La construcción se sigue desplomando

Los indicadores del sector correspondientes al mes de mayo siguen mostrando una tendencia pésima de caída libre, excepto por la leve y a todas luces transitoria estabilización de la obra pública (que se debe exclusivamente a los esfuerzos heroicos de CCAA y ayuntamientos de cara a las elecciones).

En el segundo gráfico se ve cómo dos de los indicadores adelantados (nueva contratación y visados de obra nueva) suvizan su caída, sobre todo los visados que parecen tocar suelo en un nivel inferior al 10% de los máximos de la burbuja. Sin embargo el otro indicador adelantado (licitación) cae a tasas brutales, mientras que el indicador de producción (trabajos realizados por las empresas) sigue mostrando una tasa de descenso muy fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *