiero a la inmisericorde persecución hasta el último céntimo a las capas bajas y medias de esta sociedad con Covid o sin él. Con las altas capas de la sociedad no hay problema, ya les hacen desde el poder- todo muy legal- órdenes ministeriales a la medida para desgravar y pagar impuestos de risa. Alguno ha llegado a decir que las tales órdenes ministeriales los exabogados del estado (puerta giratoria a lo grande) ya se las traen redactadas al ministro de turno a su despacho para que no se moleste. De allí al BOE, pasando previamente por el trámite del Consejo de Ministros.

En definitiva, un estado fallido y opresor, que cada día te da menos y te pide más. Como diríamos en derecho, todo un enriquecimiento ilícito, sin causa.

Me dejo en el tintero el endeudamiento galopante, el déficit y un modelo productivo basado en turismo, servicios y ladrillo condenado al fracaso. La ciudad de Madrid, el cáncer de España en medio de la meseta y foco de todas las maldades políticas que se puedan imaginar, lugar de cenáculos, influencias, nepotismos y cortesanos resulta que a pesar de que cómo nos la pintan, entre el 75 y 85% de su PIB , lo constituyen los servicios y el turismo. Un ídolo con pies de barro. Y claro con el Covid se está yendo a ruina.

Estamos arruinados por la pandemia, pero esta llegó a un barco ya lleno de boquetes y que flotaba muy mal. Si no llegan pronto los fondos de Europa y nos está nada claro que no vengan con condiciones leoninas y a cuenta gotas, el barco se hunde definitivamente.

Hay quien piensa que poner monedas y dinero en un pozo sin fondo, sin cambiar de verdad el pozo, es muy mala inversión y eso es lo que está pensando respecto de España más de un estado en Europa.

PD.- Y normalmente cualquier mal material viene precedido del moral. La imagen de nuestro futuro, como debieran ser grupos de nuestros universitarios, no todos claro, entregados a fiestas tumultuosas de todo tipo y botellones. Así nos va.

2 comentarios sobre “¿Vamos camino de un estado fallido? (Artículo)

  1. La imagen de nuestro futuro, como debieran ser grupos de nuestros universitarios, no todos claro, entregados a fiestas tumultuosas de todo tipo y botellones. Así nos va.

    Las generaciones mayores destrozaron por completo las esperanzas de una vida digna para los jóvenes: entre reír o llorar, divertirse o quejarse, ¿que elegiría usted?

    Salu2

    1. Kullervo, mucho de razón tiene, hace tiempo, en un artículo periodistico, un abogado se quejaba de las maneras niilistas de la juventud del país.

      Me dolió, como si los que hubiera habido antes no tuvieran que ver con el sunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.