Tenemos una segunda oportunidad

Queridos lectores,

Ayer tuve un buen rato al teléfono a un buen y viejo amigo que firma aquí sus comentarios como Hank Rearden. Los que hace tiempo que sigan el blog sabrán que Hank es empresario y defiende a ultranza los valores del libre mercado como una vía para solucionar los problemas que puede desencadenar la llegada del Peak Oil (y en última instancia de la Gran Escasez). Sin embargo, nuestros continuos intercambios durante los últimos meses, tanto en el blog como por e-mail y por teléfono han comenzado a hacer mella en su impenetrable coraza. Tanto que ayer tuvo una epifanía, un momento en el que por fin vio claro que, sin un cambio de rumbo rápido y radical, vamos directos al desastre. Fue cuando vio la siguiente tabla resumiendo los estados de las reservas mundiales de petróleo, gas, carbón y uranio, sacada de la Comisión de la Energía de la Unión Europea:



En la tabla se dan las fechas hasta el agotamiento de las distintas fuentes, lo cual es una convención útil para hacerse una idea de cómo irá el agotamiento del recurso en cuestión pero que no se debe de tomar literalmente. Esta fecha de agotamiento es el resultado de dividir las reservas estimadas entre la producción actual, y sumarlo a la fecha actual. Como ven, dice que a ritmos actuales agotaríamos completamente el petróleo para el año 2047, es decir, de aquí 37 años. Hank tuvo probablemente un escalofrío, pues si a ritmo constante -imposible, como sabemos, porque la geología no lo permite- quedaran 37 años quiere decir que el Peak Oil debe ser ya. No es que Hank no entendiese el concepto ni que le restase importancia, pero no acababa de darle credibilidad al sentido de urgencia que yo le imprimo al problema, porque mis referencias no eran los suficientemente “convencionales”, mainstream, y porque además no deja de ser curioso el perfil bajo (downplaying) que se le da al problema en los medios de comunicación y en el debate político. Pero de golpe Hank ha visto que incluso los medios e instituciones dan una información inquietante, aunque si no entiendes que la producción no puede ser constante el horizonte de 2047 puede ser tranquilizador para el lector despistado. Cabe añadir, además, que el horizonte del gas no es mucho más esperanzador (2068), el del carbón parece más tranquilizador (2140) pero teniendo en cuenta su ritmo más lento de extracción en realidad llegaremos al pico el año que viene en cuanto a su energía, y hacia el 2025 en cuanto a su volumen, y con respecto al uranio (2144) el volumen de reservas está groseramente exagerado por razones estratégicas, como ya discutimos. En suma, que estos datos son consistentes con la llegada de la Gran Escasez, el Peak Everything.

Ha costado meses convencer a Hank (quien, por cierto, se está planteando abandonar su pseudónimo, tan fuerte ha sido su caída del caballo), porque sus compromisos con el mundo de los negocios y su condición de hombre serio y respetable no le permitían aceptar una “loca teoría del fin del mundo” propuesta por unos iluminados o, en el mejor de los casos, unos alarmistas bienintencionados. Esto me recuerda la agria disputa verbal que mantuve en este foro hace unos meses con un tal Javier Bur, a cuenta del post sobre el crash del carbón; al final de todo, cuando Javier ya no tenía argumentos para demostrar que él tenía razón se descolgó llamándome conspiracionista y me dijo que él era un hombre que trabajaba en el mundo real, con cosas que funcionan, y que no podía hacer caso a teorías absurdas (yo en mi réplica le acabé enviando literalmente a tomar por el culo entre otras lindezas, tanto me llegó a saturar). He pensado en ese incidente a menudo durante estos meses, intentando comprender la mentalidad de tanta gente como Javier que no van a poder aceptar un cambio tan radical de paradigma precisamente por ese downplaying que se hace de estos temas; y no será por que falten destellos amargos de realidad: los confidentes de la AIEA, el informe ITPOES, el informe de Lloyd’s, las conversaciones secretas del Gobierno británico con la industria, la reciente filtración del informe del ejército alemán,… pero la prensa española mayoritariamente (con la sola excepción de La Vanguardia) ha ignorado todas estas noticias, de la que sin embargo se han hecho eco The Guardian, The Independent, Der Spiegel e incluso The Wall Street Journal.

Ya hemos comentado que los poderes públicos conocen el problema del Peak Oil, y sin embargo, para ellos al igual que era para Hank, es una realidad inaceptable. Dada la escasa formación técnica que tienen, en general, optan por creer que quizá una solución técnica, un milagro tecnológico, será capaz de resolver el problema, proporcionar la nueva fuente de energía; a fin de cuentas, ¿no ha sido el sucesivo progreso tecnológico el que ha resuelto los problemas del siglo XX?. Como ya se ha discutido aquí, la persecución irracional del Bussines As Usual, combinada con los cada vez más evidentes síntomas de una acechante Gran Escasez, sólo nos puede llevar al desastre absoluto. Y en cuanto a los poderes económicos, la llegada del Peak Everything significa el final de la fiesta, y seguramente optan por continuarla hasta el final, deseando que en el ínterin llegue ese milagro que nos redima. En suma, la posición del Gobierno y de la Gran Industria es más nihilista y desesperada que la nuestra, porque a las dudas sobre la continuidad de la especie humana añaden la seguridad de que ellos no podrán continuar con sus privilegios.

En alguna ocasión he dicho que mi intención escribiendo este blog era el de compilar información que me sea útil; de alguna manera, escribo para mí, aunque comparto mis hallazgos para quien los quiera usar. Sin embargo, desde el principio he buscado otra función con el blog, como hace tiempo notó otro buen amigo que me conoce muy bien: en palabras suyas, estoy buscando acólitos. Es cierto, estoy intentando movilizar a una cantidad suficiente de gente como para ayudar a provocar un cambio; en palabras de Michael Ruppert, “conseguir el centésimo mono”, llegar al punto de transición donde al despertar a una persona más se produzca un despertar colectivo. Y mientras tanto, ir formando gente para que en sus comunidades favorezcan la transición y podamos sobrevivir como especie. Suena a sectario, pero justamente en un entorno tan incierto no se puede ser dogmático, así que todas las aportaciones son relevantes. Y, de alguna manera, estamos consiguiendo, en muy pequeña escala, este objetivo; la evolución del comentarista antes conocido como dmc_runner bien lo atestigua. La epifanía de Hank no ha llegado de manera casual; con el blog sembré la sombra de la duda, y eso al final le ha llevado a investigar por su cuenta, encontrando inconsistencias en las noticias oficiales (hace poco un lector de este blog consiguió que en la noticia de El País, donde se decía que las reservas de Groenlandia eran las segundas en importancia del mundo, incluyesen un comentario en el que se decía que a ritmos de consumo actual representa sólo un año y medio; no es un gran consuelo, la verdad, ¡y son las segundas más importantes del mundo!). No sólo eso, sino que Hank ha buscado informes y fuentes por su cuenta en instituciones que tuvieran suficiente credibilidad para él, y al final ha encontrado la verdad. Animo, por tanto, a los lectores a que sean críticos, a que no den por sentado lo que aquí se dice como tampoco den por sentado las noticias del mainstream, y lleguen a sus propias conclusiones. Para facilitar esa búsqueda yo referencio profusamente los artículos del blog, pero cada uno ha de encontrar su propio camino.

Poco antes de caer del caballo Hank me pidió que dejara de lado el análisis comprensivo de la situación actual de las fuentes de energía (él mismo que me lo reclamaba con insistencia ahora no hace ni dos meses) y que pase a la acción, que proponga cosas concretas. Es verdad, es la hora de pasar a la acción. Este post marca ese punto de transición. Pero, primero, un llamamiento.

Señores de la industria y responsables políticos que alguna vez aciertan a pasar por este blog. La sociedad industrial no está condenada; tendrá que cambiar, reinventarse, pasar a un estado post-industrial, pero es posible mantener una industria y algo parecido al actual sistema capitalista, aunque el motor de la economía nunca más podrá ser el consumo y los volúmenes de producción serán varios órdenes de magnitud más pequeños. Pero será posible hacer un cambio continuo en el que, si juegan bien sus cartas, podrán aún mantener una situación de privilegio, si es eso lo que les interesa, y al mismo tiempo garantizar la supervivencia de la especie. Pero para conseguir esto es preciso su colaboración. Sigan a la escucha y en los próximos posts iremos desarrollando la idea; denme el beneficio de la duda de que quizá pueda proponer iniciativas concretas para este cambio necesario.

Dejemos claras varias cosas para empezar: el tiempo de seguir investigando se acabó. No quiero decir que se acabó la investigación científica, pero sí que cualquier cosa que no esté como mínimo en la fase de prototipo ya no llegará a tiempo para evitar el desastre posible. Durante los próximos años perderemos el 10% de la producción de petróleo y hasta un 20% de su energía neta, y la cosa se acelerará después. Por tanto, estos diez años son críticos para empezar a instalar una sociedad post-industrial pero con industria y resilente. Intentando buscar fuentes de energía alternativa estamos situando el foco de atención en el lugar erróneo y desviando recursos que deberían apuntar en otra dirección. La investigación en eficiencia energética es fundamental, pero tampoco es la piedra angular de la nueva construcción. La clave es caminar hacia el localismo; sí, ya lo sé, esto atenta contra el mantra de la globalización, pero, ¿creen que la globalización continuará sin petróleo? No va a aparecer el santo grial de la energía alternativa, montemos una sociedad alternativa. Una sociedad donde habrá alimentos y medicinas, donde no habrá aire acondicionado pero sí calefacción, donde no habrá teléfonos móviles pero sí ordenadores… una sociedad con un alto nivel de bienestar, diferente del consumo disipado de ésta.

Embarcarse en guerras por recursos lejanos sólo favorecerá su más rápido agotamiento y/o destrucción, y en todo caso el flujo se detendrá mientras duren las guerras, que se alargarán durante años. Ésa es también una vía muerta, llena de estupidez y sufrimiento. Ése no es el camino, y ni siquiera permitirá alargar la agonía.

Tenemos, sin embargo, una fuente de energía alternativa y mayormente ignorada. Esta fuente se puede y se tiene que explotar en una base local. Además, no creará más daño medioambiental, sino al contrario. Y puede proporcionarnos mucha energía pero durante un breve período de tiempo, porque es también no renovable.  Si desperdiciamos esta fuente en intentar mantener la agonía de la sociedad industrial, ahora ya sabemos el abismo que nos espera. Esta fuente alternativa puede darnos un balón de oxígeno, otros diez años quizá, para permitirnos salir de este brete, darnos una segunda oportunidad, esa segunda oportunidad que tanto necesitamos. Es la única bala que nos queda en el cargador. Aprovechemos el tiro.

¿Y cuál es esa fuente, se preguntarán mis queridos lectores? Bueno, a esto se le llama tensión escénica, suspense: tendrán que esperar al próximo post.

Salu2,
AMT

20 comentarios en “Tenemos una segunda oportunidad

  1. Espero que no nos salgas con el motor de agua o de gasógeno, jeje.

    Bueno, queda todo dicho. Si el amigo Hank se ha caído del burro la cosa pinta muy fea. Que dios nos pille confesados.

  2. Mi impresión es que un solo pais no puede luchar “contra” el peak-oil, deberian haber un consenso internacional para avanzar los paises industrializados en conjunto. Pero eso es casi imposible de ver.

    AMT: ¿por qué dices que no habra moviles y si ordenadores? no veo la diferencia ni en coste, ni en complejidad.

    ¿la “misteriosa” fuente de energia tiene algo que ver con plantar arboles y quemar los que ya hay?

  3. A poco que la gente abra un poco lo ojos y raspe con la flecha del cursor en internet encontrará multitud de datos con los que como minimo mantener las sospechas iniciales de que la fiesta se acaba.

    La pena es que la mayoria de las personas que buscan en internet no acaben absolutamente todas en este blog, es de lo mejor que hay sobre el tema y eso que nosotros en Vesperadenada hacemos lo que podemos.

    Yo soy empresario, participo en varias empresas, reparamos coches, fabricamos programas de gestion de empresa, fabricamos el unico scaner nacional para diagnosis electronica de automoviles, modificamos motores para usar aceite vegetal puro o usado como combustible, ect ect.

    Soy (era un tecnologo convencido), profundizando en este problema llegué a la conclusion de que la sociedad actual ha superado con creces el nivel de tecnologia necesario, osea ya esta todo inventado, todo lo que habria que hacer es un uso racional de la tecnologia disponible, porque entre otras cosas generalmente el desarrollo de nuevas tecnologias no deja de ser mas que un despilfarro de recursos (tiempo, dinero, energia ect)totalmente evitable.

    Un ejemplo: el biogas, en Alemania, Brasil e inlcuso aqui en España existen empresa que realizan estas instalaciones llave en mano, sin embargo hay multitud de Universidades absorviendo cantidades ingentes de dinero investigando el desarrollo de este combustible…¿?

    Lo bueno de la globalización es que dispones de un facil acceso a la tecnologia, puedes conseguir elementos para por ejemplo modificar motores para usar aceite como combustible en la tienda virtual de un proveedor en USA, el problema es cuando la mega crisis que nos estan endosando haga que por ejemplo esa empresa quiebre, o que el coste de enviar esa pieza se dispare por portes o aranceles futuros.

    El problema es que el actual sistema ha dejado en manos de Chinos la manufactura de millones de elementos que no se podrá recuperar por que las empresas que comercializan esos productos , ahora son meras distribuidoras, intermediarias que ya no disponen de la infraestructura para volver a fabricar aqui esos productos.

    Ya te digo soy un pesimista informado y me parece que los que mandan son perfectamente conscientes de la que se avecina , han reunido a los mejores cerebros del orbe, les han dado un diagnostico y para seguir en la punta de la piramide han decidido deflacionar el mundo como sea (perdon como sea no ,con un plan perfectamente planificado que esta siendo llevado a cabo con precision milimetrica por banqueros , politicos, grandes empresarios ect ect), ellos si estan organizados, es mas diria que estan jerarquizados y adoctrinados, no se van a salir nin un milimetro del guión.

    Al resto nos queda la revolucion de una brizna de paja, volver a los ciclos naturales , el cultivo de la tierra, la ecoconmia de proximidad, el decrecimiento voluntario, el aprovechamiento de los recursos, la eficiencia por el ahorro NO la eficiencia para el consumo, ect ect

    Es pero ansioso tu proximo post.

  4. @Manuel Amigo, coincido especialmente con los 2 últimos párrafos de tu último comentario. Justamente percibo que se está cumpliendo a raja-tabla el plan de contingencia.

    Saludos

  5. Mi más sincera enhorabuena a los dos. A ti por tu paciencia y tu fe inquebrantable en tus amigos y a Hank por dejarse abrir los ojos a pesar de lo duro que resulta, ya te contaré luego cual creo que es tu incognita.
    Un abrazo.

  6. Excelente post y mi enhorabuena a Antonio por él y mi enhorabuena a Hank, con quien en buena medida he compartido puntos de vista y que veo que, simplemente, necesitaban el matiz que ahora apunta Antonio sobre una sociedad semi-industrial y semi-capitalista, donde prime la racionalidad y el respeto por las generaciones futuras sobre el amasamiento de riqueza del presente. Donde prime la felicidad y el bienestar sobre el consumo y la desechabilidad.

    Sin ánimo de intentar chafar el suspense, apostaría a que la fuente de energía alternativa a la que se refiere Antonio no tiene nada que ver con generar energía para mover máquinas y mucho que ver con esfuerzo colectivo y capacidad de acción y transformadora del ser humano. La ilusión por crear algo nuevo, energía en grandes cantidades durante un corto espacio de tiempo, pero no renovable porque la desidia puede llevar a la desilusión y de ahí al colapso.

    @Manuel Amigo, muy interesante tu dedicación, ¿de dónde sacáis luego el combustible para esos coches modificados? ¿los homologáis en Industria? ¿qué tal las emisiones de CO2 quemando fritanga?

    En cuanto al guión del establishment, simplemente un matiz, la deflación vendrá tras una fuerte inflación, no vaya a ser que los que tenemos unos pocos euros ahorrados nos hagamos ricos de repente, primero inflar de dinero el sistema para que pierda su valor y luego retirarlo para que los que puedan quedarse con ello vuelvan a tener mucho, tal y como indican los dos primeros capítulos de este artículo de Heinberg

    -Jaime, antes dmc_runner

  7. He observado que varios lectores han optado por abandonar sus pseudónimos o el anonimato.

    Me detengo a analizarlo, porque NO es un detalle menor en éste proceso de crecimiento (¡o decrecimiento, no se como debería verse ahora!).

  8. Jaime, realmente pensé en la energía (mental, no la física) del ser humano, pero no, estoy pensando en una fuente física, material y no renovable, y que por múltiples motivos ha pasado desapercibida hasta ahora… pero ahora ya no. Y tiene un cierto potencial, pero no lo podemos aprovechar para mantener esta agonía, y seguramente es lo que pasará si no nos oponemos, porque ya empiezan a haber movimientos de cara a aprovecharla…

    Salu2.

  9. @Jaime, tenemos el primer deposito legal de Aceite vegetal puro como combustible de España , alquilamos un gasocentro y le explicamos a aduanas como hacer estas cosas que ellos no sabían, a pesar de que el aceite vegetal puro legalmente esta considerado como tal desde hace años.

    El aceite lo compramos a las molineras de soja, para fabricar los millones de toneladas de piensos que comen los bichos aqui en España se producen varios cientos de miles de tonledas de aceite vegetal,(generalmente transgenico) para el que una buena salida es alimentar motores necesarios (Camiones por ejemplo) para turismos solo comercializamos unos kits economicos para usar fritanga (generalmente para gente concienciada que utilizan viejos cacharros) no es necesaria la homologación (solo un certificado de compatibidad electromagnetica) y las emisiones de CO son cero por compensacion del CO que absorió la planta en su crecimento.

    Otra cosa son los oxidos nitrosos que aumentan un poco respecto al gasoil,como te digo una cosa te digo la otra.

  10. hola Antonio,

    disculpa por entrometerme,
    llevo un monton de posts atrasados
    y todavia te tengo que contestar
    lo del desertec.

    Te puse un mail al correo y no me has contestado,
    ya se que vas de p.c., asi que asumo
    que la manera de que me veas seguro es por aqui.

    Supongo que la respuesta a mi propuesta seria
    “no” , pero por si acaso, te doy este toque.

    Saludos y perdon por ser pesado 😉

    Alv

  11. @AMT, jeje, lo de la ilusión sonaba muy poético, la energía mental muy jedi, pero ahora sí que me he quedado intrigado… ya nos contarás

    @Manuel, gracias por la explicación. muy interesante y en línea con aplicar soluciones de mercado para resolver varios problemas de un plumazo y promover una transición manteniendo servicios básicos como el transporte de mercancias (muy bueno ese matiz de “motores necesarios” 😉

  12. Pues si. Este es mi último comentario en éste blog bajo el pseudónimo de Hank Rearden. Mi abandono de éste “avatar” tiene varios motivos:

    Como penitencia autoimpuesta por haberme equivocado en algunos de mis argumentos.

    Como tributo a Antonio (me expongo atado al carro del conquistador ante la urbe romana camino del foro), porque al final me he convencido de que mucho de mi excepticismo incial tenía que ver más con las fuentes que con los datos y los argumentos expuestos.

    Y, finalmente, porque no quería que se me pudiese asociar con mi participación en éste blog, por las razones que ha dicho Antonio y porque al no ser experto en la materia ni poder dedicarle mucho tiempo entendía que muchos de mis comentarios podrían ser precipitados y no muy atinados. Y no quería ser exclavo de palabras escritas en esas condiciones.

    Pero me he dado cuenta de que éste no es un problema académico o de un alarmismo sin fundamente, y que lo que hay que hacer es hacerle frente y dar la cara.

    Y eso es lo que haré … mañaaaaaana 🙂 es decir, más adelante, con mi nombre real y procurando que mi participación sea más meditada y constructiva (y seguramente menos frecuente).

    No obstante Hank no muere, simplemente ha sido hecho esclavo pero seguirá peleando como gladiador del anarco-capitalismo en la arena del Acorazado hasta que gane su libertad de nuevo.

  13. De PREOCUPARSE a OCUPARSE…

    “Preocuparse” es sano y necesario si se lo entiende como el estadío previo a “ocuparse”…

    Como he dicho en un par de oportunidades, diagnósticos hay muchos. Ahora creo que falta dimensionar adecuadamente la situación -desde una perspectiva más universal- para saber dónde estamos parados y en que sentido creo yo deberíamos “ajustar las velas”.

    Revisando y analizando mi proceso, podría decir que uno de los aspectos más importantes de la resiliencia (capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional), es la aceptación de que estamos ante una limitación; un problema que no tiene solución mediante los esquemas de pensamiento y acción actuales.

    Hemos nacido en una época muy particular de la vida humana y lo que hemos “mamado” es esto. Tenemos “configurado el disco rígido” de una determinada manera y cambiarlo implica “formatear” el cerebro para “reprogramarlo”. Tenemos incorporado en el “chip” que la historia es Pasado (que no vuelve) y que mediante los avances científicos y tecnológicos hemos superado una cantidad de “primitivismos”, a los cuales ni se nos ocurre que podríamos volver.

    Ahora, al “despertar”, nos damos cuenta que debemos afrontar y aceptar la crudeza de las leyes de la naturaleza y de la física, tal cual son. Como le dijo mi hija (7) a su abuelo, durante una charla sobre cuestiones ecológicas:
    “…Opi, la naturaleza siempre se impone…”

    En mi caso siento que ese proceso, en buena parte, ya ocurrió. Por eso creo que insisto con la “acción”, porque de hecho, ya hice varios cambios importantes en mi vida. Me siento del lado del Peakoil; no lo veo como algo en frente mío, que quizás pueda ser real, y que voy pateando hacia delante. Siento que mentalmente ya formo parte de él y empiezo a ver hacia atrás, con imágenes de una Era obscura (por la contaminación, destrucción, pérdida de valores éticos y morales, pérdida de rumbo, etc.), que tiene que reencausarse. Desde ésta perspectiva se modifica el orden de prioridades y automáticamente ello comienza a ser un factor determinante en las decisiones que uno va tomando día a día. Es la clara visión de que estamos ante un proceso que tiene que morir, para dar lugar al nacimiento de un nuevo paradigma.

    Continúa…

  14. Viene de Continúa…

    Anoche, invitados a cenar por mis suegros, estuvimos hablando sobre paleontología (mi suegro se dedica a ello como aficionado) y mientras lo escuchaba y hablábamos sobre las Eras geológicas, movimientos de placas y fósiles, sobre las reiteradas veces que la Patagonia estuvo cubierta por el mar (5 importantes en el lapso de 500 millones de años) con improntas de diferentes fósiles marinos y terrestres entre cada una de estas incursiones, con huellas que ponen en serias dudas el tiempo que hace que hay homínidos en America, etc. etc., relacionaba yo el tema con el que nos ocupa y consideraba lo intrascendente que va a ser “nuestro problema” desde la perspectiva de los tiempos geológicos. Son tantos los cataclismos ocurridos a lo largo de los últimos millones de años, que uno más va a ser apenas una anécdota. Con nosotros o sin nosotros, de seguro la Naturaleza va a seguir adelante con su implacable proceso de Vida y Muerte. ¿Por qué entonces habríamos de preocuparnos por ello? Es mucho mayor el tiempo que pasamos en la “eternidad” que el que pasamos animados sobre la tierra, así que volver a ella no debería asustarnos. ¿Por qué esa resistencia tan grande hacia la muerte? Me detengo en éste punto, porque pienso que la falta de pensamientos de “trascendencia” es uno de los tantos problemas que tenemos en la actualidad y por lo que nos hemos apegado tanto a lo material, científico y tecnológico. El “continuum de la vida” es atemporal y no depende de individuos ni del tecno-materialismo que nos caracteriza hoy día. Con todo este verso no digo que debamos relajarnos y dejarnos morir, simplemente quiero transmitir que debemos aceptarlo como un proceso de transición, que en todo caso, no es más que el inverso al nacimiento y para así hacer lugar a los que vienen atrás nuestro para “tomar la posta”.

    Me parece que si logramos aceptar estas premisas fundamentales, el resto pasa a ser más fácil de entender y estaremos en mejores condiciones de otorgar la prioridad y dimensión correcta a cada decisión que tomemos hacia el futuro.

    Quizás me vaya a extremos, pero asumo que el hecho de decir que es mas importante plantar árboles que “plantar molinos eólicos y pantallas solares”, tiene que ver con el hecho de que al asignar prioridades, la primera sí es fundamental para nuestra supervivencia. Luego analizaré, en segundas o terceras instancias de la lista de prioridades (siempre que no se altere el equilibrio de sustentabilidad), si hay lugar para darnos “algunos lujitos”.

    Sdos.

  15. Hola,

    Miren, en tal caso todavía hay personas como yo que siguen siendo un poco escépticas con este asunto, que quieren, así me educaron. Pero algo no puedo negar, que suponiedo que el peak energy fuera un 50/50 hay que cortar las pérdidas y empezar a planear y prepararse por si acaso… Yo lo veo como las pandemias, nadie puede meter su mano al fuego para asegurar que se repitirá una como la gripe española o la peste negra, pero seríamos idiotas si no nos preparásemos. No queda sino asumir el peor escenario posible como seguro y trabajar para que en caso de que no sea tan terrible sea benéfico, disculpen si me embrollo.

    Por otro lado, lo que si no se puede negar es que si bien quedan recursos esos están localizados fuera de Europa y los controlan las tres grandes potencias existentes a la fecha: EUA, Rusia y China. Lease, de no hacer nada Europa está condenada a ser el perrito geopolítico de los grandes, y eso si que no es nada agradable. Además, considerando como están las cosas, muchos de nosotros no tenemos mucho que perder, ciertamente menos que los oligarcas como bien señala Antonio, por mi parte no le tengo ningún cariño al casino financiero y al esquema multinivel en el que la economía entera gira, perder este sistema no me causa ningún escozor, al contrario.

    Bueno, mucho rollo, lo que quería decir es que hay que prepararse hasta en aparentes nimiedades como la agricultura y jardinería orgánica, es la mejor opción individual que se me ocurre en estos momentos para prepararse. Para un plan a gran escala encontré un texto en internet que se llama “Salvando petroleo entre las prisas” de la IEA, bajo aviso de que no lo he leído y que solo he leído de que va, se ve interesante y apunta a argumentos de conservación, nada descabellados, se los paso por si no lo conocen, está en formato pdf. y es ¡¡¡ G R A T I S !!!

    http://www.iea.org/textbase/nppdf/free/2005/SavingOil.pdf

    Que estén bien

  16. @Betote, de acuerdo a lo que mencionás y transcribo a continuación…

    “Yo lo veo como las pandemias, nadie puede meter su mano al fuego para asegurar que se repitirá una como la gripe española o la peste negra, pero seríamos idiotas si no nos preparásemos”.

    …la gran diferencia que haría, es que en el caso de la gripe española y la peste negra (o cualquier pandemia), están sujetas a hechos de “naturaleza viva”, que se podrían evitar y/ó controlar según las características de las enfermedades. En el caso del Peakoil, es un evento físico de “naturaleza muerta”, que como un vaso de agua que te bebiste, queda vacío (suponiendo que no tienes posibilidad alguna de reponerla).

    Igualmente…

  17. El artículo de theOilDrum que mencionas es sobrecogedor. Es muy probable que las poblaciones urbanas densas se lleven la peor parte si no se ponen las pilas.

    Me gustaría que alguien coteje el material de esta página (eltransitonecesario.blogspot.com). Sus vídeos, sobre todo los de sus márgenes, no tienen desperdicio.

    Saludos. Ulises.

    PD: Gabriel, acabo de leer tu email, te contesto dentro de un rato.

  18. Acaban de dar la noticia de una cementera que esta usando plastico triturado para calentar el cemento en lugar de un residuo solido del petroleo (¿coque?)

    debe ser que empieza a ponerse caro el petroleo para fabricar algo tan mundano como el cemento, pero claro, vamos a quemar los botes salvavidas a cambio de un poco mas de lo mismo.

    Yo quiero ser optimista, podemos vivir con menos, pero lo primero es querer hacerlo, y a este paso mientras la mayoria no se conciencie, vamos mal. Aunque luego esta el problema de que la mayoria NO quiere cambiar, pero esto ya es otro tema.

  19. @Jose, interesante noticia. He buscado un poco y parece que el tema salió hace un par de semanas como un pulso de una cementera al gobierno de turno para que le permita usar ese “combustible” (no sólo plásticos, sino neumáticos, disolventes y contaminantes de todo tipo) barato como única vía al mantenimiento de la fábrica y sus empleados. A río revuelto…

    Enlace a la noticia.

    Por lo que yo he leído parece que aún no han conseguido el permiso para ello, pero parece que no tardarán mucho (quizá es lo que tú ya has oído) pues son los propios trabajadores (152) los que reclaman el permiso y lo de menos va a ser que quemen plástico por adelantado, incluso las emisiones de CO2 son casi lo más irrelevante con lo que tienen en mente quemar.

    En cuanto a tu reflexión, efectivamente, el problema somos nosotros y a lo que nos hemos acostumbrado, ¿a quién no le han dicho eso de “vuélvete tú a la caverna” cada vez que sacas el tema?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *