IMPLOSIÓN O RUPTURA

fin del mundo

Un edificio puede demolerse,  derribarse, desmoronarse,  destrozarse,  desintegrarse, o pulverizarse, desde dentro y/o desde fuera…

_implosión

f. fís. Acción de romperse hacia dentro con estruendo las paredes de una cavidad en cuyo interior existe una presión inferior a la exterior.

¿Tú, cómo derrumbarías un edificio?

Dependería, por supuesto, del objetivo, el básico, obvio, es hacer desaparecer el edificio. Si tenemos únicamente esta misión, quizás nos baste con derribarlo a insultos.

insultos

La meta se complica cuando lo que necesitamos es un derribo controlado.

Pero, ¿a qué nos está llevando este gobierno (y sus instituciones)?

–          A décadas sin futuro para todos nosotros y nuestros hijos.

–          A la ruina de las esperanzas de la población.

–          A un sin vivir viviendo en la miseria.

–          A una sociedad  resignada, aguanta palos en el lomo, mulas de carga o esclavos silenciosos.

–          A un pueblo ignorante e inculto.

–          A un país enfermo.

–          A una desesperanza que terminará en una RUPTURA social, un derrumbe violento del sistema que lo deje en la ruina, cuyos escombros nos golpearán, nos mutilarán y provocará que la construcción de una nueva estructura sea más complicada, lenta y con muchas opciones de que nazca ya viciada de odios.

Por supuesto, esta última respuesta es a una pregunta fundamentada en una liberación violenta y exagerada en sus términos, pero posible, sobre todo si al final es liderada o se hace con el poder, tras ella,  de “salvadores de la patria” que nos lleven a años de sumisión o caos.

La otra opción para demoler este edificio, con sus columnas maestras débiles en su origen, con salas sin ventanas y una única puerta cuya llave ellos (la casta política) la poseen, ese gigante con pies de barro que tan bien han alimentado, es la IMPLOSIÓN, la voladura desde su interior, destrucción controlada, restos reciclados a buen recaudo y un solar donde construir un nuevo sistema.

Parece bonito, pero muy difícil, es casi una operación de infiltración a nivel peliculero, un comando (no infectado por la casta)  que se incruste entre las tropas políticas y se alce con el poder con el único objetivo de iniciar un proceso de construcción, desde la base del pueblo, del nuevo régimen con el que nos organicemos y convivamos.

Dos opciones, dos soluciones al mismo problema.

Rompamos con nuestra casta política a base de una presión social, una ruptura cívica, pacífica  en las calles.  Apoyemos a quienes se atrevan a crear ese partido o plataforma que lleve en su primera línea de trabajo un proceso constituyente. Como casi siempre, en la mixtura puede estar el equilibrio.

 “Con la implosión obtendremos el caldo de cultivo necesario, la conciencia social  suficiente para que desde una explosión controlada del sistema, vía presión social, lleguemos al reseteo del estado desde sus cimientos e iniciemos un nuevo juego donde el pueblo sea el protagonista principal”.

reset

Un comentario sobre “IMPLOSIÓN O RUPTURA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.