EL ARTE DE LA POLÍTICA SE BASA EN EL ENGAÑO.

EL ARTE DE LA POLÍTICA SE BASA EN EL ENGAÑO.

sunTzu

Reinterpretando las palabras de Sun Tzu en  “El Arte de la Guerra”:

“El arte de la política se basa en el engaño.

Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del contrincante, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca.

Poner cebos para atraer al oponente.

Golpear al contrincante cuando está desordenado.

Prepararse contra él cuando está seguro en todas partes.

Evitarle durante un tiempo cuando es más fuerte.

Si tu oponente tiene un temperamento colérico, intenta irritarle. Si es arrogante, trata de fomentar su egoísmo.

Si las tropas adversarias se hallan bien preparadas tras una reorganización, intenta desordenarlas. Si están unidas, siembra la disensión entre sus filas.

Ataca al contrincante cuando no está preparado, y aparece cuando no te espera.

Estas son las claves de la victoria para el estratega.”

Este escrito surge de la navegación de diferentes foros, el último de ellos la que denominan “Plaza Podemos”, donde quería pulsar la opinión o idea que se barruntaba acerca de la activación de un Proceso Constituyente. En concreto, quería saber que preguntas se consideraban básicas a formular en una consulta vinculante ante los primeros estertores del proceso constituyente. Mi inquietud venía precedida por la complejidad, a mi humilde entender, de que bases tomar para emprender las reformas en la organización del estado a nivel de estructuras estatales, autonómicas, regionales y municipales.

Me explico. Yo quería saber que consultas previas se debieran realizar a la ciudadanía para tener unas bases sólidas con las que comenzar las discusiones y trabajos que darían a las diferentes opciones. Todo a esto a mi modo de ver.

Por ejemplo:

Preguntas a formular ante un proceso constituyente.

  • SOBRE EL ESTADO.

¿MONARQUIA o REPÚBLICA?

-República con sistema de gobierno presidencial.

-República con sistema de gobierno semipresidencial.

¿COMPETENCIAS?

-EDUCACIÓN.

-SANIDAD.

-SERVICIOS SOCIALES  Y DEPENDENCIA.

  • SOBRE LAS AUTONOMIAS (y AYUNTAMIENTOS)

¿FINANCIACIÓN?

-ESTADO CENTRAL.

-AUTONOMÍA.

-MIXTA ESTADO/AUTONOMÍA

¿COMPETENCIAS?

-EDUCACIÓN.

-SANIDAD.

-SERVICIOS SOCILALES  Y DEPENDENCIA

  • SOBRE LAS DIPUTACIONES.

SI/NO.

También me interesaba saber a qué niveles se debieran realizar cada una de las consultas, a nivel de todo el estado, autonomía por autonomía, etc.

La respuesta a todo esto fue la misma (salvo un par de buenas excepciones).

“Te estás adelantando mucho”.

Esto me lleva a la segunda discusión en la que me sumergí, viendo que todo el hervor Podemos giraba en torno a su propio proceso constituyente y a las expectativas hacia las próximas elecciones. En este caso, preguntaba por si era estratégicamente adecuado (ante tanta ilusión como sentí) llegar al gobierno en las próximas elecciones generales, dado que la crisis aún se mantiene fuerte y parece muy factible que aún tenga fuerza suficiente para llevarse por delante a un gobierno más. Cierto que hice la pregunta para alborotar un poco la discusión y hubo respuestas de todo tipo, aunque la inmensa mayoría no entendía otro horizonte que ganar, ganar y ganar las próximas elecciones municipales, autonómicas y generales para comenzar cuanto antes a dar una vuelta de 180º al país, llevándolo a una senda de democracia real y con futuro.

Por supuesto que lo entiendo, pero con esto recordé a Sun Tzu en  “El Arte de la Guerra” y considero importante pararse a reflexionar. Por cierto, ya hay muchas dudas en lo conveniente de presentarse en los municipios en los que no tengan una estructura clara y sólida, a eso me refiero, pararse a pensar y actuar.

Reconozco que bajarse del caballo de la ilusión es complicado, adivinar los pasos del contrario que aprovechará el mínimo resbalón para hacer descabalgar y que el miedo se apoderé para volver a dar los siguientes pasos, como aquel niño que tropieza y se golpea en sus primeros intentos; por ello hay que pisar fuerte y firme, esperar el golpe, que llegará y como buen púgil aguantar en el ring para seguir luchando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.