La guerra ya está aqui y sus consecuencias son impredecibles: todos deberemos definirnos 

Por encima y a pesar de nuestras vomitivas televisiones, los datos del conflicto ucraniano,antes de la intervención de la Federación rusa, fueron los siguientes:

1.- La guerra fue desencadenada en 2014, mediante un golpe de estado patrocinado por la OTAN, que llevó al poder en Kiev a los restos no depurados en su día (y acogidos y protegidos por occidente) del nazismo ucraniano colaborador en la II guerra mundial con Alemania, dirigido en su día por el asesino de cientos de miles de judíos, gitanos y comunistas, llamado Stephen Bandera, hoy admirado por Zelensky y lo suyos como un patriota.

2.- Contra el golpe, varias provincias de Ucrania de habla rusa- que el nuevo régimen prohibió- se insurreccionaron, entre otras, Luganks, Donets y Crimea. Ycomenzó la guerra civil, porque esto es lo que sucedió. Crimea se autodeterminó y posteriormente se unió a Rusia; las otras dos regiones, se proclamaron repúblicas independientes.

3.- Hasta 2022 y a pesar de haber firmado Ucrania los acuerdos de Minsks en 2014, con el objeto de garantizar una amplia autonomía a las territorios de Donets y Luganks, el gobierno de Kiev fue alimentado con amplio y numeroso armamento por parte de la OTAN y no dejó de agredirlas y bombardearlas. Se contabilizaron en esos 8 años ( 2014 a 2022), más de 14.000 muertos, consecuencia de las agresiones.

En otras regiones, donde la insurrección no triunfó, como Odessa,  los rebeldes fueron reprimidos y algunos quemados vivos ( Casa de los sindicatos)

Fueron garantes de los acuerdos de Minks, Alemania y Francia, las cuales no movieron ni un dedo cuando Kiev no cumplió ni una sola letra del acuerdo y pasó a agredir y bombardear a las citadas regiones a diario con el resultado ya comentado. Es más, a esta fecha Poroshenko, a la sazón presidente de Ucrania ( tan fascista o más que Zelensky), ha confesado que nunca tuvo la intención de cumplir dichos acuerdos. Por su parte, Stoltenberg, hoy secretario de la OTAN ha manifestado que, a partir de 2014, ya comenzaron a armar y preparar a Ucrania para este final.

De los garantes, Alemania y Francia, nunca más se supo. Hicieron ver que lo eran para ganar tiempo y armar así hasta los dientes a Ucrania.

Estos son los antecedentes del conflicto. Todo lo tramó la OTAN y EEUU para debilitar a Rusia en sus fronteras y forzarla a intervenir. Rusia se vio obligada a salir en ayuda de las poblaciones de habla rusa de Ucrania, cuando comprobó que esas regiones iban a ser cuasi exterminadas. Hasta el cómico presidente Zalensky ( días antes de la intervención rusa) amenazó con hacerse con una bomba nuclear bruta. Ya se imaginan contra quién.

Ucrania por parte de occidente fue la herramienta elegida para intentar acabar con Rusia, pero podría haber sido cualquier otra otra nación.

El propósito final de la OTAN y EEUU no es otro que deshacer y dividir a Rusia, como ya hicieran con Yugoslavia, y balcanizarla en cuatro o cinco estados, peleados entre si, y títeres de occidente todos ellos. Es para occidente ( EEUU y sus lacayos, los países anglos y la UE) la doctrina de siempre, la que llevan siglos haciendo en Asia, África y Latinoamérica: saquear y robar los recursos de los demás, imponiendo su hegemonía e impidiendo que surjan otros países que puedan impedírselo.

Si en los comienzos del artículo la guerra ha sido definida como civil, hoy ya es la guerra del mundo anglo, los Estados unidos, la UE y la OTAN contra Rusia. Si contamos a todos estos países, más los cipayos que les siguen, podemos estar hablando de casi 6o naciones ( una más, otra menos)

En estos momentos, estas 60 naciones han armado y entrenado a un ejercito en Ucrania de casi 400.000 hombres o más o menos, si contabilizamos la fuerzas auxiliares; y puede decirse además, que un 30% de esas tropas son tropas mercenarias y fuerzas irregulares, camufladas, de los ejércitos británico y polaco, entre otros. Ni que decir tiene que todo el armamento de la mas alta tecnología se le está suministrando al régimen de Kiev, en colas kilométricas que cruzan a frontera polaca, incluido el servicio de satélites e inteligencia de todo tipo y toda clase de pertrechos, hasta la ropa, alimento y combustible necesario para los soldados.

Hoy Ucrania, que vive de generosos créditos de EEUU y la UE, sino fuera por ellos, como estado, ya habría quebrado y no podido pagar ninguno de sus servicios públicos, o la nómina de sus funcionarios. Todo lo que usa y gasta se lo proporciona occidente. Hasta el último céntimo.

A la guerra en el campo de batalla, occidente le ha unido la guerra económica, intentando boicotear a la economía rusa, a la que le han retenido ( digamos claramente robado) más de trecientos mil millones de dólares que tenia depositados en bancos en Europa.

Mientras escribo estas líneas, como la guerra económica no le está yendo muy bien a occidente, sino más bien al contrario, EEUU e Inglaterra ya han comenzado a suministrar a Ucrania misiles de largo alcance que pueden impactar en Moscú. En cuanto los reciba, no lo duden, el psicópata de Kiev, el comandante, cómico nazi presidente, no se lo pensara ni dos veces y apretará el botón.

La guerra de la OTAN contra Rusia, ya está declarada y el mandatario ruso ha decretado la movilización de sus reservistas. No sabemos en qué puede derivar esta guerra ( por el momento convencional) entre occidente y Rusia, y por ahora en suelo ucraniano. Tres escenarios contemplo:

1.- Si la guerra la pierde occidente, definitivamente Europa, el mundo anglo y sobre todo los Estados unidos, habrán perdido su dominio hegemónico en el mundo. Nacerá un mundo multipolar, y los anteriores hegemones entrarán ( sino lo han hecho ya), en una rápida decadencia, con todo tipo de conflictos en su propia casa.

2.-  Si la pierde Rusia, dejará de existir y como ya he dicho será partida y dividida, a conveniencia de las potencias vencedoras. Y no no todo habrá acabado ahí, pues el próximo objetivo de las actuales potencias occidentales, será acabar con China, que podría ocurrir que acabara participando en el conflicto.

3.- Pero, y es lo mas probable, si se da esta segunda situación, es que Rusia, antes de desaparecer, utilizará sus armas nucleares ( quizá superiores a las de occidente en misiles supersónicos) y habrá llegado el Argamedón. Por lo tanto no habrá vencedores ni vencidos.

La solución de la esperanza y la paz, sólo tiene un camino: que los pueblos de Europa salgan a la calle y destituyan a las marionetas de los Estados Unidos, es decir a sus dirigentes.

Estados Unidos e Inglaterra, sin sus aliados europeos, no se atreverán a desencadenar un conflicto de impredecibles consecuencias.

En lo que viene, si Europa no reacciona y apuesta por la paz, no habrá neutrales. Todos deberemos definirnos.

Laquenosvieneencima.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.