Boicot electoral

Cuando existan razones para creer que una elección no se llevará a cabo de manera justa o cuando exista una negativa a reconocer la autoridad del régimen de poder, un movimiento de oposición puede negarse a presentar candidatos y podrá instar a las personas a negarse a votar. El objetivo de este boicot es por lo general protestar contra la utilización de la elección para engañar a las personas en cuanto al grado de democracia actual, o puede ser un intento de evitar que lo real se vea eclipsado por cuestiones “menores” a través de la participación electoral. A veces los boicots electorales también se han intentado por grupos minoritarios que tratan de privar al gobierno electo de legitimidad para hacerlo más vulnerables a los ataques posteriores por diversos medios, incluyendo la guerra de guerrillas.

 

Cuando los jacobinos buscaron en 1793 calmar el descontento político mediante la presentación de un plebiscito a una constitución que declaraba que después de la emergencia los franceses podrían volver a elegir su forma de gobierno, tres de cada cuatro ciudadanos se abstuvieron de votar. Más tarde los electores actuaron de manera similar: “El resultado de las ilegalidades de fructidor hizo de la elección de 1798, una farsa. Prácticamente todos los moderados se abstuvieron de votar ¿De que servia votar, si los Administradores se negaban a aceptar los resultados de las elecciones..?” [30]

Tras el manifiesto del zar ruso de 1905, que contenía muy limitados pasos hacia una mayor autonomía local en Finlandia, los socialdemócratas finlandeses volvieron a su exigencia mínima anterior de una Asamblea Constituyente y boicotearon las elecciones a la nueva dieta. [31] Los socialistas revolucionarios reunidos en Rusia en enero de 1906 comandaron a sus seguidores a boicotear las elecciones a la Duma, aunque la mayoría de ellos votaron de todos modos. [32]

Otro ejemplo es el de los nacionalistas puertorriqueños, que durante muchos años boicotearon las elecciones porque se niegan a reconocer el derecho del gobierno de Estados Unidos sobre el control de la isla y para operar la maquinaria electoral. [33]
Boicot electoral contra el gobierno después del golpe – Honduras, 2009

Crespigny reporta tres casos de los años 1961 y 1962. [34] En noviembre de 1961 la oposición en Portugal se retiró de las elecciones parlamentarias e instó a los ciudadanos a no votar, a fin de evitar la falsa apariencia de una elección justa. [35] Uganda, en abril de 1962, los gobernantes de Ankole, Bunyoro, Toro y Busoga amenazaron con  boicotear las elecciones en un esfuerzo por obtener un estatus federal total de sus territorios. [36] Ese mismo mes, todos los partidos de la oposición boicotearon las elecciones Federales de la Federación de África Central (también llamada la Federación de Rhodesia y Nyasalandia), como parte de su campaña, finalmente exitosa para la desintegración de la federación. [37] También en abril de 1962, el partido de oposición en El Salvador se negó a tomar parte en las elecciones presidenciales, declarando que la elección de 1961 habían sido fraudulentas: los candidatos del gobierno habían ganado todos los asientos [38].

Militantes vietnamitas líderes budistas a mediados de agosto 1966 instaron a sus seguidores a no votar en la elección de una asamblea constituyente el 11 de septiembre, acusando al gobierno de Ky de tratar de explotar las elecciones con el fin de “formar un régimen dictatorial al servicio de intereses extranjeros “. [39]

Una variante de este enfoque fue la campaña “Voters’ Veto” en Gran Bretaña durante la elección general de 1959, en la que no había oposición a los candidatos a ser designados o a la celebración de las elecciones, pero había un rechazo a apoyar a algún candidato, de cualquier partido, que no establecieran claramente su voluntad de votar en el Parlamento en favor del desarme nuclear unilateral incondicional. En la práctica, esto significaba un boicot de todos los candidatos en la mayoría de los distritos electorales. [40]

Gene Sharp, reimpreso con permiso de The Politics of Nonviolent Action, Part Two: Los métodos de la acción noviolenta. Método N º 124, pp 291-292. Publicado por primera vez en 1973. Séptima impresión. Boston: Porter Sargent Publishers, 1998. http://www.lokashakti.org/encyclopedia/concepts/883-boycott-of-elections

Un comentario en “Boicot electoral

  1. Hola, os voy a hacer unas elecciones anticipadas para todo este colectivo. Se trata de votar entre si yo soy la persona mas grande de este planeta o no.
    Asi pues meter vuestros votos en una urna y hacermelos llegar que ya los cuento yo. Aunque no se haya celebrado todavia las elecciones os voy a anticipar los resultados.

    Personas que piensan que soy el mas grande 56% mayoria absoluta
    Personas que piensan que no 22%
    Abstencion 29%.
    Entonces salgo diciendo “Ha ganado la democracia” y listo.

    Un saludo gente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.