El padrino de la Zarzuela – Polinomia 18-02-2013

El padrino de la Zarzuela

El Rey, la pieza fundamental del ajedrez del Régimen-78, en peligro de jaque mate para esperanza de una futura democracia,  donde este pieza y sus compinches de las cúpulas de los pseudopartidos políticos antidemocráticos acaben siendo juzgados y encarcelados.  De todo ello discuten en armonía disonante y modo mayor, David Serquera y Pepe Crespo.

Escuchar y/o descargar en ivoox

 

7 comentarios sobre “El padrino de la Zarzuela – Polinomia 18-02-2013

  1. El programa ha sido en general muy interesante. De todos modos, no puedo entender por qué ahora, a la gente le ha dado con el tema de Alemania y el nazismo. Es decir, puedo entender que a gente inculta, simple y un poco infantil, pueda caer en la trampa facilona de buscar a un enemigo malísimo al que culpar de las propias carencias. Estulin lleva unos cuantos libros vendidos con temas parecidos. Puedo entender que una panda de griegos vagos, inútiles y golfos te saquen al 4° Reich como causa de sus males. Puedo entender a unos cuantos castuzos de los nuestros, buscando excusas para desviar la atención sobre el latrocinio moral, intelectual y económico que han perpetrado contra nuestro país. Incluso puedo entender la existencia de mamarrachos integrales como el tipo aquel que trajisteis del Vórtice (después de vuestra entrevista escuché uno de sus podcasts y todavía me cuesta no vomitar cuando pienso en ello). Lo que no logro entender (y disculpadme por ello), es como un ingeniero que vive rodeado de ellos como Pepe Crespo, y que por lo tanto los conoce mínimamente, puede dar cobertura a ese tipo de argumentos que se caen a pedazos por lo infantiles y curtes. De verdad, se me escapa por qué extraña combinación cósmica a gente como Pepe o David, les pasa por la cabeza dar cobertura a temas como que nuestros males vienen de que los nazis nunca desaparecieron y siguen queriendo dominar Europa para expresar su supremacía… joder Pepe, que trabajas con ellos. Deberías haberte dado cuenta de que no es que quieran dominarnos, es que son 20 veces más organizados y cultos que nosotros y por lo tanto, es normal que si nos ponemos a jugar con las mismas reglas y en la misma división, nos ganen por goleada. Es que me recuerda tanto a los típicos hispanoamericanos culpando a la colonia y a los gringos de sus propias miserias, que no sé si reír o llorar. Lo que hay que conseguir, es que en Espana luchemos por ser tan organizados, cultos y respetuosos con el prójimo como ellos… quizá así algún día podremos dejar de llorar como ninos y competir en la misma liga mirándonos a los ojos directamente.

  2. Muy buenas, Joan Vallve, gracias por tu comentario.

    Tienes razón en lo que se refiere a la “Zivilgesellschaft” alemana, pero esto hay que distinguirlo de la sociedad política alemana que es partitocrática. Es decir en Alemania no hay democracia, sino dictadura de partidos como en Espana: representantes de los grandes consorcios que colaboraron con entusiasmo en el aniquilamiento de 6 millones de inocentes y que siguieron bajo otro maquillaje luego de una muy incompleta desnazificación. Esto es lo que hay que contar y como Konrad Adenauer el fundador del partido de Merkel, se inventó una biografia de resstente antinazi que no se corresponden con los hechos. Esto es esencial para entender la distinción profunda entre la “sociedad civil” alemana y su sociedad política.

    Por otra parte, los problemas de Espana tienen su causa en la misma Espana, en su Régimen de Poder, independientemente de los alemanes. Obviamente hablamos de venta de un país por parte de unos políticos, los espanoles, que al no surgir de la sociedad civil, sino de la estructural estatal de un partido monárquico, no tienen lealtad alguna hacia el pueblo que simplemente los refrendan pero no eligen. El resultado es la “venta” del país a la potencia extranjera que mejor cargos les ofrezca, que mejor satisfaga sus vanidades, los apoye internacionalmente etc. Vamos lo mismo que hicieron PSOE y el PCE cuando los franquistas les ofrecieron despachos con moquetas y coches oficales: que vendieron hasta a su madre por ello. La clase gobernante y reinante alemana simplemente se beneficia de ello, porque los gobernantes corruptos espanoles se lo permiten.

    Un saludo.

  3. Muy buenas Pepe,

    prometo estudiar a fondo el caso de Adenauer y supongo que lo que comentas lo haces por estar bien documentado. No sería el primer caso de chaqueterismo en política. En cuanto a la prevalencia de antiguos nazis en las estructuras gubernamentales de Alemania, pienso que, teniendo en cuenta que el nazismo lo impregnó y aniquiló todo durante 12 anos, me cuesta llegar a siquiera a imaginar que una sociedad pueda reconstruirse sólo con gente que no haya tolerado o haya tenido connivencia con sus estructuras. Alguien se imagina al técnico responsable de urbanismo y saneamiento de la ciudad de Bamberg, o al ingeniero jefe de la Siemens siendo un opositor al régimen en el ano 1938? Pues esas personas seguramente eran necesarias en la Alemania de 1947, y probablemente, su aprecio por el nazismo, si es que había existido en algún momento, había desaparecido ante las consecuencias visibles del régimen. Es como si ahora, quisiésemos decir que todos los tontones que hace 20 anos iban por doquier diciendo “Soy Juancarlista”, ahora tuviesen que desaparecer de la faz de la Tierra. O si se nos ocurriese deslegitimar la obra de Lincoln, porque él también había tenido esclavos. O si quisiéramos mantener que Günter Grass y el Papa Benedicto XVI son nazis porque estuvieron en las juventudes hitlerianas. Este tipo de estructuras argumentales, son bastante patéticas (me parece), y su predicamento ayuda a mantener a la gente en la ignorancia supina, pues da válvulas de escape simples para escamotear responsabilidades de todos.

    A mí hay puntos que me chirrían en esta peligrosa moda que se ha instaurado en los países que están en caída libre (Grecia a la cabeza), que es la de buscar malvados enemigos extranjeros culpables, y si encima les podemos pintar bigotito y esvástica, mejor. Y yo soy de los que está convencido de que la casta gobernante es un reflejo de la sociedad gobernada. Pero aún en el caso de que fuese al revés, que la sociedad es reflejo de la casta gobernante, lo que no cuadra por ningún lado es que una sea virtuosa y la otra corrupta (o viceversa). Si como bien conoces, la sociedad civil alemana es digna de admiración, me cuesta creer que ésta esté gobernada por psicópatas que ansían dominar y subyugar a los pueblos. De entrada, hace unos meses el PRESIDENTE de Alemania, sí, sí, el Presidente, no el conserje de una biblioteca pública, dimitió “simplemente” por que un matrimonio amigo le concedió un préstamo (préstamo, no regalo), para poder comprar una casa. Quiero recordar que la figura equivalente al presidente de Alemania en Espana es el Rey. Sobran las comparaciones en el comportamiento cívico de uno y otro. Y si el presidente de Alemania, como máxima representación de la casta dirigente alemana es un nazi recalcitrante, bienvenidos sean los nazis de nuevo cuno que son capaces de dimitir porque un matrimonio amigo les conceden un crédito (me cuesta imaginar a tío Adolf y a sus colegas de partido dimitiendo).

    Y finalmente (y perdona por el rollo), en cuanto al papel corruptor/corrompido… es una opinión personal, pero para mí, lo doloroso no es que la socialdemocracia alemana compre la voluntad de “Isidoro” y Carrillo (si es que fue así)… para mí, la culpa de la corrupción está siempre en el lado del corrompido. Sin corrupto, no cabe el corruptor. Y siempre que hay corrupto, aparece la corrupción. Por qué nadie acusa a los políticos suecos u holandeses de haberse vendido a potencias extranjeras?

    Gracias por vuestros programas y vuestras reflexiones. Un oasis de ideas críticas en este cenagal. Saludos.

  4. Hola Pepe,

    Ya se echa de menos Polinomia Enduro y a Esteban Tena. ¿Cuándo vuelven?

    Felicidades a todo el colectivo, los programas son excelentes.

  5. Pingback: Anónimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.