El Gobierno hará guiños a funcionarios y pensionistas con la paga extra de Navidad, los ‘moscosos’ y las prestaciones de viudedad

Cantar a lo Chimo Vallo: – Votos votos; que pasa!!

Los 2,5 millones de empleados públicos y los nueve millones de pensionistas tendrán regalo sorpresa en los Presupuestos del año que viene, antes de su aprobación por el Congreso. El Gobierno estudia incluir en ellos la recuperación de una parte de la paga extra que suprimió a los primeros en las Navidades del año pasado, el rescate de algunos ‘moscosos’ perdidos por los funcionarios y una subida más alta para las prestaciones que reciben 2,3 millones de viudas.

Faltan casi tres meses para que los Presupuestos del año que viene recorran el trámite parlamentario del Congreso y el Senado y el Gobierno tiene, por tanto, tiempo suficiente para hacer guiños selectivos a los colectivos, funcionarios y pensionistas, que más disgustos pueden darle en las elecciones europeas de mayo, las primeras de alcance nacional antes de las municipales y legislativas de 2015.

Entre los pensionistas y los empledos públicos pueden mover más de 11 millones de votos

Solo los pensionistas mueven más de nueve millones de votos y el Gobierno es consciente de que el PSOE va a jugar fuerte su baza contra una reforma destinada a hacer sostenible el sistema de Seguridad Social y que rebaja en el horizonte temporal de varias décadas una partida que en 2014 consumirá más de 127.000 millones de euros. Para intentar desactivar la ofensiva del primer partido de la oposición y, de paso, arrastrar al acuerdo a Comisiones Obreras, la ministraFátima Báñez no descarta aumentar las pensiones de viudedad por encima del 0,25% que ya se incluye en los Presupuestos que acaban de entrar en el Parlamento. La mejora afectaría a 2,3 millones de prestaciones y se complementaría con posibles ajustes en los ingresos que operan en el sistema de la Seguridad Social, algo que ha pedido al Ministerio de Empleo Ignacio Fernández Toxo y que podría servir para que su sindicato se distanciara del férreo rechazo que la reforma provoca en UGT. Fuentes gubernamentales apuntan que llevar a la central de Cándido Méndez al pacto va a resultar prácticamente imposible porque está en plena campaña de lavado de imagen como consecuencia del escándalo que salpica a su central en Andalucía. “Si conseguimos arrastrar al pacto a Comisiones, el PSOE quedaría colgado de la brocha”, comentan en el PP….TEXTO COMPLETO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.