Interrelación entre desindustrialización, crisis económica y de recursos.

Queridos lectores,

Esta semana tenemos un privilegio especial. Manuel Rey…

Imagen de http://www.unife.org

Queridos lectores,

Esta semana tenemos un privilegio especial. Manuel Rey, bien conocido de los oyentes de Burbuja Radio, se ha ofrecido para hacer un post relacionado con el tema anterior, sobre las dificultades reales, concretas y conocidas de mantener un sistema industrial en una situación de escasez de recursos. Les dejo con él.

Salu2,
AMT

 

Interrelaciónentre desindustrialización, crisis económica y de recursos.

PorManuel Rey

Esteartículo viene a colación del debate mantenido en el Grupo deDebate sobre Energía en Facebook(http://www.facebook.com/groups/157095551027528/), en relación a la noticia publicada en Reuters,http://uk.reuters.com/article/2012/03/13/us-nuclear-safety-iaea-idUKBRE82C0IQ20120313, respecto a los retos en materia de seguridad y fiabilidad queplantean las extensiones de vida útil de las plantas nucleares entodo el mundo.

Esteproblema, que afecta no sólo a las plantas nucleares, si no a todasen general, nos lleva a un debate más amplio y relacionado con latemática que trata el presente blog. La crisis económica queestamos padeciendo, unida a la crisis de recursos, lleva a muchosgobiernos y empresas a tomar decisiones, entre ellas, las de extenderla vida útil de instalaciones más allá del plazo para el quefueron diseñadas, sin embargo, esto plantea cuestiones de diversaíndole que este artículo tratará de introducir y explicar a loslectores, en especial a aquellos no familiarizados con el diseño ymantenimiento de plantas industriales.

Empecemoscon las clases de ingeniería mecánica y de sistemas, con un ejemplosencillito, ¿tucoche es más fiable cuantos más años tiene?NO,y esto es así porque es un máquina que ha sido diseñada con unavida útil, sometida a un programa de mantenimiento que se desglosaen revisiones, sustituciones y ajustes, sin embargo, hay partes de tucoche que no son económicamente sustituibles, puesto que el coste dereparación supera fácilmente el valor del vehículo. Cualquiera haexperimentado que, a partir de cierta edad, su coche falla más queuna escopeta de feria, y se ve obligado a cambiarlo, porque de lasaverías pequeñas y fastidiosas, se acaba en las grandes ycostosas.


Ahoravayamos a las plantas industriales en general, y a las nucleares enparticular, en este caso hablamos de sistemas mecánicos variosórdenes más complejos que tu coche, que requieren de programas demantenimiento muy intensivos. estas plantas son tan complejas querequieren de subdivisiones para poder operarlas y mantenerlas(sistemas eléctricos y de fuerza, hidráulica, electrónica,turbinas, reactor, QHSE, proveedores, oficina técnica), esto a suvez se desagrega en conjuntos menores, por ejemplo, en el aérea deelectricidad tienes equipos distintos para operar AT/MT/BT (Alta,media y baja tensión), en generación los equipos de turbinas sesubdividen en equipos de electricidad, hidráulica, operadores deturbina, en modelos muy grandes se llegan a dividir incluso enequipos que gestionan los tramos de alta y baja presión.

Losprogramas de mantenimiento implican operaciones constantes,periódicas de corto, medio y largo plazo en mantenimiento continuo,luego tienes las paradas anuales, las bianuales, las de 4 años y lasgrandes paradas de planta. La planta a su vez se divide en unidades,operadas por sus propios equipos, que requieren coordinación desdela ingeniería que la diseñó, a las empresas que la construyeron,así como los contratistas de mantenimiento.
 

Ningunaplanta nuclear o de otro tipo, como sistema mecánico que es, tieneuna vida útil infinita, y esto es debido a que hay partes de lamisma cuyo coste de sustitución es prohibitivo. Da igual loperfectamente mantenida que tengas la planta, cuando los “main”llegan al final de su vida, hay que bajar el machete.
 
Unadivisión de la ingeniería se dedica precisamente a gestionar laextensión de vida útil de plantas y su transformación (se conocecomo refurbishing),la razón para hacerlo es siempre la misma, no hay presupuesto paraconstruir una nueva, y se trata de extender la vida de lasexistentes, asumiendo que la curva de costes se te dispara, al igualque en tu coche, el “conjunto-planta” cada vez tiene másfallos, requiere intensificar los recursos que gastas enmantenimiento ordinario, preventivo y predictivo, y eso al final teva directo al coste de MW.

Ningunaplanta en operación, del tipo que sea, puede mejorar su fiabilidadcon el tiempo,entre otras cosas porque esto ya queda marcado en la ingenieríaconceptual y básica, tiene la que tiene, y la incorporación demejoras es un 90% corrección de errores “as built” (enEspaña somos más finos, le llamamos “apuntacagada”), y el10% restante son pequeños retoques derivados de cambios de normativaen HSE, o grandes cambios impuestos de desastres como Chernobyl oFukushima. 

Unavez superas la vida útil, el día a día de mantenimiento es unsindiós, entre que la propiedad no quiere tirar dinero en una plantaa punto de finalizar su ciclo, y que los costes de operación ymantenimiento se te disparan, el cierre siempre viene por lo mismo:accidente.


Centrándonosen las plantasnucleares,soncon diferencia las más difíciles de transformar,al resto de plantas las metes en parada y cambias lo que quieras, esodepende de las ganas de quemar millones que tengas, en nuclear, todolo que supone el conjunto reactor-circuito de refrigeración es unapesadilla, porque tienen la curiosa propiedad de ser radiactivos, locual sienta muy mal a los operarios, salvo a Homer Simpson, que poralguna extraña razón es inmune.

Estosproblemas son sólo la parte fácil, el estréstérmico y de radiaciónque sufre toda esa unidad acaba con cualquier material si les dastiempo, es por ello que la vida útil de una nuclear no sale de ungrupo de físicos tirando dados, sale de un potaje infernal (agua aalta temperatura+radiación+presión), contra el que no pueden ni losreactores superpijos que se montaron los americanos y los rusos ensus submarinos, portaaviones y cruceros, esas plantas se construyeronsin mirar el coste, incorporan titanio a parrote (supongo que conocesel coste de este material), pues bien, los accidentes sufridos enestas plantas han sido muy graves, una buena parte debidos a erroresde cálculo en fatiga de materiales, hasta el titanio se vuelvequebradizo como el cristal en ese entorno, en el caso de los rusos,se equivocaron por un 60% del tiempo calculado, y las tripulacionesse lo siguen agradeciendo desde el fondo del mar.


Efectos de la radiación sobre acero inoxidable (Fuente:Cambridge University)


Paraterminar, una falla grave en esa unidad te deja ko la planta, si aúnes nuevecita, puede compensar el coste, pero en una planta vieja, escierre asegurado, las plantas españolas ya han tenido varios avisos,ninguno que implicara riesgo real para la población, pero sí hansido incidentes serios desde la operativa, esta situación no puedehacer si no empeorar, dada la coyuntura económica que vivimos, laparalización de nuevos proyectos y la inercia natural de lascompañías a alargar los ciclos de las plantas, en espera de unamejora económica que se retrasa indefinidamente. El agravamiento dela crisis de recursos que tan ampliamente se analiza en este blogcontribuye negativamente a este problema, disparando los costes demantenimiento en unas plantas ya de por sí viejas.

7 comentarios en “Interrelación entre desindustrialización, crisis económica y de recursos.

      1. Hola Juan Carlos, yo también estoy interesado en contactar con la asesoría de Manuel Rey. ¿Podrías facilitarme una forma de contacto? Gracias

      2. Hola Juan Carlos, lo primero felicitarte por Economía Directa, me lo bajo de ivoox y me ha abierto los ojos. Muchas gracias por la labor que hacéis. Además estoy preocupada por el tema de gestión de patrimonio (de mis suegros, que yo no tengo mucho) y me gustaría contactar con la asesoría de Manuel Rey, ¿te importaría hacerle llegar mi mail?
        Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *