Jordi Évole en “Fashion Victims”

Niñas-esclavas

Las multinacionales apostaron por homogeneizar los hábitos de consumo sin considerar que las culturas de origen son muy diferentes. Cuando se mezclan culturas, se mezclan las formas de vida y los más atrasados avanzan, a la misma vez que, los avanzados retroceden. Aunque parezca que el consumo sea bajo por no haber empleo, en general el consumo a nivel global, aumenta, y por tanto las multinacionales no pueden estar más contentas.

El fetichismo de la globalización que para estas empresas representa este hecho, ha supuesto que se destruyan en España alrededor de un millón de puestos de trabajo, al igual o al mismo tiempo que ha hecho emerger la esclavitud en su más cruel manifestación, con jornadas de 14 horas y salarios que rondan el euro diario.

Escribo esto porque un amigo, Txus, me ha pedido que aporte algo más sobre el programa de Jordi Évole. Este periodista ha sido lo suficientemente valiente, al menos, para hacer el programa pero, bien por desconocimiento, o porque le hayan trazado una línea roja, omite detalles que, dificilmente, siendo sagaz, dejarían de escaparse. El resultado es que mucha gente ha aplaudido su trabajo sin conocer lo incompleto del mismo y otros, por el contrario, le han acusado de poner en peligro un modelo que ha triunfado a escala global y que, con su programa, acusando sin fundamento, ha puesto en peligro miles de puestos de trabajo.

Ni lo uno, ni lo otro. Más bien, deja en tablas o juega bastante a favor de las empresas globales.

En primer lugar, la crítica a la explotación laboral ha pasado de puntillas y la esclavitud sin tapujos de la que han hecho una categoría económica como otra cualquiera, como decía Marx, tiene sus dos lados: bueno y malo. Dejando el malo, la esclavitud directa es la base de la industria burguesa y siempre ha figurado entre las instituciones de los pueblos, por tanto, es lo mismo o el equivalente a créditos, máquinas, etc. ¡Quién lo diría!

Volviendo a Jordi Evole, que era de lo que se trataba, ha hecho lo que ha podido (no es poco) o le han dejado. El programa está plagado de medias verdades e imágenes algo cándidas que no reflejan ni de lejos la realidad.

Empecemos por el final: cuando aparece una frase que bien pudiera parecer que lo demás sobra: «Si te dan trabajo, tú trabajas». Resume a la perfección que, por encima de todo, hasta de jugarte la vida, has de trabajar sí o sí. No importa lo demás: vejaciones, violaciones, en definitiva humillaciones de todo tipo. María Almazán, María Graña, Pilar Rodríguez, hasta que el que se cree empresario, César Laborda, Camboya y todos aquellos países que no aparecen, todos, todos, explotados de una manera u otra, pero ¿y los explotadores?

María Almazán, entiendo no aguantó su estómago más, se negó a contestar a Évole para quién trabajaba, soltándole el interrogante a la pregunta de por qué no quería se supiese, diciendo: «Si está bien lo nuestro, ¿cómo está lo otro? ¿No está bien?» Ocasión para haber ahondado en la explotación laboral y haber llegado a conclusionar cómo esa empresa de María Almazán, sí podía pagar sueldos de 1.100 euros y Zara, Corte Inglés, Mango, etc, solo pueden llegar a pagar uno o dos euros diarios.

La entrevista a César Laborda, «empresario» afincado en Camboya, me ha parecido patética:

1º- Nada tiene que ver con el 90% de las «fábricas» de Camboya u otras del sureste asiático, por mucho que se empeñara en decir que cumplen los estándares de la OIT, o sus normativas. Évole, llegado a este punto, debería haber profundizado en esas normativas, sin embargo, o no pudo o no quiso hacerlo. ¿Qué normativas? Horarios, dureza en el trato, incluso maltrato, despido inmediato sin advertencia previa y sin justificación alguna, despido sin indemnización, condiciones de higiene y seguridad, nula representación por parte de los trabajadores y un sinfín de cosas más, es decir: explotación salvaje.

Le dice que hay auditorías, pero que la mayoría de quienes las hacen son las mismas empresas a las que César Laborda les da el trabajo. Es lo mismo, para entendernos, que las agencias de calificación, que quienes le pagan son aquellos a los que se va a calificar.

Hay sindicatos, pero, no sabe cómo se llaman. Es decir, que no los hay.

No le han presionado, pero no dice para quiénes fabrica. Évole debiera haber dicho: «Si no hubiérais pensado contestar, no haberme dejado entrar».

La edad mínima para trabajar dice que son 15 años, pero se encuentran con un problema: al no poseer un DNI identificativo, no se sabe muy bien a quiénes contratan ni cúantos años pueden llegar a tener las personas contratadas. Nuevamente, Évole debería haber dicho esto: Es decir, lo legal son 15 años, pero podéis contratar a niñas de hasta 7 años como ocurre realmente.

Si no se cumplen con las normas, se paraliza el pedido. Es decir, ¿si la propia empresa te dice que no cumples sus normas, te retira su propio trabajo? Évole le debía haber dicho: Entonces, ¿para qué se lo dáis?».Debía haber sido más sagaz e incisivo en todo esto y me ha dejado con muchas dudas, pero resaltaré dos:

1ª- Dudas sobre su propia capacidad.

2ª- Sobre si no fuera pactado el programa. Sigue diciendo el señor César Laborda que el salario y demás hay que verlo en ese contexto. Maestro y funcionario, cobrando 150 y 160 dólares, y que él paga 250. Aquí no he tenido más remedio que reírme de la mentira más descarada del programa. Cuando un equipo va a hacer un reportaje de este calibre va con la lección aprendida y debería haberle recriminado esa mentira. Estuvo muy flojo, hizo como si nada y pasó al siguiente punto.

A la observación de las 2.000 muertes entre el recorrido hasta las fábricas, por la mala calidad del transporte, responde, asombrosamente, que hay que mejorar esa cuestión. Debe ser que la vida humana no es que importe, es que, simplemente, no vale nada.

En definitiva, este «empresario» entrevistado que trabaja a terceros y por la globalización, está ubicado allí, ha respondido lo que le ha venido en gana y ha demostrano, no ya a Evole, sino al público en general, que diga lo que diga van a seguir haciendo y diciendo lo que les de la gana.

¿Estarían mejor sin estas empresas? Responde como colofón final. Tanto como decir que si un violador quisiera que fuera violado, o un torero corneado.

Hay cientos de talleres en Camboya con el suelo de tierra y las tomas eléctricas sin poseer las mismas, sin visión aceptable, sin servicio -lo suelen hacer en una especie de canaleta, con tiempos determinados y en grupos de más de 100-, donde se come como se puede y donde se sigue ganando 50 euros, lo diga quien lo diga, y con látigos por parte de los esbirros de turno. La sindicación puede costarte la vida y el gobierno de turno ha apostado por las multinaciones en perjuicio de sus conciudadanos. Esta es la realidad. Tampoco se ha entrevistado a autoridades locales, regionales o nacionales.

María Graña y Pilar Rodríguez: otras víctimas de la globalización. Primero te piden exclusividad y, si aceptas, has perdido en el envite. ¿Por qué la piden? Sencillamente, para poder manejarte a su antojo: tareas no rentables, bajadas de precios unilateralmente, claro, y trabajo cuando la multinacional quiera proporcionárselos. «Los españoles son unos vagos», dijo un «directivo» indeseable de Zara cuando no se aceptan estas condiciones. No oí decir a Évole esta boca es mía.

En definitiva, Évole no ha ido a la raíz de un problema que no es otro que la esclavitud.

¿A alguien se le ha escapado que, mientras se emitía el programa, pudiera haber anuncios de las mismas empresas criticadas?

Ha sido todo, un poco, una pantomima.

El sector textil es un escándalo de dimensiones extratosféricas que nadie quiere ver porque, de ser así, se atacaría la raíz del sistema capitalista y la globalización, por la que han apostado desde hace tiempo.

Las multinacionales, Camboya y todos los demás países con sus gobiernos, no son más que meras comparsas de este circo, donde el látigo del domador (gobierno) mantiene a raya a los animales (personas) para que los patricios (multinacionales) se diviertan, vivan a cuerpo de emperadores y saqueen al pueblo (consumidores) atolondrado por dicho espectáculo, creyendo que se lo dan gratis. Évole poco puede hacer en este espectáculo, salvo el de echar comicidad al asunto.

6 comentarios sobre “Jordi Évole en “Fashion Victims”

  1. Yo q estoy estudiando periodismo y conforme esta montado el tinglado de los medios en España o Reino Unido, hacer un programa así y más en una Tv privada tiene mucho mérito…y un par de… Cierto q se dejó algunas cosas en el tintero pero el tiempo vuela, es un tema que daría para 10 programas. Creo q Salvados es uno de los pocos programas q merece la pena en Tv, alguna vez se ha equivocado cómo en «Operación 23F», pero meterle el dedo a uno de los hombres más poderosos del mundo me parece elogiable. Un saludo.

  2. La frase que lo resume todo es cuando al final, Evole les pregunta: «Como le explicaríais lo que hay detrás de este jersey, todo el trabajo que hay y a veces también el sufrimiento que puede haber detrás de un jersey»

    Y le responde con una sonrisa: “Les diría que compren mucho, porque así tendremos trabajo y mejor sueldo.”

    Es cierto que no lo ha contado todo, por ejemplo que cobran el doble que un funcionario del estado. O que antes de que llegaran se morían de hambre cultivando arroz, ganando 5 veces menos y que ahora su nivel de vida ha mejorado bastante. Ganan poco porque viven en un país pobre, pero no porque sus sueldos sean bajos en comparación al resto del país.

    Se nos olvida que la pobreza es lo normal, que España, Suiza, Alemania, etc. también fueron pobres y la inversión extranjera les está ayudando a que salgan mucho más rápido de la pobreza.

    La izquierda sigue empeñada en fabricar muchos pobres para que les compren su producto.

    1. En efecto, se morían de hambre igual que los «negritos» en África antes de que los europeos se los llevasen a América a hacerlos «hombres de provecho» ¿verdad que si?

      La esclavitud es magnífica para el capitalismo, realiza a los hombres y nos libra de la vagancia. Que con la vagancia viene el pensar, del pensar nace el cuestionar, y con cuestionar surge la búsqueda la felicidad y la libertad. Y eso sería imperdonable.

      Así que en el sudeste asiático llevaba la gente milenios sufriendo hambre y sed, hasta que benditos occidentales les llevaron las maravillas del textil. Si señor, toda una lección de historia.

      1. jajaja vamos a ver, durante 5 millones de años el hombre ha vivido en la pobreza y en la miseria más absoluta, es solo a partir del CAPITALISMO que la riqueza surgió y ha empezado ha extenderese como una mancha de aceite.

        ¿Qué comia un Romano? ¿Como se divertía? ¿Como guardaba los alimentos? ¿Cuanto se tardaba de España a China?…. pues practicamente igual que 1500 años después. La renta per cápita crece de forma exponecial desde que surgió el capitalismo, NUNCA jamás en la historía ha existido una época mejor a la presente, y si no es así, dime una sola.

        Lo normal es la POBREZA, no la riqueza y que otros países inviertan capital, traigan maquinarias, robots, creen carreteras, … eso hace el país más rico, NO MÁS POBRE. Ellos se benefician de salir mucho más rápido de la pobreza. Exactamente IGUAL que todos los países, parece mentira, si fue ayer cuando cada 20 años había una hambruna en Europa, o cartillas de racionamiento en España año 1950.

        Mires el gráfico que mires, están infinitamente mejor y progresan a pasos de gigante, gracias a que los países ricos pueden invertir mucho más capital que antes.

        No es cierto que cobren poco, debes comparar los salarios de ese país… ganan el DOBLE que un funcionario de ese país, ganan poco porque el país es pobre, no porque el salario que les pagan sea bajo en ese país. Con todo eso ganan 20 veces más que un venezolano, cubano o norcoreano… y estoy seguro que no te veré criticarlos. El socialismo es una fábrica de pobres.

        En España el estado se apropia del 50% de toda la riqueza, eso no es semi-esclavitud? el socialismo es esclavitud. El liberalismo es libertad y prosperidad, el mercado libre surge del comercio de hombres libres.

        Échale un ojo a este gráfico, para que veas lo malo que ha sido el capitalismo
        https://www.innova.uned.es/webpages/adehe/MATERIALES/Lecturas_recomendadas/graficos/SACHS.2005.Grafico_2-2.Renta_per_capita_mundial_0-2000.jpg

        1. Todo eso está muy bien, pero se le olvida que el progreso lo proporcionan los medios, no la ideología. Si hay un factor que explica el bienestar actual es la ciencia, Galileo, Copérnico, Newton… fueron ellos los que proporcionaron las herramientas con las que construir la economía moderna. Y cuando digo ideología me refiero a esa cosa informe que llaman liberalismo y que no lo es. Ya que en su nombre se justifican incluso las más retrógradas posiciones, cuando los mismos pensadores liberales clásicos advierten de los peligros del egoísmo humano. Sin el progreso científico estaríamos todavía en la Edad Media. Evidentemente es necesario disponer de tiempo para pensar, las naciones pobres difícilmente disponen de ese tiempo para desarrollar la tecnología necesaria para impulsar su economía y su bienestar, pero es notable cómo en un contexto de aguda crisis, me refiero a la Europa del siglo XVI, se pusieron las bases del mundo moderno.

          Respecto al modelo económico, decir que la libertad de mercado no existe. No hace falta salir de España para verlo. La energía es un cortijo de caraduras, ex-políticos o ambas cosas, cuya oferta no está sujeta a la demanda, por decreto. Como tampoco hay libertad económica si se defiende la herencia, una institución pre-capitalista, a capa y espada. Que impide que cada individuo opte en las mismas condiciones a una mejora de su situación material. Los liberales no existen, si acaso otros hablan en su nombre.

          1. Alex, el progreso no surge por los conocimientos, hoy en día la mayoría de los conocimientos están en internet y siguen existiendo países pobres y por supuesto no todos los países se han desarrollado igual ni al mismo ritmo. Pero hay que partir de la base de que todos fueron pobres en algún momento, y no hace mucho.

            Hay una idea equivocada que es pensar que la riqueza está dada, hay una tarta y lo único que hay que hacer es repartirla y claro si hay pobres es porque hay ricos… bueno esto es más falso que una moneda de 3 €, la tarta está en constante crecimiento y la riqueza se CREA, pero también se DESTRUYE, las ideas que funcionan son las que incentivan la creación de riqueza y son las más efectivas en el medio y largo plazo. Las ideas de reparto solo funcionan a corto y a medio y largo estarás peor.

            El progreso económico es una consecuencia, primero se ponen las reglas y el progreso surge de esas reglas si son correctas, y esas reglas son las del capitalismo, el nombre no me gusta, deberíamos llamarlo la «cooperación humana» o «la división del conocimiento». Jamás en la historia, ningún sistema económico ha tenido el exito del capitalismo en: renta per cápita, mortalidad infantil, esperanza de vida, calidad de vida, etc…

            Tú crees que si en España decimos a partir de ahora que se va a sumar todos los alumnos de todas las escuelas, se va a dividir entre el número de ellos y a todos los alumnos se le va a poner la misma nota… habría una igualdad total en las notas, puedes estudiar 12h o no hacer nada, que tendrías la misma nota… tú crees qué eso incentivaría a que los alumnos estudiasen más?

            Cierto es, que no vivimos en un libre mercado, ni de lejos, por ejemplo ¿Por qué no puedo comprar Frenadol o una Aspirina en el supermercado? bueno pues son unos artículos de venta exclusiva en farmacias y por supuesto a un precio 4 veces superior al que si fuera libre venta o ¿qué ha pasado con Uber? ¿Por qué no existe una operadora móvil a nivel Europeo? ¿Por qué no puedo contratar la electricidad con una empresa Portuguesa? ¿Por qué limitan las plazas para estudiar medicina? así consiguen que sea más cara a costa de que un colectivo tenga sueldos más altos…. miles de restricciones y privilegios que encarecen los productos. Pero no verás a ningún grupo organizado «Del Pueblo (TM)» pidiendo esas cosas… todos quieren controlar esos privilegios y aprovecharse de ellos.

            Los politicos constantemente nos recuerdan que no sabemos vivir sin ellos y que moriríamos de inanición o de algo peor sin ellos… es normal, son parásitos que viven de la sociedad productiva. Pero precisamente en los países donde se respetan ciertas instituciones como la vida, la propiedad privada, los contratos, etc… y no hay tantas restricciones al comercio, ni políticos… son los países donde hay menos desempleo, los salarios son más altos, y no hay esa lucha constante entre trabajar y empresario, ni esas manifestaciones de colectivos para pedir privilegios al gobierno.

            Curiosamente no hay ni un solo político sentado en el consejo de administración de Inditex, no verás ninguna foto de un político con Amancio Ortega… tú crees qu este documental es casual o es un aviso a Inditex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.