De Podemos a Pudimos – Polinomia 2-5-2015

Podemos 2-por-Daniel-López-García

Hoy hablamos del transplante de cerebro frankeinsténico que parece haber sufrido Podemos. ¿Qué hay detrás de toda esto, qué fuerzas están detrás de esta deriva hacía la castuzerización del Partido?. En unos momentos gravísimos para los súbditos de un país que amenaza con su total hundimiento, el fracaso de la revolución política es el fracaso de una sociedad por su supervivencia y el triunfo de los enterradores políticos de siempre. Para hablar de la tragedia sin paliativos tenemos hoy al Aleph, con Pepe Crespo entonando juntos el requiem aternam dona eis, Domine.

Fotografía de Daniel López García

25 comentarios sobre “De Podemos a Pudimos – Polinomia 2-5-2015

    1. ¿Por qué difamas de esa forma cuando sabes que somos radicalmente distintos de eso? ¿Solo porque hemos decidido que la estrategia actual de Podemos es equivocada para derribar el régimen? Un poco de respeto, por favor

      1. Nadie esta contra la critica, pero dejame que pienese que es muy sospechoso que de esas criticas el 90% son contra Podemos, cuando hay partidos que claramente se las merecen mas.

      1. ¿No será mas bien “catización”?… ¿por qué se tenderá a complicar el idioma, en vez de simplificarlo?.

        1. “Castuzerización” deriva de “Castuza” no de “Casta”. Conversión a Castuza y por extensión a Casta. Aunque Castuza es un término más divertido y despectivo. Me encantan los neologismos de Colectivo Burbuja. Son parte del encanto de oír sus programas 🙂

  1. He escuchado 15 minutos del programa y lo dejo.
    Dais pena.
    La radio o el análisis político no es lo vuestro. Panfletarios groseros e infantiles.
    Y lo dice alguien profundamente de izquierdas y crítico con Podemos. Pero así no, chicos.
    Un saludo.

  2. No tenéis ni idea de los que estáis hablando, al tiempo. Lo que veo con Podemos no lo he visto nunca con ningún partido, es que es obsesión con que Podemos se hunde, Podemos esto, Podemos lo otro, lo dicho no tenéis ni idea de los que estáis hablando.

  3. A veces pienso que estais en Ciudadanos. Vosotros si que no engañais a nadie. Sino fuera por que no lo se, diria que os paga el mal. Pero no lo se. Lo que hablais solo tiene un sentido, y es hacer elmal a podemos. Novolveré a entrar aqui.dedicaros a denuinciAR A LOS QUE NOS ROBAN, Y NO PONGAIS PIEDRAS EN ELCAMINO DE LOS QUE LUCHAMOS POR UN MUNDOMEJOR

  4. Oía mucho Colectivo Burbuja pero lo dejo.
    Este Juan Carlos Barba que detecta muy bien a la casta es columnista de El Confidencial (Un diario digital “liberal”) y ni le tose al tertuliano Espín (que es directamente ultraderechista) cuando ladra.
    Ciao Paolo

  5. Está claro que Podemos desde la falta de democracia en las elecciones internas del año pasado, no puede ser lo que pretende ser. En este sentido creo que lo que se dice en el programa es a rasgos generales correcto, por desgracia. Sin embargo la alternativa no es “pasar del estado” o la política (es imposible) sino formar genuinas fuerzas revolucionarias que hoy por hoy no existen (CUP en Catalunya y CUT en Andalucía, no hay más).

    Como crítica muy necesaria (es la primera vez que oigo este medio pero tengo un historial largo en radios libres): la primera media hora de la tertulia está llena de vocabulario sexista, lo que es algo que es inaceptable para un medio que pretende ser alternativo. No me extraña que haya gente que haya cortado de oiros a los pocos minutos. El locutor principal habla demasiado y sus teorías anarco-digitales son absurdas o al menos incomprensibles e invendibles.

  6. Hola a todos, amigos unos y otros no tanto, pero no pacha nada, todos sois bienvenidos… los que discuten con más vehemencia y energía suelen ser los que comparten unos mismos ideales, pero de manera crítica, que es creo yo, lo que mejor define a los que somos republicanos con ideas sociales y políticas revolucionarias. Así que esto lo concibo como un debate acolarado entre amigos ideológicos.

    Sobre opiniones y gustos, les concedemos la importancia relativa que tienen: unos nos ponen a parir, otros nos felicitan. Unos, no pocos, nos dicen que así hay que hablar, expresiones rudas incluidas, otros que el vocabulario es “sexista” o demasiado popular. Personalmente, me gusta mezclar ambos registros, pero bueno, hay veces que nos apasionamos dado el tema de la gravedad que tratamos y quizá nos excedemos algo en las expresiones. Concedida esa crítica. La apuntamos.

    Sobre nuestra orientación política. en Polinomia, nos gusta y estamos personalmente con las bases de Podemos, con el 15-M, con la revolución local de los círculos, pero en contra de su directiva hipócrita y traidora. El “anarquismo digital” del que se nos acusa no es más que parte de la revolución a nivel local no contra el concepto de Estado en general (lo que ciertamente sería utópico) sino contra el Estado oligárquico del R78, nuestro enemigo declarado contra el que hay que usar la desobediencia civil y para ello empezar por el ambito local donde todos nos conocemos y compartimos vidas. Es hacer comunidad y aunar esfuerzos frente a un Estado depredador, represor y ladrón. Me gusta el ejemplo de los primeros cristianos, que montaron la primera seguridad social de la Historia y vencieron frente a sus enemigos, aunque luego ya sabemos lo que pasó con el papado y demás.

    Vamos a seguir machaando estos temas, y por supuesto, a ser beligerantes con el neofascismo de diseño que nos traen los riveritas, pero para ello, para ser consecuentes no PODEMOS permitir que nos “enmierden” nuestra propia casa los que van de líderes de nuestra revolución, tenemos que predicar con el ejemplo empezando por nosotros mismos, siendo críticos al máximo con una directiva desnortada y traidora.

    Seguimos.

    1. No tengo nada contra el vocabulario popular pero hay opciones dentro de ese repertorio, a veces parece una conversación de guardias civiles, la verdad (“maricones” por ejemplo). En cualquier caso un locutor quiere llegar a un rango amplio de gente y este tipo de lenguaje seguramente hace que parte de esa audiencia simplemente corte, sobre todo si lo concentras al principio del programa como es el caso – a partir de cierto momento el lenguaje sexista se desvanece como por arte de magia, o sea que podéis hacerlo.

      Respecto al “anarquismo digital”, era mi impresión. Parece que dices: montaros una comuna en el monte y usar encriptación, como si eso pudiera solucionar nada. En el comentario te explicas mejor, gracias.

      De todas formas lo que dices de los primeros cristianos es claramente una idealización, un poso de la propaganda cristiana de 2000 años. La verdad es que no hay información que nos permita pensar que los primeros cristianos eran ni la mitad de la mitad de la mitad de lo que imaginas. No hay tampoco evidencia de persecuciones contra ellos (excepto casos muy puntuales). Cuando se consolidaron, se convirtieron en una fuerza fascista similar al PP o al Tea Party que dieron un golpe de estado en el Imperio Romano y entonces sí que empezó la persecución de todo aquel que no compartía sus ideas: una persecución implacable que en un siglo prácticamente erradicó toda creencia pre-cristiana (excepto el judaísmo rabínico que gozaba de protección especial), incluido el agnosticismo y relativo secularismo que podía existir bajo el Imperio pre-cristiano. Además se cargaron el Imperio (no necesariamente algo malo per se, claro) para (1) favorecer a su centro de poder (el Imperio Oriental) a expensas del Occidental y (2) crear el feudalismo y la correctamente llamada Edad Oscura, en la que la ignorancia y obediencia ciega al señor feudal se consideraba una virtud (esto a veces se atribuye a los invasores germánicos pero en realidad es una creación tardo-romana a la que éstos sólo añadieron algunos retoques propios).

  7. Sobre el tiempo de mi intervención en el programa… es lógico sólo eramos dos, y el programa duró más de lo que teniamos pensado.

    En el último programa que hemos publicado, ya somos tres y por tanto ahí mis intervenciones han sido más cortas. Pero bueno, también digo que ni pretendo ser el típico entrevistador, ni polinomia un programa al uso , convencional como los típicos del régimen con formato cartón piedra. No somos un programa comercial, ni aspiramos a serlo, la espontaneidad frente al formato embotellado es lo que nos define y por ahí vamos a seguir. +

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.