La Europa a remolque – Ampliando el debate 22-4-2018

Pareciera que la situación en la Unión Europea ha conseguido cierta estabilidad en los últimos años, al menos en la portada de los periódicos de información general. La economía de algunos países ha recuperado cierto vigor, los países al borde del abismo no parecen tan en la cuerda floja como hace unos años, el núcleo duro de Europa aparenta cierta fortaleza… un relato en el que, sin embargo, sigue habiendo signos preocupantes: inestabilidades políticas y vuelcos electorales, objetivos permanentemente incumplidos por parte del Banco Central Europeo, advertencias de instituciones financieras. ¿En qué situación se encuentra, en realidad, Europa? ¿Cómo y a qué costa ha conseguido este cierto remanso? ¿Estamos preparados para una próxima crisis o se está gestando ya, dentro de nuestras fronteras? De todo esto hablamos con Jordi Llanos y Manuel Campos. Conduce Jesús Nácher.

Ir a descargar

Fotografía de Hendrik Dacquin

Un comentario en “La Europa a remolque – Ampliando el debate 22-4-2018

  1. Interesante discusión. Me ha gustado.

    Dos cosillas:

    Pocos minutos después de comenzar el podcast Manuel dice que en el caso de Francia, contrariamente a lo que afirma la Teoría Monetaria Moderna, si aumentase el déficit público del Estado francés se agravaría el déficit comercial de Francia al a aumentar las importaciones… Precisamente el enfoque general que la MMT da a balances comerciales es, en mi opinión, un tema que los teóricos de la MMT todavía tienen que afinar. Sin embargo, para ser justos, hay que señalar que la MMT hace una serie de propuestas con unas premisas o condiciones para que sus ideas funcionen. Entre esas condiciones se encuentra además de la soberanía monetaria la necesidad de que el tipo de cambio de la moneda soberana sea totalmente flexible… Es evidente que ésa no es la situación de Francia o de cualquier estado de la UE. Así que creo que no es correcto achacar –de pasada- un fallo teórico a la MMT dentro del análisis que Manuel hace… Lo de la soberanía a la hora de emitir moneda es evidente y no hace falta comentarlo… Pero es que, además, tal y como está montado el Euro en una UE que no es una unidad política con las funciones de un estado, podemos considerar que no existen tipos de cambio flexibles entre la moneda que circula en Francia (el Euro) y la moneda que circula en Alemania (el Euro)… porque, en definitiva, la paridad del Euro es precisamente el único parámetro fijo de este montaje. Todo lo demás, todos los demás parámetros, son flexibles y se pueden y deben cambiar (devaluar) para mantener esa sacrosanta paridad para más gloria del establishment financiero e industrial germano… Así que, por favor, Manuel no me derivéis la idea de que la MMT está ‘equivocada’ porque lo que propone no funciona en semejante escenario de pesadilla.

    Es precisamente esa sagrada paridad la que creo que Jordi trataba de explicar al referirse a la naturaleza constitutiva del Euro y el papel que el Target 2 tiene dentro de ella como pegamento del Eurosistema. Vale, estoy de acuerdo con ese planteamiento. Si el Target 2 deja de funcionar el Euro se disuelve en la nada. De acuerdo también en que si todos y cada uno de los estados integrantes del tinglado lo abandonan. La “Asociación Eurosistema” se disuelve y liquida, y los balances negativos del Target 2 serían posiblemente el menor de los problemas que íbamos a tener… Lo que no entiendo es porque Jordi parece tener dificultades en admitir la existencia de un posible escenario que Manuel apunta tímidamente hacia el final del programa y que no discutís quizás porque ya despuntaba el final del podcast o quizás porque Jordi siguió insistiendo (¿innecesariamente?) en lo de la naturaleza constitutiva del Euro y el Target 2. Me refiero al escenario en el que un estado miembro –un solo estado, uno, uno sólo- abandona el Euro. Pongamos que ese estado no es uno de los grandes, por ejemplo pongamos que es Grecia, y que todos los demás siguen utilizando el Euro y su Target 2. La cosa es que, en tal caso, los griegos tendrían todas la papeletas para que los balances negativos acumulados por Grecia en el Target 2 pasasen a ser reclamados por los que se quedan en el tinglado como un pasivo de los de toda la vida, o sea como una deuda a pagar en la divisa en la que se contabilizó, o sea en Euros.

    En cuanto a la “Lex Monetae”, Jordi, me temo que no es como la ley de la gravedad. Como, cuando y hasta qué punto se aplicaría ese concepto habría que verlo. El tira y afloja estaría garantizado. Sin ser jurista, de lo único que estoy completamente seguro es que toda una serie de bufetes internacionales de abogados engordarían sustancialmente sus cuentas de resultados gracias a este asunto.
    http://www.nortonrosefulbright.com/knowledge/publications/69597/redenomination-risk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.