La anestesia y el prestidigitador

LA ANESTESIA Y EL PRESTIDIGITADOR.

(Del gr. ἀναισθησία).

1. f. Falta o privación general o parcial de la sensibilidad, ya por efecto de un padecimiento, ya artificialmente producida.

 El truco del buen anestesista es calcular y suministrar la dosis adecuada para que el paciente ni sienta ni padezca pero que su despertar sea lo más apacible posible y que su constancia de que algo ha sido manipulado en su interior sea lo más vaga recordada. La anestesia nos regala relajación muscular, falta de reflejos y estados cercanos a la hipnosis o la amnesia.

¿Pero, como se anestesia a un pueblo entero?

Se trata de una actuación de un buen mago, prestidigitador que nos muestra abiertamente su mano derecha a modo de distracción mientras que con la izquierda realiza el truco de magia. Podemos pensar en las habituales distracciones difundidas a través del odioso aparato televisivo, pensemos incluyo más atrás.

¿Qué me decís del circo romano? Donde la anestesia del cuerpo inunda a la persona tras un fuerte ascenso adrenalínico ofrecido en el gran teatro público. Y sino recordemos lo que el filósofo Lucio Anneo Séneca nos dejó en un texto acerca de los gladiadores en el circo romano:

Por casualidad, a mediodía asistí a una exhibición, esperando un poco de diversión, unos chistes, relajarme… Pero salió todo lo contrario… Estos peleadores de mediodía salen sin ningún tipo de armadura, se exponen sin defensa a los golpes, y ninguno golpea en vano… Por la mañana echan los hombres a los leones; al mediodía se los echan a los espectadores. La multitud exige que el victorioso que ha matado a sus contrincantes se encare al hombre que, a su vez, lo matará, y el último victorioso lo reservan para otra masacre. Esta clase de evento toma lugar estando casi vacías las gradas… Al hombre, sagrado para el hombre, lo matan por diversión y risas.

Lucio Anneo Séneca

 ¿Dónde está el truco, donde el gran impoluto demócrata votado por el pueblo realiza su programa de magia?

El Prestidigitador, el político gobernante o el señor que mueve los hilos del anterior dicho. Utiliza el arma de la comunicación, y por encima de todos los medios, el televisivo.  Porque escuchar o leer requiere una mayor dedicación y esfuerzo que el simple hecho de ver, entra la luz, la imagen, se procesa (objetivamente o subjetivamente) y la huella de “algo” deja su reflejo en tu cerebro.

Si mañana, a las doce del mediodía, y por mero ejercicio mágico e imaginativo, el concepto “televisión” desapareciese y con él todos sus programitas de distracción de las masas o tertulias de seguidores encaminados por el buen pagador del partido político que les haya tocado representar. Entonces, miraríamos a nuestro alrededor, hablaríamos con nuestros vecinos, seríamos conocedores conscientes de lo que acontece a nuestro alrededor, entenderíamos a aquel que pide bajo nuestro portal, a quién se queja por el precio del pan y buscaríamos un culpable.

images (1)

– ¿Quién?

– La televisión.

¡Ohh ohhh! esa no, ya no existe.

El ser que provoca que el pan suba o la factura de la luz, a él hay que acudir a pedir explicaciones porque ya no habrá un “mamporrero” asalariado en la caja tonta que nos abra los ojos e indique las motivaciones que han llevado al pueblo al hambre por falta de pan. Miento, ningún “mamporrero” afirmará que hay hambre, solo descenso de alimentos.

Ilustrativo  me resulta, y por esto os lo resalto, las inquietudes que ya Ortega y Gasset en el año 1922 escribía en su prólogo:

 

ESPAÑA INVERTEBRADA

José Ortega y Gasset

PRÓLOGO A LA SEGUNDA EDICIÓN

… debo confesar que sufro verdaderas congojas oyendo hablar de España a los españoles, a su infatigable tomar el rábano por las hojas. Apenas hay cosa que sea justamente valorada: se da a lo insignificante una grotesca importancia, y, en cambio, los hechos verdaderamente representativos y esenciales apenas son notados …

 A mi modo de ver, síntoma, entre otras muchas variantes más, de que la prestidigitación ha existido en el fondo de nuestro tiempo histórico,  permanece entre todos nosotros y continuará mientras permitamos que escriban, oigan, vean y hablen por nosotros.

9 comentarios en “La anestesia y el prestidigitador

  1. si pero no solo eso.
    pues las personas eligen cuando votan.
    si solo se muestra qeu todo va bien, simplemente la gente votaria cosas que quiere y que perfeccionarian ese ir bien.
    si se les muestra que todo va mal, la gente votaria y votaria cosas que perfeccionen el no ir tan mal.

    Se necesitan bandos, se necesita , decantacion por inaccion frente a todo lo demas.

    es el arte de la negociacion como cuando a alguien le empiezas a cerrar una venta, jamas proponiendole un trato, sino dandole 2 alternativas…
    pero si no sabe lo que hace,s el mismo comienza a caer en el circulo que le hara firmar al final.

    se necesita mantener el vinculo con las alternativas, eso es lo importante.

    sin eso el sistema fracasa.

    solo en sistemas donde la gente pueda no verse creada para elegir entre 2 alternativas o una o la otra , solo es ese caso, las alternativas validaran su legirimidad.

    para pasar eso se requiere, qeu jamas nadie pueda tener mas de un 50% de los votos ni aunque lo votase el 100%, pues si yo voto a un fulano aislado, ese fulano, ya si tendra representacion pura en el congreso de aprobacion de normas.
    si no jamas lo tendra y el propio sistema lo expulsara… si tal vez solo con una probabilidad, pero esa probabilidad sucia, es la decantacion final del sistema, a la suciedad continuada.

    1. El problema de base está en esa posibilidad de elección, con tu sistema de voto estos partiduchos seguramente se pondrían las pilas pero el hehco de elegir implica o debiera implicar tener la información suficiente para decidir con conocimiento de causa. Información coartada por los medios, manipulados y a su vez también restringidos
      en su mayor valor otorgado, la libertad de información. Decidiremos e iremos hacia 2 opciones que al final siempre es la misma, salvo que modificaciones como la que tu propones u otras similares tanbién validas se impusiesen.

      Saludos

  2. El problema de la informacion es sumamente crucial.
    de cualquier modo, se puede en el entorno adecuado minimizar su importancia.
    y eso seria debido a que por ejemplo:
    el problema del sistema acutal, uno mas, es que no se compite por la informacion que se suministra al elector.

    el motivo es que yo con tener 3 focos de decision de voto, voy que chuto, y eso lo saben los politicos, y ademas el partido que se ponga a hablar de cosas que no son esos 3 hechos que la sociedad si quiere decidir, y se les fuerza mas bien a que les ronde eso en la cabeza como unica prioridad.
    simplemente ese partido, jamas ni atrae ni un solo voto.

    pero por ejemplo si la gente tiene 2 votos, lo que sucede es bien distinto, por muchos motivos, los mas importantes son:

    que precisamente mis votos ya no compiten por esos 3 principios unicos que antes eran los que decidian mi unico voto, ahora, yo puedo identificar infinitos mas matices de quien es bueno y quien es malo, precisamente, por que eso es el doble voto, el generar una cuerda de accion a traves de la entelequia del voto, que define todo el espectro de pensamientos complejos de la persona.

    dicho en simple:
    al anularse por raiz misma el voto util, ya que ya cuenta todo partido en aprobacion o rechazo de normas, implica que el sistema no tiende a concentrar mi voto al mismo tiempo que tiende a reducir el numero de partidos, y finalmente mi voto va a una fuerza mayoritaria.
    ahora simplemente puedo generar entelequia de matices totales.

    esos matices finalmente, hacen que se me suministre la informacion como mecanica de intencion de atraer mi voto,
    ya si los partidos compiten en informacion.

    ademas un votante, aislado, puede fundar su partido, sabiendo que como nadie lograra mas del 50% de lso votos, el si cuenta…
    eso hace, qeu incluso si no puede hablar en el congreso, puede simplemente publicar en youtube, y ese si decir verdades.

    es decir, el secreto de gestionar informacion ineficiente, es precisamente este, el ser capaces de concentrar los votos, por eso se produce, realmente este es el mal mayor realmente.

    un oligopolio, jamas dira si su beneficio es legitimo, y velara por el oligopolio…

    felices fiestas ender y año nuevo.

    1. Completamente de acuerdo David, serían muchos los cambios necesarios pero vital y con consecuencias rápidamente visibles el cambio en el sistema electoral, cambio que debiera obligar a que los partidos realmente se abran a sus ideas confiando que el ciudadano las entienda y seleccione su voto.
      El hecho de saber que nunca vas a estar por encima del 50% ayuda a que el partido afronta la información que dá de otra manera ya que es mucho mas vulnerable. Eso sí, después habría que hablar de la gobernabilidad, que con estos profundos ineptos de políticos que tenemos ahora con este u otro sistema serían incapaces de gobernar, mal aconstumbrados a hacerlo en mayorias.
      Me encantaría verlo.
      Felices Fistas David

      1. yo creo qeu aprenderian a gobernar y a llegar a acuerdos, pues eso mas que el ser eficientes es premisa necesaria para los votantes.

        la primera vez los votantes votaran tal vez intransigente, a la segunda vez, los votos mismos se dirigiran a gente, capaz de llegar a acuerdos, pero que explique sus motivos.

        no hay nada como generar una necesidad como para que se desarrolle el producto, en el campo de las empresas, y por suerte en este caso este producto es totalmente viable…
        pues al final, si yo voto a un partido absoltuamente radical, lo unico que conseguire es que mi voto se pierda en la mayoria de votaciones, mi voto a ese partido, mientras que si mi otro voto va a alguien dialogante, aunque consiga menos cosas o menos sean sus pretensiones, la influencia de su pensamiento y de mi pensamiento, si estara en todas las leyes.

  3. lo primero que constato es que la tele ha hecho su función, pues después de 35 años de “democracia” la gente todavía no sabe lo que es, viendo los comentarios.
    Sres. como casi todo en la vida es un problema de riesgo moral, es decir de las motivaciones que te da un sistema para actuar de determinada forma. Asi pues, debemos cambiar el sistema, ¿en que dirección? bien democracia significa poder del pueblo. De modo que en el mismo instante que refrendamos un partido con nuestro voto DECEMOS ese poder en favor del representante, ahí esta EL FRAUDE. soluciones: habría dos vías una mas radical y otra mas light: la radical democracia directa pura, una utopia en la que creo que se podría llegar en el futuro si el ser humano asciende en su conciencia de ser político. la light: seguir con la representativa pero con mucha supervisión y mecanismos de actuación ciudadana: programas vinculantes, revocación de mandato, refrendación del presidente a mitad del mandato, ILPs vinculantes, separación de poderes, informacion publica independiente, hojas de ruta políticas publicas, veraces, comité de sabios( y no asesores chupones), es decir estamos completamente al revés, LA CORRUPCION ES EL SISTEMA por eso revienta, el que crea que esto es una democracia es porque en su vida no ha conocido otra cosa…

  4. solo estais esperando que los partidos cambien su manera de actuar, además lo esperáis con fe, con pasión, con esperanza.Bien ellos saben perfectamente que la ciudadanía sabe que les están robando, que son pobres, y que quieren un cambio, pero NINGUN PARTIDO propone un cambio real del sistema de modo que estamos llegando a conclusiones que no corresponden con los hechos, simplemente.No es por desesperanzar a nadie pero si os digo que el cambio no vendrá de los partidos, la historia nos enseña que cualquier avance en los derechos es producto de un cambio en la balanza de poder, decidme que poder tenemos en estos momentos? esa es la pregunta y la conclusión a la que llegamos en el frente cívico, julio Anguita y yo mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.