¡Que viene el lobo! – Ampliando el debate

Hoy ampliamos el debate respecto al fascismo. Si todo es fascismo, nada es fascismo. En el momento en que se utiliza incorrectamente el término, se pierde la capacidad de identificarlo. ¿Qué es el fascismo? ¿Estamos viviendo un repunte? ¿Cómo se identifica? ¿Cómo se protege una sociedad del fascismo? Con @IracundoIsidoro , @Shine_McShine , y @desempleado666. Conduce @TxusMarcano.

Alfred Döblin: “Noviembre de 1918. Una revolución alemana”, fresco histórico y destino individual: la historia alemana y europea hechas carne y hueso de novela; “La república de los soñadores” de Volker Weidermann; “Un amigo de Hitler, Inglaterra y Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial” de Ian Kershaw; “1924: The Year That Made” Hitler by Peter Ross Range; “Caught in the Revolution: Petrograd, Russia, 1917 – A World on the Edge” de Helen Rappaport; “El oscuro carisma de Hitler. Cómo y por qué arrastró a millones al abismo”, de Rees, Laurence; “M. El hijo del siglo” de Antonio Scurati.

Ir a descargar

5 comentarios sobre “¡Que viene el lobo! – Ampliando el debate

  1. Eso que comentáis de la colonia británica en Petrogrado cuando la Revolución me recuerda a lo que dicen los biólogos de la asimetría entre el depredador y la presa para explicar algunos aspexts de la evolución conjunta de ambos: si en un lance de caza el depredador falla, se queda más o menos como está, con un derroche de energía, pero poco más. Pero si falla la presa, pierde la vida, lo pierde todo. En este asunto de la Revolución, las clases dominantes serían, paradójicamente, como la presa, y las subordinadas como el depredador. Hay una asimetría que ·explica· por qué las clases dominantes van a por todas contra la Revfolución, mientas que las subordinadas se lo toman con calma, por decirlo de alguna manera.

  2. Es que en los años 30 había un peligro para derribar el orden burgués, que era la clase obrrera apretando cuando el capitalismo entró en crisis. Hoy esa amenaza no existe, la clase obrera hoy es lo más inofensivo y dócil que se podía imaginar, pero de hecho el propio orden burgués se está derrumbando por su propio peso, o al menos se extienden peligrosas gritetas y cada vez caen más escombros sobre nuestras cabezas, y las tensiones a que dé lugar, que pueden manifestarse de determinadas formas, como por ejemplo la descomposición nacional, llevarán a las clases dominantes a tratar de contener la cosa deshilachada a hostias, porque las costuras no aguanten.

    Es decir, se trata de ver las cosas a un nivel superior: no que la amenaza es una determinada y concreta, sino que el oden burgues se ve amenazado mortalmente.

    Del mismo modo, si en los años 30 la fórmula para salvar al capitalismo pasaba por las fórmulas intervencionistas (keynessianas o de otro tipo más o menos análogo) hoy pasan por el llamado neoliberalismo (que no es no intervencionismo, eso es solo palabrería ideológica muy bien pensada para derribar ·lo que hay que derribar·, sino intervencionismo masivo del Estado, en sentidos muy concretos a la vez que se retira el papel del Estado en otros, como garante de derechos laborales, etc.). Es decir, se trata de ver de nuevo un nivel por encima: que hay una política necesaria a implementar para salvar el capitalismo, y no la política concreta que es necesaria para salvar el pellejo las clases dominantes.

    Luego hay otras características comunes, como la base social común (teniendo en cuenta que la estructura social hoy no es la de los años 30 y que por ejemplo entre las clases medias sucumbiendo al rodillo de la crisis hay que añadir a amplios sectores de la clase obrera que se habían integrado en ese constructo del Estado del Bienestar que era la llamada clase media, en singular, se han venido abajo en la etapa neoliberal, aunque bien es cierto que hasta el inicio de la crisis en 2007 no puede decise que la pequeña burguesía de profesionales, tenderos, etc., haya entrado en crisis, eso le diferencia a la clase obrera que lleva paa atrás y abandonando la “clae media” desde mínimo los 90; de hecho la clase obrera al menos de momento rechaza a VOX). O también la demagogia populista, anti-plutocracia (hoy dicen anti-elite globalista), se han cambiado a los judíos por los inmigrantes pero en esencia es lo mismo, etc.

    Si te fijas en los caracteres específicos (que la amenaza es la clase obrera, que el remedio pasa por el capitalismo intervencionusta en sentido keynesiano) estarás diciendo que solo es fascismo el fascismo del pasado, que ya no puede volver. Hay que subir un nivel y fijarse en los puntos de que esas cosas concretas dependen: que hace falat una política específica para salvar el capitalismo, que el capitalismo se ve mortalmente amenazado (se acual sea la amenaza concreta)

    Los niveles de violencia a que puede llegar el fascismo del siglo XXI, yo no podría la mano en el fuego de hasta dónde puede llegar, pues eso depende de hasta dónde llegue el grado de descomposición social y las tensiones a que dé lugar. Con lo que tenemos hoy delante de las narices, pues es verdad que no podemos decir que las cosas vayan a llegar muy lejos, pero no veo que se pueda afirmar con mucha seguridad pensando en la pendiente hacia abajo por la que vamos.

    Por otro lado, el juego de la falsa izquieda que, puesto que no tiene nada positivo que ofrecer, se presenta con un papel negativo, es decir, agitando el fantasma de VOX y diciendo: “vótame, que si no lo haces viene VOX”, no ceo que en principio entre en contradicción con que estos sean verdaderamente fascistas, sino que me parece que esto pudiera ser de esas cosas que, a toro pasado, se cuentan en los libros de Historia como aquella serie de torpezas y cegueras que alzaron a la bestia.

  3. el fascismo como los demas nacionalismos fueron introducidos por la elite para contrarrestar los movimientos obreros. Nada pasa por casualidad. Hitler intento un golpe y fallo, como es logico.
    La oligarquia alemana le rescato y le financio para auparle al poder y despues lanzar al pueblo aleman contra la URSS , en una guerra de exterminio y rapiña de los recursos (lebensraum)
    Despues a los fantoches nazis se les condeno, mientras a los oligarcas alemanes ni se les juzgo , la IG Farben se fue de rositas. Todo el dinero que ganaron con la guerra , almacenado en SIuza. Las guerras siempre han sido y son un negocio

  4. Sólo venía a decir que vivimos en una Democracia Tutelada, que de Democracia tiene poco y de Tutelada, todo. El R78 es el R39 aderezado con purpurina de colores. Todo el entramado cultural, ideológico, político, económico, judicial… es una gran pantomina al servicio de los de siempre. Salirse del redil deviene una obligación moral, tanto a título individual como colectivo.

    Nos faltan estrucuturas comunales autònomas que sirvan para escapar de las garras de este régimen que todo lo corrompe. Estructuras y relatos que nos sirvan de autodefensa frente a lo que se nos viene encima, lo que ya tenemos encima. Estructuras alejadas de los Partidos que nos permitan establecer parcelas de libertad, solidaridad, apoyo mútuo… y vivir todo lo que se pueda al margen de lo que ordena la televisión y la prensa del régimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.