Coches autónomos, empresarios en la Casa Blanca y petróleo – Economía Directa 15-12-2016

Hoy hablamos sobre coche autónomo: los dos gigantes tecnológicos, Google y Apple, abandonan sus intenciones de producir automóviles y se dedicarán, en todo caso, al desarrollo del software. También analizamos el cariz que está tomando el gabinete de Donald Trump de acuerdo a los últimos anuncios, que incluyen altísismos directivos empresariales desde Exxon Mobile hasta Goldman Sachs. Por último, hablamos sobre el acuerdo de recorte de producción de petróleo para impulsar los precios al alza y cómo afectará a la evolución de la economía española. Con Jordi Llatzer y Josean Paunero. Conduce Juan Carlos Barba.

Fotografía de Andrew Sutherland

3 comentarios sobre “Coches autónomos, empresarios en la Casa Blanca y petróleo – Economía Directa 15-12-2016

  1. Comentario a Juan Carlos Barba:

    Acabo de leer su columna del Confidencial, y como mínimo me he quedado bastante confuso:

    Usted sostiene que pase lo que pase las pensiones seguirán pagándose y que no habrá reducción en la cuantía de las mismas.

    En la actualidad -para que todo el mundo lo entienda- sale más dinero del que entra, vía cotizaciones. Usted presupone que esto no será un problema ya que el estado cubrirá el déficit vía PGE y en su defecto vía emisión de Deuda Pública que comprará en BdE, como ya es habitual, aunque para otros menesteres.

    Hace pocos días Juan Carlos Bermejo en un magnífico artículo en VozPopuli -http://www.vozpopuli.com/ciudadano_jc/Espana-va-bien-quiebra_7_978572137.html- señalaba que la deuda pública había aumentado en estos últimos cuatro años por importe de 427.316 millones de euros.
    El Deficit público de 2015 fue 55.163 millones de euros -http://www.datosmacro.com/deficit- y subiendo.

    Partiendo del hecho de que gran parte del endeudamiento se ha destinado y se destina a mantener el gasto corriente de las AAPP, entiendo que España está a un paso de la quiebra.

    En su artículo del Confidencial, usted no tiene en cuenta que en prestamista del última instancia, en resumen el que mantiene todo el tinglado hispano, es el BCE.

    ¿Usted no ha pensado que en algún momento alguien en Europa dirá ¡Basta!, más cuando usted junto con un brillante grupo de economistas han demostrado que las cuentas españolas, por lo menos la principal -PIB- son más falsas que un billete de tres cincuenta?

    Cuando esto se produzca de forma inevitable -recuerde a Grecia- ¿Usted piensa que las pensiones seguirán siendo intocables?

    Usted y sus colaboradores muchas veces han especulado en este programa de radio, sobre la más que probable desaparición de la UE y su moneda.

    ¿Se podrán mantener entonces las pensiones y todo el BAU del estado?

    Sr. Juan Carlos Barba, no se trata de alarmar al personal se trata de decirle la verdad.

    1. Bueno, podemos vernos evidentemente en una situación similar a la griega, pero en Grecia las tres condiciones que di para que se pudieran mantener las pensiones no se dan. La deuda griega se paga carísima y el BCE no está actuando como prestamista de última instancia. No obstante es difícil para mi ver tal cosa en un país como España sin que colapse el régimen del 78 y en ese colapso arrastremos con nosotros a la Eurozona.
      Una vez recuperada la soberanía menetaria podemos ir hacia una república bananera tan mala o peor que el régimen del 78, en cuyo caso es de prever que se siga machacando a los jóvenes para mantener el voto de los abuelos o bien hacia una democracia funcional en que se alcance un nuevo pacto, que lógicamente implicaría una bajada de las pensiones más altas.
      Saludos y gracias por sus comentarios.

  2. Vosotros mismos decís que Trump ha puesto en el gobierno un empresario al que le interesa tener buenas relaciones con Rusia aunque solo sea por el interés económico. Por lo pronto algo va a cambiar si no ha cambiado ya, las relaciones con Rusia y la escalada que nos acercaba a una confrontación directa que podría desencadenar algo muy preocupante va a desacelerarse. El callejón al que nos conducía la administración de Podemos -el auténtico, no el plagio cutre- y donde nos pretendía meter Hillary sí que podría desembocar en un escenario apocalíptico, y no la sarta de chuminadas que vomitaron los iluminados mesiánicos del programa anterior.

    Las cosas tienen que cambiar en algunos aspectos por puro pragmatismo. No por idealismo sino porque la realidad se impone, porque estamos en otro escenario. El mundo ya no es unipolar, el gasto armamentístico es desmesurado, el esfuerzo de Estados Unidos en el sostenimiento de la OTAN es excesivo, la clase trabajadora estadounidense está hundida, etcétera. Los antivalores y las ruedas de molino con las que han pretendido hacer comulgar al pueblo todos estos años han quedado en evidencia y cada vez están más en entredicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.