El Índice de Producción Industrial sufre su peor caída desde febrero de 2010

Gracias a la fortaleza de la demanda exterior la industria, a pesar de la más que evidente debilidad de la demanda interna, estaba aguantando relativamente bien en los últimos trimestres, con subidas en todos ellos (excepto el tercer trimestre de 2010, en que hubo un ligero declive). Sin embargo, la situación ha cambiado en el segundo trimestre de este año, con un descenso del IPI del 1.8% (1.2% corregido), tendencia que se ha acentuado en junio, con una caída del 2.7% (2% corregida).
Una vez más tenemos otro dato que parece confirmar la entrada en recesión, esta vez afectando al único sector importante, junto con el turismo, que estaba impulsando la economía.

La actividad industrial se encuentra instalada en niveles pre-burbuja (1997), aunque si corregimos en función del aumento de la población, en realidad la producción industrial per cápita está en niveles de finales de los años 70 del pasado siglo.

Si tomamos los cuatro sectores más importantes observamos grandes divergencias. Alimentación apenas ha sido afectado por la crisis, mientras que energía presenta un descenso moderado en el entorno del 8%; está siendo bastante afectado por la reciente caída en los consumos de energía eléctrica y sobre todo de combustibles.
Los otros dos sectores que se representan en el gráfico (productos metálicos y productos minerales no metálicos) sufren descensos brutales desde el principio de la crisis.

De los siguientes cuatro sectores en importancia, la industria química también ha aguantado bastante bien la crisis, y pese a las ligeras caídas de los últimos meses, se encuentra aún a niveles similares a los de 2007.
Los otros tres sectores (automóvil, metalurgia y otra maquinaria) tienen niveles de actividad mucho más bajos que los previos a la crisis, aunque en los tres casos existe una recuperación de leve a moderada desde los mínimos de 2009 que todavía continúa.

2 comentarios en “El Índice de Producción Industrial sufre su peor caída desde febrero de 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *