El dinero negro de un banco. Tarjetas de Caja Madrid.

Tarjeta negra por Robert S. Donovan

Hasta hoy cualquier dinero que pasara por una cuenta bancaria es considerado dinero transparente, porque todo apunte contable bancario puede estar a disposición de Hacienda. La condición necesaria y suficiente, para que un dinero sea negro es que Hacienda no tenga acceso a la información que acredite su existencia.

Un banco no puede generar dinero opaco. Todo está contabilizado, auditado y a disposición de Hacienda, todo es transparente. Para generar dinero opaco, los gestores del banco, tendrían que dedicarse a una actividad distinta que genere dinero negro: tráfico de drogas, trata de blancas, sobornos a funcionarios públicos, o sencillamente atracos bancarios en cualquiera de sus modalidades, con violencia, o sin ella mediante apropiaciones indebidas o estafas.

Una vez conseguido ese dinero negro ú opaco, hay otro problema: no se puede guardar en el mismo banco, porque las entidades financieras, han de pasar auditorías periódicas. El Banco de España, tiene asignado unos inspectores a la entidad financiera que vigilan de cerca. Hacienda tiene controladas las cuentas bancarias de la propia entidad, la CNMV ha de vigilar la transparencia en la gestión bancaria. Además ha de pasar continuas auditorías, por lo que no es buena idea esconder en el propio banco el botín sustraído.

Parece imposible que un banco (o Caja) pueda guardar dinero de procedencia ilícita durante 15 años sin ser descubierto. Entonces ¿Cómo lo consiguió Caja Madrid?.

El mecanismo es el siguiente: Abrieron una cuenta, la 2038 0600 91 6000000084, y en ella cargaron todos los gastos de las tarjetas fraudulentas. Era una cuenta más, cuyo titular era la entidad bancaria, a la vista de, Hacienda, CNMV, Banco de España, Consejo de Administración y Auditorías. Toda cuenta de la entidad es como un escaparate fluorescente para los inspectores y auditores.

En esa cuenta cargaban los gastos de las tarjetas business oro, y el concepto por el que se sacaba el botín directamente con una tarjeta, no eran “gastos de representación” o “gastos de difícil justificación” era “tratamiento administrativo circular 50/99”. Que es un concepto contable muy original que llamaría la atención de inmediato sobre cualquier auditor.

De este modo se embolsaron 6,1 millones de euros desde 2003.

Cuando la Auditoría, CNMV, Banco de España y Hacienda veían un apunte que rezaba “tratamiento administrativo circular 50/99” para justificar dinero que iba a los miembros de la dirección de la Caja, firmaban el visto bueno, como la cosa más natural del mundo.

El resto, hasta 15 millones venía a ser justificado como “errores informáticos”. Las Auditorías o Hacienda cuando veían este concepto, ¡durante 15 años! lo consideraron natural, máxime si iba al bolsillo de los dirigentes de la Caja.

Haga un experimento para ver la astucia del artificio: Puede usted intentar reflejar en su declaración de la renta, una justificación de gastos bajo el epígrafe “error informático” o “tratamiento administrativo circular 50/90”, o los dos juntos y esperar a ver qué pasa.

Así pues, la cuenta bancaria 2038 0600 91 6000000084, no era de dinero negro, ni opaco. Era dinero transparente, estuvo a disposición de Hacienda, Ministerio de Economía, Banco de España y de auditorías internas, además del Consejo de Administración. Lo único negro eran los ojos y la conciencia de quienes inspeccionaban la cuenta.

Esta situación se venía repitiendo desde 1999 que se fundó este sistema, aunque solo se ha auditado desde 2003 hasta 2012.

¿Por qué es denunciado ahora? Muy fácil, porque la mayoría de los delitos pueden haber prescrito.

La cuestión es cómo se puede atracar un banco, sin pistolas ni violencia, si disponemos de tantos controles, por cierto, carísimos.

Pues es muy sencillo: con la colaboración de muchos, durante muchos años. Partidos políticos: PP, PSOE, IU, sindicatos CCOO y UGT, patronal, cuyos representantes en la entidad fueron beneficiarios del atraco bancario sin violencia. Además por acción u omisión participaron CNMV, Banco de España, Ministerio de Economía, Hacienda, Auditorías, Consejo de Administración.

Todos ellos los podemos dividir en cuatro tipos: los autores, los cómplices, los encubridores y los inútiles.

Para compensar la penosa situación de las cuentas de las entidades bancarias, debido a gestiones como ésta, muchas de ellas se están nutriendo cobrándole cantidades abusivas, apoyándose en las conocidas cláusulas suelo de su hipoteca.

Haga que examinen su hipoteca. No contribuya con su dinero a solventar sus problemas.

Fotografía de Robert S. Donovan

3 comentarios en “El dinero negro de un banco. Tarjetas de Caja Madrid.

  1. Bancofar estaba controlada en un 70,2% por Bankia. Los consejeros de esa entidad,especialista en financiar a farmacéuticos,¿ imitaban a Blesa consejeros, y demas directivos en esas practicas de tarjetas negras?

  2. ¿A cambio de qué CREDITOS se tenía “contento” a ese “variado” personal? Pienso que es ahí habría que indagar y lo de los Tar- JETA-S adquiriría una dimensión inaudita. Los fondos comprometidos para salvar a los bancos y cajas españoles ascienden ya a 185.518 millones de euros -18,5% del Producto Interior Bruto (PIB)-, tras incluir las últimas adquisiciones de bienes inmuebles por parte de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reconstrucción Bancaria (SAREB).

  3. El problema de fondo, es que no se trata de 50 ó 100 manzanas que se han podrido en un árbol. El problema de fondo es que es el árbol el que está podrido. Está infectado su fruto, su sabia, sus ramas, podridas las hojas y las ramas podridas. Está podrido hasta el duramen. De nada sirve encausar a 50. Hay que cambiar curar todo el árbol, todo su sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.