Qué pasaría si saliésemos del euro – Economía Directa 8-12-2014

Euro por  Dennis Skley

Hoy hablamos sobre la Sareb, el banco malo, y analizamos las operaciones más polémicas y los beneficios o perjuicios obtenidos por todos los ciudadanos, una vez que se ha cumplido su segundo ejercicio. También hablamos, en respuesta a las peticiones de varios oyentes, sobre un hipotético escenario de salida del euro en caso de que Podemos ganara las elecciones y, evidentemente, quisiesen llevarlo a cabo. Con Jordi Llatzer, Eduardo García y Juan Carlos Cabrero. Conduce Juan Carlos Barba.

Fotografía de Dennis Skley

2 comentarios en “Qué pasaría si saliésemos del euro – Economía Directa 8-12-2014

  1. Está claro que salir del euro será un trance duro para la población y costoso políticamente.

    Pero no habéis reflexionado sobre las consecuencias de seguir más tiempo en el euro, con más ajustes, paro prolongado, una nueva recesión, y con el sistema financiero quebrado y sostenido como un castillo de naipes con la liquidez de los bancos centrales.

    Seguir en el euro es un suicidio a cámara lenta, y si al final el euro o la Unión Europea revientan igualmente (cosa para algunos evidente con las políticas europeas actuales), salir del euro dentro de unos años será infinitamente peor.

    Resumiendo, quienes pensamos que el euro está condenado por la incapacidad política de consolidar una unión política, fiscal y social, creemos que cuanto antes pasemos el trance de la ruptura antes levantaremos cabeza. [Teoría de las zonas monetarias óptimas]

    Llevo un foro (www.foropesetas.com) especializado en las consecuencias de la salida del euro y que hace un seguimiento general de la economía y la política. Estaré encantado de debatir con vosotros para aportar un punto más de pluralidad en vuestros debates.

    ¿Por cierto, habéis tratado ya cómo se redenominaría la economía a las nuevas monedas? (contratos, alquileres, depósitos, ahorros, deuda pública, etc)

    De todo esto y más hablamos en foropesetas.

    Saludos cordiales y seguid así,

    Gabriel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *