La inflación en Alemania sube 3 décimas en abril, hasta el 2.4%

Nuevos quebraderos de cabeza para el BCE. Frente a los optimistas que decían que la subida de las meterias primas no se trasladaría al IPC, las evidencias indican lo contrario, y cada vez con más fuerza. No está de más recordar que estamos repitiendo paso a paso el proceso que nos llevó al desastre de 2007-2009, pero a un ritmo mucho más rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *