CRISIS ASIÁTICA VERSUS CRISIS ACTUAL: ESTA VISTO QUE NO APRENDEMOS DEL PASADO…

CRISIS ASIÁTICA VERSUS CRISIS ACTUAL

 

La verdad es que no salgo de mi asombro con las medidas que está adoptando  el gobierno de Rajoy (con el beneplácito y acompañamiento de toda la Comunidad Europea) que me dan a entender que no han aprendido nada del pasado. Van a volver a tropezar en la misma piedra con la que se tropezó en la anterior crisis asiática. Lo que han decidido, básicamente y en resumidas cuentas, es poner al estado, y a su pueblo, como” vaca a ordeñar”, es decir, van a poner al estado como garante de los bancos, o lo que es lo mismo, van a esquilmar vilmente a impuestos y a políticas de austeridad sangrantes a todo el pueblo español para salvar a los bancos. Con lo que recauden sableándonos, más lo que pidan de deuda, van evitar que caiga ningún banco (nacionalizándolos, inyectando capital a espuertas de nuestros impuestos y de lo que nos presta Europa) con nuestro dinero van a salvarlos a todos, a los que lo hayan hecho bien y a los que lo hayan hecho mal, a todos, van a  avalarlos y a recapitalizarlos a todos, sin excepción, entrarán en su capital y también “vía BCE” (con los LTRO’s, Target2, prestamos aceptando como colaterales títulos de toda clase -incluso dudosos- y con la famosa “línea de crédito en ventajosas condiciones para la recapitalización de los bancos”)

Total que se les prestará todo el dinero que necesiten, sin límite, como si no hubiera un mañana, pero que de cuya devolución al BCE responderemos todos nosotros, es decir, el estado. Con ello van a poner al estado (es decir, a todos nosotros -sé que soy un pesado, repitiéndome, pero lo hago a posta-) como garantes y últimos responsables de  toda esta sinrazón bancaria, con lo que al final, quienes pagarán toda esta orgía, seremos nosotros, los sufridos contribuyentes. Y, en mi humilde opinión,  esto, a parte de una injusticia, es un GRAVISIMO ERROR y me explicaré utilizando la crisis asiática de 1997.

En aquel año los gobiernos de Tailandia, Malasia y, sobretodo, Indonesia llevaron a cabo unas malas políticas gubernamentales, muy parecidas a las que están llevando ahora a termino los gobiernos Europeos y en concreto el Español, resulta que los susodichos gobiernos asiáticos, de una manera o de otra, lo que hacían era garantizar las inversiones de los bancos locales. Es decir, que un banco podía pedir préstamos al extranjero y hacer una inversión extraordinariamente arriesgada y su razonamiento era: “Si sale bien, pues fantástico, me lo quedo todo yo, y si sale mal, paga el gobierno”. (Esto mismo puede ser que estuvieran pensando en su día los bancos patrios ahora ayudados por el estado)

No hace falta decir que esta política, de garantizar a los bancos y sus inversiones, llevó a los bancos a asumir demasiados riesgos, a menudo en proyectos inmobiliarios corruptos e incestuosos. Cuando muchos de esos locos proyectos salieron mal, porque eran irracionales y, desde un punto de vista económico, totalmente inviables, el gobierno asiático se encontró sin los recursos necesarios para financiar todas las pérdidas y así estalló la crisis asiática.

Una cosa parecida está pasando ahora aquí, pero de diferente forma, los bancos, al calor del beneficio fácil y del pelotazo, comercializaron hipotecas de alto riesgo a todo Dios, cuando el mercado inmobiliario iba bien, todo eran vino y rosas, pero cuando explotó la burbuja ( lógico dada la irracionalidad de los altos precios de los inmuebles, solo explicables por la enorme cantidad de dinero a crédito puesto a disposición por los bancos) pues resultó que todo se vino abajo, los bancos vieron que los créditos concedidos ya no se devolvían y que, por tanto, tenían que ejecutar las garantías y vieron como, al final, se tuvieron que quedar con un montón de activos inmobiliarios tóxicos devaluados que no cubrían ni la mitad de los préstamos concedidos y que ahora pasaban a estar en mora. Total que ahora no saben ni el valor de toda la mierda que tienen en sus balances y esto les ha producido un enorme agujero, es decir, una gran descapitalización.

Encima, como se han dado cuenta de que han concedido excesivo crédito a gente que no los va a poder devolver nunca, ahora resulta que han cerrado el grifo a toda la economía real y, haciendo esto, han sumergido a todo el país en una recesión sin precedentes. Como todo se les vino abajo, se dieron cuenta de que se habían quedado sin liquido suficiente ni para sus operaciones corrientes (mucho menos para devolver lo solicitado a deuda en el extranjero) y como vieron que ya solo les quedaba la salida de la quiebra, como niños consentidos y mal criados, salieron todos en desbandada, como pollos sin cabeza, al grito de “esto se hunde”, para que viniera “papa estado” a salvarlos de la quema y, en vista de los resultados, he de reconocer que la jugada les ha salido redonda.

Como ell gobierno del estado no podía dejar caer a sus colegas que en su día le financiaron, y que ahora la habían cagado tan estrepitosamente, salieron al rescate  y justificaron la necesidad de tal salvamento con la  excusa de que eran bancos sistémicos y de que no se podía dejar a las pymes y a las familias sin crédito (lo cual es falso, porque ya se han metido cientos de miles de millones de euros en los bancos y ahí sigue sin fluir el crédito para nadie) Total que el estado pasó de tener una deuda del 40%, a tener ya una deuda del 85% o del 100% del PIB, si tenemos en cuenta el PIB real, no el falso del INE. Y no contentos con eso, encima se les conceden más avales y el estado les da todas las garantías que necesiten para “salir adelante” y más, acompañándoles en fusiones imposibles ( que solo provocan que el problema se torna aún más grande) y dejando abandonados a su suerte, al resto de sectores económicos de España.

Bien, pues ahí es donde está el problema, al igual que en la crisis asiática, no se ha dejado caer a los bancos que han hecho una mala gestión, se está premiando la mala gestión y encima se esta dando a entender que, hagan las cosas, bien o mal, el estado siempre les va a sacar las castañas del fuego. Como en Asia, si el gobierno no se hubiera metido a asegurar a los bancos y a sus inversiones, la crisis financiera asiática no se hubiera producido nunca.

Lo que se tenía que haber hecho, hace tiempo, era reformar el sistema financiero de arriba a abajo, crear una supervisión publica (BdE) muy rigurosa y exigir mayores garantías a las instituciones financieras. No se hizo y ahora todo son parches, parches que no solucionan la raíz del problema y que, sus efectos, van a durar lo mismo que lo que dura un “chupa chups” en la puerta de un colegio: poco o nada. Y no durará nada porque el tamaño del problema ha alcanzado ya dimensiones y proporciones descomunales, de nada sirve poner parchecitos. Pronto tendremos en nuestras pantallas la crisis de la crisis, al cuadrado, y luego la crisis de la crisis de la crisis, pero al cubo, y así sucesivamente.

El crecimiento económico a largo plazo solo se puede lograr con economías de mercado saneadas y apoyando a la economía real, no solamente a la financiera, la resurrección de este proteccionismo estatal va a hacer mucho daño a millones de ciudadanos: recortándoles servicios, sumergiéndoles en el paro, debido a la recesión y a la caída del consumo, provocando que se evaporen sus ahorros, como por arte de magia (preferentes, deudas convertibles, etc.) y este será  el mayor costo de la crisis que estamos viviendo. En muy poco tiempo se producirá la pérdida de todo lo conseguido durante todo este tiempo atrás. Veremos la privatización de la sanidad, el desmantelamiento de la educación pública, el copago, el tercermundismo y la sudamericanización de España, sí, sí,  pero con impuestos de país occidental de primer orden, no te lo pierdas, incluso por encima de Suiza (Cataluña ya paga un 56% en su tramo más alto, eso es ya, en mi humilde opinión, un confiscación en toda regla y creciendo) Increíble.

Una pena, la verdad, es que no aprendemos…

Un saludo!!!

Un comentario sobre “CRISIS ASIÁTICA VERSUS CRISIS ACTUAL: ESTA VISTO QUE NO APRENDEMOS DEL PASADO…

  1. Estaría bien otro artículo comentando la situación actual de estos países para ver su evolución desde el estallido de la crisis hasta hoy. Un saludo y gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.