Balas contra los refugiados – Debate Directo 1-4-2016

Bala por bkaree1

Hoy hablamos sobre cómo se está tratando la crisis de los refugiados en Europa y cómo se está alimentando la islamofobia y desde qué frentes concretos. También hablamos sobre el Presidente de Turquía, Erdogan, la persona en la que la Unión Europea ha dejado la responsabilidad de acoger a los refugiados, y que abrió fuego contra ellos en la frontera con munición real y los problemas que ha tenido en su visita a los Estados Unidos, enfrentando sus equipos de seguridad contra manifestantes. Con Alex Corrons, Asun Villar y Pedro García Bilbao. Conduce Juan Carlos Barba.

Fotografía de bkaree1

4 comentarios sobre “Balas contra los refugiados – Debate Directo 1-4-2016

  1. Equipo de Colectivo Burbuja, los links de los dos últimos podcast están cambiados: Se acabó el cuento de la austeridad tiene el programa de Balas contra Refugiados y viceversa.

  2. Creo que os equivocáis, en parte …

    No cabe reducir el problema a la utilización del mismo por políticas capitalistas para combatir cualquier socialismo o comunismo en el mundo musulmán, lo que es una evidencia reconocida por la propia H. Clinton. Pero sin quitar la responsabilidad a los que han alimentado el “monstruito” no cabe decir tampoco que éste sea razonable o controlable. El monstruito existía y no es inaudito en una ideología de base teocrática.
    El mundo musulmán no es sólo una religión sino una civilización. Un modo de entender la sociedad. Nacionalidad y religión (política y religión, sociedad y religión, costumbres y religión) se confunden en el mundo musulmán, que tiene vocación internacionalista ( Umma). En cada país musulmán se es musulmán por nacimiento o conversión, por nacer de padre o en un país musulmán, sin que quepa ninguna “libertad religiosa” al individuo ni posible conversión a otra religión (apostata) o falta de creencias. Se nace y se muere musulmán sea lo que sea lo que piense el individuo.
    Es un modo de vida y de organización social. Y es (radical o no) un fenómeno político. Y el islamismo es un movimiento político financiado. La ideología es de base “teocrática”, lo que puede permitir unir a una parte no despreciable de la masa “musulmana”. El que también puedan sumarse los excluidos o cabreados con su situación personal o los que reciben caridad financiada no es lo que determina la iniciativa. Pienso que nos equivocaremos si ceñimos el tema del islamismo a un fenómeno religioso (otra cosa es el uso sectario de la religión como ideología y como arma para atraer carne de cañón o a las masas), pero las guerras religiosas ocuparon gran parte de la Historia. No ha habido en el mundo musulmán una “reforma” religiosa ni un movimiento político laico tipo Ataturk con éxito …
    El mundo musulmán es una “civilización” (un modo de entender la sociedad, como lo era el mundo de la Edad Media) en el que la división de clases (caridad) o la jerarquía social es fuerte y va con el sistema. Pienso que nos equivocaremos si olvidamos la vertiente política. No es cierto, más allá de las poses o cabreos, que los que se están “inmolando” sean personas religiosas, trabajadoras o sin estudios. Tampoco lo son los que los financian.
    Y nos volveremos a equivocar si consideramos que como los poderes de aquí utilizan el tema para recortar libertades todo el problema se reduce a esa instrumentalización. Teocracias, no gracias.
    Y esto no supone ir en contra de cualquier humanismo religioso. De hecho, si todos somos hijos de Dios, la sociedad debería ser más igualitaria. Y nadie debería tener derecho a apoderarse del planeta. Ningún Dios repartió derechos de propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.