Los que se quedan sin nada

Éste es un gráfico que cada vez que miro me produce una terrible desazón, porque sé la cantidad de dramas personales que refleja. Aquí lo tenéis, en un año han aumentado de 1.789.000 personas a 2.375.000, nada menos que un 33%.

Un comentario en “Los que se quedan sin nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *