Análisis militar de la guerra en Ucrania: el Armagedón no es descartable

A veces uno se ve forzado a ser en exceso didáctico. La razón no es otra más que explicar y repetir lo obvio, lo que no resultaría necesario en un escenario de información relativamente honesto y veraz. Pero no es el caso. Falasimedia, también conocida como “losmassmierda” en su propaganda de guerra andan de “analistas militares”, presentado a Rusia como un gigante con pies de barro, que va perdiendo la guerra frente a un valiente, pequeño y aguerrido ejercito ucraniano.

Rusia sin estos “analistas” habría invadido Ucrania y hasta ahora no la ha podido ocupar.

Desmontemos la primera de las mentiras. La Federación Rusia anunció en su día una operación especial para desmilitarizar y desnazificar el régimen de Kiev. Nunca fue su intención ocupar e invadir toda Ucrania. Y no solamente valen las palabras. Lo hechos lo desmuestran. Rusia ha empleado (todos los analistas coinciden) no más de 130 o 140.000 efectivos. El militar más inepto de cualquier ejército sabe a la perfección que con ese número de soldados, resulta imposible ocupar, consolidar y controlar un país de la dimensión de Ucrania.

Con todo el material destruido hasta la fecha, los regimientos nazis eliminados y el territorio ocupado por Rusia (casi todo el Este de Ucrania y gran parte del Sur) en circunstancias normales la derrota del ejercito ucraniano ya se habría producido. Pero no ha sido así. Y la explicación es de lo mas sencilla por varios factores de lo mas importante.

Veamos cuáles son :

1.- La guerra que empezó siendo contra Ucrania, hoy ya no es estrictamente así : la guerra en realidad se está librando contra la OTAN, contra todos sus miembros.

Desde la frontera polaca a diario entra en Ucrania todo tipo de armamento de la mayor letalidad y alta tecnología : antitanques, tanques, misiles de todo tipo, sistemas antiaéreos, vehículos, pertrechos de todo tipo, alimentos, ropa y cualquier tipo de provisiones para sostener un conflicto.

El material lo suministran todos los miembros de la OTAN, incluido nuestro pelele y antipatriota gobierno progresista español, asombro del mundo.

Y no solamente material, los envíos se acompañan de créditos y ayudas financieras de todo tipo por valor de cientos o miles de millones de euros o dólares.

2.- El ejercito ucraniano (con equipos extranjeros desde el casco hasta el uniforme) desempeña el papel de la sufrida infantería que administra todos estos recursos, aunque tampoco esto es enteramente cierto.

En estos momentos de la guerra, ya se sabe que al margen de mercenarios de todas las partes del mundo (reclutados con dinero occidental), en el ejercito ucraniano ya forman unidades militares de la legión francesa y cuerpos de operaciones especiales británicos, convenientemente disfrazados de asesores. Y esto por lo que se sabe hasta ahora, pues es de lo mas probable en días sucesivos se amplíe a unidades germanas y casi seguro de los Estados Unidos, Holanda y otros países.

Ya sólo faltaría que aparecieran españoles, y ya habríamos formado de nuevo la División Azul.

3.- El ejercito ruso lucha por liberar a la hora de la verdad a su propio pueblo. Ucrania es una nación hermana y la enorme población ruso parlante y de origen ruso (casi el 40% del país),  le esta obligando a Rusia dentro de lo que es una guerra a distinguir con toda precisión los objetivos militares de los civiles. Una operación de lo más complejo que le impide avanzar con rapidez, sin perjuicio de que las unidades nazis incrustadas en el ejército ucraniano, vienen utilizando en las ciudades a los civiles como escudo.

Hasta ahora Rusia no destruye infraestructuras de lo más necesario (centrales eléctricas, presas, vía férreas o puentes, por ejemplo) y el número de muertos civiles es ridículo para un conflicto de este tipo. No han pasado de 1.000 o 1.500, desde luego siempre lamentables.

Rusia, es evidente, con la capacidad de fuego de la que dispone podría arrasar ciudades y frentes de todo tipo. Pero no lo hace.

Rusia no es la OTAN. En Iraq, Libia o Afganistán las técnicas seguidas han sido todas las contrarias: las de la OTAN han consistido en la mayor parte de las ocasiones en arrasar a las poblaciones y ciudades con bombardeos masivos. Un sólo ejemplo, en Faluya (Iraq) donde se habían atrincherado la insurgencia iraquí, Estados Unidos roció la ciudad entera con fósforo blanco. Los pocos defensores que quedaron con vida fueron cazados por los marines.

A partir de aquí, y fuera de las consignas basura de nuestra intoxicada prensa, corresponde examinar el posible desenlace del conflicto y si la estrategia rusa hasta ahora con los inevitables errores, ha sido la adecuada.

Lo que a Estados Unidos y sus lacayos les hubiera gustado es una guerra de desgaste de Rusia en Ucrania, un empantanamiento de la situación. Por ello Rusia, a mi criterio va a evitar la ocupación de Ucrania fuera de las provincias de habla y querencias rusa de este país. Me estoy refiriendo a que la ocupación se limitará al Este de Ucrania ( el Donbas y poco más ) , sin sobrepasar nunca la frontera del rio Dnieper que atraviesa Ucrania de Norte a Sur. Y también la ocupación del Sur, controlando la salida al Mar Negro. En este sentido ya sólo le queda por tomar Odessa.

En definitiva, Rusia ocuparía todo el sur y el corredor marítimo desde Crimea hasta el Dombas.

Desde estas posiciones Rusia intentará que Ucrania (las regiones occidentales no ocupadas) no sea armadas por la OTAN al punto de amenazar su seguridad. Por ello, seguirá interceptando en esa área todo tipo de envíos de armamento y debilitará política y militarmente a Ucrania hasta llevarla a la mesa de negociaciones.

Respecto de la capital Kiev, a mi juicio queda en el aire un nuevo ataque ruso sobre la ciudad. Siempre como maniobra política o de distracción de fuerzas enemigas. De la marcha de la guerra dependerá abrir o no este segundo frente, tanto en lo político como en lo militar.

La estrategia rusa parece acertada hasta ahora. Por lo que interesando al enemigo, que es la OTAN y no la marioneta nazi del Zelenski, encenagar a Rusia en una guerra interminable de desgaste, al ver fracasar sus técnicas hasta ahora seguidas, podría dar un paso más con tropas propias en el escenario bélico o comenzar a utilizar aeronaves que despegarían desde Rumanía o Polonia.

Polonia ( un país muy peligroso) viene insistiendo desde hace tiempo en estas aventuras militares. Si se llegara a estos extremos, Rusia respondería atacando suelo polaco o rumano.

A partir de ahí cualquier cosa podría suceder. El Armagedón no es descartable.

Laquenosvieneencima.blogspot.com

2 comentarios sobre “Análisis militar de la guerra en Ucrania: el Armagedón no es descartable

  1. pues ahora Rumanía ha suplantado los cuadros moldavos y ya se están produciendo ataques al arsenal de Transnistria. Así que en breve puede ser oficial la confrontación directa, lloverán las termonucleares, no lo dudo.

  2. Rusia es una dictadura fascista ridícula, su ejército una organización corrupta con una doctrina militar de 1930. Si como dice el juntaletras, su objetivo no era Kiev, su operación de despiste allí le ha costado 10.000 bajas y una enorme pérdida material lo cual carece de toda lógica. Es incierto que el 40% de su población sea rusofona y totalmente falso y ridículo que quiera ser rusa, pero ni aunque fuera cierto justifica una invasión donde hasta las guarderías, los hospitales y los teatros son objetivos de los cobardes ataques con misiles procedentes de territorio ruso.
    Muy señor mío, en esta guerra emprendida por los rusos sin provocación previa y con empleo de tácticas terroristas, violaciones, asesinatos de civiles y otros innumerables crímenes de guerra, el único nazi a la vista se llama Vladimir Putin, su estado corrupto y asesino y todos los hijos de putin que le apoyan incluido al parecer usted mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.