La economía según Pablo Iglesias y la burbuja Tesla – Economía Directa 16-6-2017

Hoy hablamos sobre la moción de censura, centrándonos especialmente en la parte económica del discurso de Pablo Iglesias. También analizamos los resultados de las elecciones británicas, de la tibia victoria de May y la dulce derrota de Corbyn. Por último, nos preguntamos si estamos ante la burbuja Tesla: una compañía con una gran popularidad, una gran cotización en bolsa y, sin embargo, unos resultado comerciales más que discretos respecto a otros fabricantes de automóviles. Con Jordi Llanos y José Luís Carretero. Conduce Juan Carlos Barba.

Fotografía de congreso.es

18 comentarios en “La economía según Pablo Iglesias y la burbuja Tesla – Economía Directa 16-6-2017

  1. ¿Es la vía Tesla el camino debemos seguir para afrontar los retos que tenemos por delante?¿Es la respuesta?¿O es un desperdicio mas de recursos? Hay un ejemplo muy manido: la Nasa gastó millones de dólares en desarrollar un boli que pudiese funcionar en gravedad cero, y si, lo logró, una obra maestra de la ingeniería. Cuando le fueron a preguntar a los rusos como habían afrontado tan grave escollo, estos respondieron, “nosotros subimos un làpiz”.

      1. Le agradezco Sr Aritza que se haya tomado la molestia de replicar mi intervención. La verdad es que nunca me preocupó la verecidad de dicha historia, me la tomé como un chiste, una chanza, una demostración de que ante una adversidad el ser humano opta siempre por la respuesta más sofisticada, aunque tenga la salida simple delante de los ojos.

        Si es verdad lo que usted cuenta (no me voy a tomar la molestia de cotejarlo) solo me confirma, primero, que los rusos son humanos, segundo, que también prefieren la solución compleja. Ante el fin de la Era Fósil, después de negarlo con todas nuestras fuerzas y artimañas Luego, y tras la inevitable aceptación, recorreremos un sin fin de caminos que no llevan a ninguna parte. Los andaremos todos, hasta la extenuación. La vía Tesla es solo uno de muchos caminos estúpidos que nos quedan por recorrer.

        Y no todo es disonancia cognitiva, hay muchos intereses en juego.

        Reciba un cordial saludo!

  2. Teniendo en cuenta la realidad política española en la cual la oferta política es simplemente un mercado donde cada partido político ofrece su “producto”, conviene tener en cuenta que el producto “cambio de sistema” ofrecido por la izquierda tradicional está en cierta manera muy inmaduro aún, es decir, la gente en su mayoría en España no quiere “comprar” un cambio de sistema político, están convencidos que la democracia actual española es aceptable y que en organización política no es importante mejorar, evidentemente porque la mayoría de los españoles que votan de manera constante en todas las elecciones -no como la izquierda radical que no vota- estos no desean un cambio de sistema, ya que por su edad y por sus necesidades vitales este sistema podrido español actual en forma de oligarquía de partidos cubre sus espectativas aportando además un margen de seguridad ficticio pero efectivo, que les hace creer que su pensión y condiciones de vida se mantendrán hasta su muerte, aunque se condene a la miseria a millones de españoles, es decir a esta generación del baby-boom que ya se están jubilando, les trae sin cuidado los problemas de los españoles mientras no les afecten a ellos, pura estupidez egoísta e idiota.

    De todas formas, no estoy seguro que esta sea la razón por la que Pablo Iglesias no incorpora en su propuesta política el citado -y sin duda en el fondo necesario- cambio político para España, pero cualquiera un poco inteligente podría discernir que si se oferta un producto no deseado y que no aporta seguridad al mercado potencial, es decir a la mayoría de los envejecidos españoles, es decir el cambio de sistema político, además de las difamaciones y manipulaciones acerca de Podemos que diariamente intentan desprestigiar su “producto político”, una estrategia así aunque muy legítima y ética con este panorama demográfico español actual en 2017…este producto no tiene en la práctica ninguna posibilidad de alcanzar el éxito, aunque por supuesto desde “la grada” todo lo que se hace en el terreno de juego nos parezca criticable hasta la eternidad…

    1. Efectivamente. Juan Carlos & company no acaban de entender que con mensajes extremos de ves en la irelevancia política.

      Si no ganas no puedes cambiar nada. Ya tuvimos un montón de años de heterodoxia marxista en IU, cuando ni iban a la TV. ¿De qué sirvió? Las reglas no las ponemos nosotros hay que jugar con ellas.

  3. Hablar de burbuja con TESLA y baja producción cuando tienen más de 400mil reservas para su nuevo vehículo es, como poco, atrevido.

    Reservas que han abonado 1000€ para la compra de un coche que tiene en su modelo más básico un precio de 35mil €

    Ainss

  4. Con el tema de Tesla es en parte burbuja pero en gran parte no. Esto no es comparable a la burbuja de las empresas .com porque la burbuja de estas se basaban en condiciones de mercado diferentes, se demostró que no había “sillas para todas” en el mercado mundial de internet, lo cual es evidente.

    Con Tesla es diferente, el planeta necesita de un cambio de rumbo energético y medioambiental porque sino sucederá el colapso, es decir apostar por Tesla es una apuesta segura porque o Tesla será el lider tecnológico de la autosuficiencia energética doméstica (revolución de materiales incluida) y de coches eléctricos o si no lo consigue dará igual porque la biosfera sufrirá tales cambios irreversibles en una o dos décadas que ya dará igual donde meter el dinero…

  5. Los cambios relevantes tiene dos caminos:
    a) uno rápido debido a un suceso de gran impacto seguido de un breve período caos de gran intensidad y otro de ajuste o reordenación.
    b) uno más lento, que requiere un conjunto de cambios menores y sucesivos incrementales como parte de una cadena. Para cada uno de estos cambio se requiere de una masa crítica suficiente.

    En ambos casos los elementos predominantes ofrecerán resistencia (“business as usual”) y aparecerán otros que intentarán aprovecharse de ellos para sus propios fines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.