Banalizar

Somos un país que tiende a banalizar con demasiada frecuencia aspectos de extrema gravedad: la corrupción, el fascismo, el golpe de estado, el racismo o el machismo. Quizás sea una forma autoaprendida de defensa ante las aberraciones que se ven día a día. Es legendario eso sí, el pasotismo político de los españoles, aunque al final, como siempre, sean los primeros perjudicados por las decisiones de los dirigentes que les eligen las cúpulas de los partidos. Solo en contadas ocasiones, seamos sinceros, se han producido movilizaciones que cuestionaban el statu quo que tanto ha perjudicado a eso que se ha venido en llamar “mayoría social”. Nuestra historia pesa mucho, aquí no hubo nunca una auténtica revolución (optamos por el “vivan las caenas”). Es obvio que 40 años de dictadura y otros tantos de democracia digamos ” defectuosa” en la que jamás se trató de educar en los valores de una ciudadanía pensante y combativa deja un resultado debastador. En general es frecuente toparse en cualquier situación cotidiana con algún maltratado ciudadano, casi siempre apático y resignado, que está ya de vuelta de todo y que espeta el tradicional “es que son todos iguales”. Ese “todos iguales” representa cada día más un peligro de involución que es ya una realidad en Europa: Orban en Hungría, Salvini en Italia, sin olvidar los UKIP, Alternativa por Alemania o los nazis de Amanecer Dorado, ejemplos patentes de esa deriva autoritaria y xenófoba que recorre una Europa que todavía se recupera de la terrible debastación de la Gran Recesión.

Esa banalización de casi todo, fomentada desde el propio poder como forma de tener a la gente sumisa, puede tornarse en ascenso paulatino de todos esos fantasmas que de momento se han detenido al otro lado de los Pirineos. Spain in not different, muy a pesar  nuestro. El peligro de que grupos populistas de extrema derecha copen poco a poco espacios más relevantes de poder es evidente y la reciente ola de xenofobia y racismo que incluso dirigentes de la derecha digamos “moderada” fomentan con sus declaraciones son el perfecto caldo de cultivo para ello. También, todo hay que decirlo, los discursos buenistas de cierta izquierda que se niega a afrontar con rigor el necesario control ordenado de las fronteras aunque estos, al menos, no ponen en duda la necesidad de atención humanitaria básica a personas que vagan por el mar arriesgando sus vidas y las de los que más quieren. Algo que, por otro lado, debería ser un deber ético por encima de las ideologías. Es desesperante ver cómo las redes sociales sirven de correa de transmisión de mensajes sesgados, medias verdades o mentiras repugnantes que se propagan a la velocidad del mundo presente. Un asco.

Recientemente el  New York Times se escandalizaba de que los españoles glorifiquemos todavía la figura de Franco con ese horrendo monumento en Cuelgamuros. Si bien el asunto de los restos del dictador está siendo utilizando como cortina de humo para esconder la inoperancia real de un gobierno con 84 diputados no está de más señalar cómo se ha venido banalizando el fascismo en España. A fuerza de quitarle importancia ahí sigue, en pie tras cuatro décadas de su salida del poder. Pero es preocupante también observar cómo se acusa de fascista a cualquiera que discrepa del discurso dominante, ya sea del nacionalismo como de algunos aspectos de la derecha o de la izquierda, algo muy desagradable de escuchar y que banaliza lo que en realidad fue y es el fascismo, una ideología totalitaria de extrema derecha que odiaba la democracia. De esta forma casi todos podemos recibir el descalificativo de fascista porque este se utiliza con una ligereza que asusta. Es fascista el que está en contra del nacionalismo catalán o del español, el que discrepa de las ideas de Podemos o el que descalifica cualquier eslogan del PP o Ciudadanos. Así que ahora, 40 años después del final de la dictadura casi todos somos fascistas, por obra y gracia de los más reaccionarios elementos del país. Una desgracia.

Por eso también es terrible la banalización del concepto de preso político. Desgraciadamente en España todavía subsiste un rescoldo muy básico de las formas de obrar de la dictadura anterior pero, mal que bien, existen posibilidades de defensa que no permiten hablar de presos políticos tal y como lo entendíamos en la larga noche del Franquismo. Hay abusos, es obvio. Incluso en el tema catalán. Pero banalizar con este tema es peligroso: políticos presos y demasiados pocos para las fechorías que han cometido ( me refiero a la corrupción y sus alrededores). España como un narcoestado escribí hace ya años. Una ignominia.

Esta última es otra de las banalizadas con mayor fruición por  los españoles. Ese “todos roban” que es demoledor porque justifica y digamos permite a millones votar sin rubor a opciones políticas que han saqueado impunemente las arcas de todos. Porque Hacienda sí éramos todos, que conste y los grandes perjudicados no dejan de ser esos mismos votantes que limpian su conciencia mediante esta nefasta banalización. No señores: todos no roban. Quizás un cambio en la forma de juzgar la corrupción: rapidez, ejemplaridad, vamos, lo contrario de lo que hacen quienes mandan, ayudaría (recordemos que España solo ha sido gobernada por dos partidos ininterrumpidamente desde hace 35 años). No conviente ni por este hecho ni porque hayan otras opciones que jamás han gobernado generalizar. Una pena.

Otro clásico que se está poniendo en la cabeza de la lista de banalizaciones hispanas es el del “golpe de estado”. Cómo si España no hubiese vivido suficientes golpes militares en su historia para bromear o jugar con este asunto. El último golpe de estado se produjo el 23 de febrero de 1981. No, el 1 de octubre no hubo un golpe de estado como insisten en repetir personas muy reaccionarias ( y otras no tanto, incluso algunas de talante moderado). Se violentó la constitución ( como tantas otras veces por desgracia en estos últimas décadas) igual que se había hecho el 9 noviembre de 2014 pero en este caso el estado puso en marcha mecanismos legales para su defensa. Nada más que decir. No es un golpe de estado y conviene que no banalicemos este concepto porque un golpe es algo muy serio que siempre ha pretendido abolir la democracia. Tenemos cuatro ejemplos en el siglo pasado, uno de ellos triunfante (1923), otro fracasado (1936) pero con peores resultados si cabe, pues provocó una Guerra Civil (aunque esta se estuviese incubando meses atrás) y cuatro décadas de nefasta dictadura y dos más que quedaron en intentonas ( 1932, 1981). Una vergüenza, otra más.

Si ha habido un movimiento político que verdaderamente ha sabido movilizarse y movilizar a la sociedad ese ha sido el feminista. Lejos queda la ley de plazos ( que volvía a reivindicar un líder renovado) y ahora de lo que se habla es del “empoderamiento” de las mujeres. Nuevamente muchos banalizan la realidad del terrorismo machista con un concepto muy desafortunado: “feminazis”, conjugando con odio el valiente y necesario movimiento feminista con el nazismo alemán. Es evidente que dentro del feminismo (lucha por la igualdad entre hombres y mujeres) hay radicalismos y que seguramente las mujeres que quieren sojuzgar a los hombres y las falsas denuncias de maltrato son una minoría. Quizás una actuación contundente contra estas pondría más cordura a todo este asunto. Banalizando el nazismo, lamentable desde todo punto de vista.

Pues eso, récord en banalización y mientras los que manejan el cotarro viviendo a lo grande a nuestra costa, lo propio de un país poco instruído. Que bonito aquel concepto de la “instrucción pública”, ¿verdad?. Felices vacaciones, para quien las pueda disfrutar.

 

Foto: @Luisgpueyo

4 comentarios en “Banalizar

  1. Estoy casi por completo de acuerdo con lo que dice el articulista.Sólo quisiera hacer unas matizaciones.La definición clásica de Golpe de Estado por Kelsen,el mayor jurista del siglo XX,lo liga a un cambio ilegal del ordenamiento jurídico vigente,total o parcial,que puede proceder mediante conspiraciones minoritarias o intrigas palaciegas,de modo pacífico y sin armas,o con violencia armada a gran escala.Lo esencial del golpe no está en el procedimiento concreto sino en el objetivo de la subversión del ordenamiento,usurpando una facción la potestad inalienable del Poder Constituyente,cuyo titular sólo puede ser el conjunto integro de la Nación (española en nuestro caso),sin exclusiones ni duscriminaciones ni privilegios ni prebendas para ningún subconjunto,por muchos títulos de nobleza y excelencia que se quieran esgrimir para reclamar un trato diferenciado ni excepcional,sean los Grandes de España o los fanaticos que se sienten oprimidos y ninguneados por los españoles que no reconocen su superioridad como pueblo.

    Seria absurdo definir el Golpe tanto por la violencia como por el éxito. En el primer caso,quedarían excluidos los autogolpes a cargo de Autoridades legalmente constituidas que se alzan contra la Constitución misma que legitima,cualifica y acota su poder,y que,ocupando ya de antemano las instituciones,es evidente que no requieren la violencia armada para asaltarlas y quebrantarlas desde fuera.Con el criterio de la violencia armada estricta,no podría calificarse de Golpe ni siquiera el origen de la Dictadura Nazi,nada menos.En efecto la derogacion parcial del articulado de la Constitución de Weimar,un “estado de excepcion querido”(Carl Schmitt),decretado con duración indefinida sine die y sin concurrir las circunstamcias externas justificadoras de la excepcionalidad, según las previsiones legales,sino decididas arbitrariamente a su gusto por el Canciller legal Hitler,no requirió ningun acto especial de violencia.La Ley Habilitante de poderes especiales fue votada y aprobada por el Reichstag,sin disparar un solo tiro,pero las consecuencias habrian de ser brutales para Europa y el mundo entero.Sesenta millones de muertos fueron sembrados en esa Ley,”sin violencia”.Igualmente,en una dimensión histórica inferior y con menos dramatismo(pero no precisamente por carecer de perversidad las intenciones de los golpistas),Las sesiones infaustas del Parlamento Catalán, ignorando y pisoteando el Reglamento y a la oposición, derogaron ilegal e ilegitimamente todo el ordenamiento vigente superior,y pergeñaron una República de chichinabo con la previsión del control político total de la Judicatura y la inviolabilidad total ante los Tribunales de todos los miembros del Govern,empezando por su cabeza,caudillo ungido por la Historia y el Pueblo,que sólo responde ante el Pueblo,que por otro lado es un Espiritu que sólo se encarna para tener voz con la que pronunciar sus veredictos,en las fechas y modalidades definidas por el Caudillo y su Guardia Pretoriana de próceres. El mismo Franco estaria bastante a gusto en este marco.Quizás por eso la mayor parte de los alcaldes franquistas de Cataluña no se reciclaron en demócratas por la via de UCD,fruto de la evolución interna del Régimen, sino,pasmense ustedes,en las filas de Convergencia i Unió. O sea que sí es cierto que el franquismo tiene sombra alargada,sobre todo en el partido de Puigdemont,con su noción totalitaria de Pueblo,su movimiento nacional y su Cataluña “una,grande y libre”que no admite ninguna pluralidad interna,y tacha de traicion y fascismo cualquier identidad cultural hibrida y mezclada que se resista al desgarramiento y separacion traumatica de sus componentes,que no quieren someterse al modelo de la pureza,partera de antagonismos y enfrentamientos civiles.Franco hizo la guerra como operación quirúrgica para extirpar del alma española la degeneración roja-masonica.Puigdemont quiere desafiar al Estado porque sueña con un escenario esloveno,una situación de guerra civil de breve duracion y unas decenad de muertos,esperando un valedor imperialista externo,más fuerte que el Estado que imponga la secesión para detener el rio de sangre.De ahi los insultos,provocaciones continuas y humillaciones contra el Gobierno,y la calificación de “criminales y terroristas”para los que retiran los lazos amarillos que sobresaturan y monopoluzan las 24 horas del dia todos los espacios publicos,usurpados como escenario exclusivo para su simbologia de facción, que no de pueblo.

  2. En cuanto a considerar que el Golpe solo es tipificable penalmente como tal en cuanto que triunfa,convertiria en inutil por conpleto su tipificacion,que resultaria superflua.En efecto si triunfa,por razones obvias no podria encausarse a los responsables,y el tipo seria inaplicable.Tambien lo seria si por el contrario,el Golpe fracasase,al faltar el elemento definitorio del hecho de Rebelion.Y es incompatible con la nocion misma de tipo penal y las finalidades regulatorias de la accion social que persigue,redactar tipos inutiles e inaplicqbles,a beneficio de inventario.

    Es claro que la redaccion concreta del tipo de la Rebelion en nuestro Codigo penal vigente, presenta,con el uso de la nocion de violencia,la tremenda laguna de que los autogolpes por Autoridades legales,usando sus facultades de modo torticero y desviado respecto a su finalidad constitucional,pueden quedar sin cobertura penal,aunque desde un punto de vista politico,es un gravisimo atentado contra la democracia,que no puede quedar sin respuesta,un autogolpe sin violencia con el objetivo de subvertir el Ordenamiento Juridico,o mas modestamente,coaccionar al Gobierno central para obtener privilegios injustos a costa de todos los demas territorios,en vez de someterse como todos a normas igualitarias y comunes de justicia distributiva,sin recurrir a chalaneos opacos de bandas mafiosas sin transparencia ni control publico alguno.Las negociaciones de Sanchez con el Govern se reducen a lo siguiente:impunidad para los chanchullos del corrupto Regimen pujolista,hermano gemelo de la Monarquia a la que se enfrenta solo como una banda mafiosa que disputa con otra el reparto del botin.Es una ingenuidad pensar que el enemigo de mi enemigo es por narices mi amigo,puede ser un enemigo aun peor.El “republicanismo”no significa nada decente si solo sirve para encubrir la ambicion catalanista de controlar la Justicia local con un CGPJ propio y puramente politico,que asegure la inviolabiludad de los caciques pujolistas.Tambien queda muy lejos de la épica del pueblo oprimido la condonacion de 4000millones de deuda publica catalana,a costa de los servicios publicos del resto de España,al mermarse asi su financiacion disponible.La acumulacion de 70000 millones de deuda del Govern es el fruto de 30 años de saqueo,comisiones ilegales,malversacion y despilfarro,en absoluto diferentes a los delitos hermanos del Regimen Monarquico.Ambos Regimenes nacieron juntos y deben perecer juntos.En cuanto a la ambicion de mas fondos para elevar el empleo publico catalán en 30000 efectivos mas,para seguir alimentando las redes clientelares y las colocaciones a dedo,con sueldos viralicios ademas muy superiores a los homologos del resto de España(solo en el Govern hay 250 altos cargos que superan el sueldo de Sanchez),pues es evidente lo grotesco de la retorica catalanista del expolio fiscal y la opresion colonial.

    Los que claman contra la reduccion de la politica al Derecho penal,son los que en verdad hacen esa reduccion,ya que concluyen de la dudosa tipificacion de la Rebelion que la actuacion catalanista ha sido impecable y legitima en terminos democraticos,y,por tanto,no hay que combatirla politicamente,sino ceder sin rechistar a sus pretensiones.Como se reputa legal, eso ya basta para hacerla legitima.Oero eso no es verdad,todo el programa catalanista es ilegitimo,suplanta el Poder Constituyente y desprecia a la mitad de los catalanes,a los que ni siquiera reconoce su existencia politica,y niegan su condicion ciudadana al insultarlos como “colonos” que envio Franci para corromper o subyugar la pureza identitaria catalana.No hay mayor aberracion politica que criminaluzar a todo un grupo poblacional declarandolo enemigo activo de la ciudadania,solo porque su lengua materna es distinta de la que quiere declararse como lengua obligatoria unica,la propia e intima,la unica en la que el catalan puede expresar libremente su esencia espiritual.Pero el castellano es tambien lengua propia de los catalanes,que la hablan desde hace siglos,no es lengua de colonos sino de vecinos,y no hay aqui ningun conflicto mas que el artificial que quieren imponer algunos,oblugandobq elegir por narices entrevidentidades que no soj incompatiblesnQue baje Dios y lo vea,si no es odio decir que hablar castellano en Cataluña es agredir e insultar a los catalanes puros,como ha hecho Torra en sus cuatrocientos articulos racistas.

  3. La consejera de Educacion del Govern actual tambien es partidaria de una sola lengua oficial,la catalana,suendo el castellano algo ajeno,colonial y opresivo.Tambien el sionismo israeli ha dado un golpe y se ha cargado la ciudadania inclusiva, neutralizadora de las diferencias etnicas.Solo el hebreo será lengua oficial en el Estado definido cono “judio”(o catalan),quedando el arabe(o castellano)relegado a la condicion de lengua privada subordinada.La izquierda española ha adquirido una grave e ininteligible distorsion cognitiva sobre la verdadera naturaleza del catalanisno,que pertenece a la estirpe del partido de los verdaderos fineses,el UKIP,la Liga Norte,los nacionalismos flamencos.En toda Europa se sabe que eso es extrema derecha aqui la izquierda concede al catalanismo el monopolio de la definicion de la decencia etica y el progreso politicos,de modo que los criticos son,ipso facto,sin mediar argumentacion objetiva alguna,descalificados ad hominem como “viles franquistas”.No puedo concebir mayor aberracion politica,que una región con enormes privilegios,economicos,politicos,culturales,en materia de competencia y autogobierno,casi sin parangon en el mundo,tenga la desverguenza de disfrazarse de pueblo palestino oprimido o fingir un genocidio como el armenio,que son patrañas de calibre parecido a afirmar que comandos terroristas judios asesinaron a seis millones de alemanes en la Segunda Guerra Mundial.Eso es la banalizacion elevada a la enésima potencia.

    El imperio contemporaneo de los golpes blandos postmodernos y las revoluciones de colores,donde mas que las armas cuentan las performances mediaticas,las fake news,la propaganda y la manipulacion emocional de masas.Nuestras sociedades van a la deriva,por la ignorancia fomentada por holdings mediaticosvao servicio de magnates y tiburones financieros.George Soros tiene 350 millones € invertidos en Cataluña,usa los servicios de mamporrero de Roures,cacique pujolista tipico,con el perfil de chanchullero del futbol(vaya español que resulta el negocio mafioso del futbol,junto al ladrillo),que a su vez tiene como mamporrero mayor a Pablo Iglesias.Si hay vinculos delictivos entre estos personajes no creo que pueda probarse nunca,son demasiado listos.Ahora bien no hace falta indagacion judicial alguna para constatar el papel ideologico de felpudo que la izquierda española asume frente a los nacionalismos vasco y catalan.El origen de este complejo de inferioridad está en la apropiacion falsaria de la lucha antifranquista por las pequeñas burguesias perifericas.Los nacionalistas habian traicionado ya a la Republica durante la guerra,su papel en la resistencia posterior fue nulo.No solo eso sino que el PNV hizo espionaje anticomunista para el Gobierno USA,merced al cual los servicios franquistas de seguridad pudieron detener,encarcelar y ejecutar a decenas de militantes comunistas,los que verdad lucharon contra la Dictadura.Revuelve las tripas ver como IU calla cual bellaca todo esto,que sabe de sobra.La represion se ceboven las zonas de fuerte apoyo comunista,anarquista y republicano en la guerra.Fue especialmente salvaje en Andalucia.Desde 1944 ya no habia encarcelados presos peneuvistas,en Cataluña la represion fue comoarativamente leve,sobrectodo a base de multas a destacadis luderes civiles.Pero los juicios sumarios,los fusilamientos y los campos de concentracion se reservaronvpara otras latitudes.El grueso de las inversiones fueron a esos territorios,”victimas”del españolismo.Las burguesias locales vasca y catalana,nunca se habian forrado tanto,disfrutando a placer de la feroz represion del movimiento obrero.Me encantaria que Colectivo Burbuja entrevistase al Presidente actual de la Asociacion de ex-presos politicos franquistas yvque cuente su parecer sobre la obscena prostitucion del lenguaje de la lucha antifranquista que hacen los nacional-catalanistas,poniendolo al servicio de ideales etnicistas excluyentes opuestos a los principios de los heroes de la Republica,patriotas españoles que queriaj un modelo integrador para todos los territorios,igualitario,sin exclusiones ni privilegios,lo que es incompatible con una yuxtaposicion centriguga de naciones esencialustas rigudas e inmutables.Dice Sanchez-Cuenca que la uzquierda se caracteriza por el universalismo del Imperativo Categorico,que traduce en concreto en sus propuestas,extendiendo la titularidad de los derechos a la Humanidad entera,y eso lo yace justo antes de glorificar al nacionalismo identitario etnicista excluyente catalán,que solo reclama privilegios de pueblo superior separado,que pierden todo valor precisamente si se generalizan como principio de una Ley universal como si inventara una logica nueva que hace compatible lo contradictorio.Qué charlataneria insensata,recomiendo la critica de Pablo de Lora en Revista de Libros.Y tambien un magnifico articulo de Martin Alonso,sobre la falsificacion nacionalista del antifranquismo,en Cronica Popular,organo de la imprescindible izquierda catalana no nacionalusta.Sere taxativo,la izquierda española se esta suicidando,traicionando su ideologia solidaria en aras de la desigualdad,la fragmentacion,el oscurantismo,el egoismo fiscal y los privilegios territoriales,y destruyendo la necesaria unidad de las luchas populares contra las potencias del capitalismo global desatado.Si no reacciona a tiempo y desenmascara a la ultraderecha catalanista,quedara destruida por completo.El que avisa no es traidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.