El crédito acentúa su tendencia negativa

Aunque para mi es más importante, de cara a su repercusión sobre la economía, la evolución del nuevo crédito, hoy voy a hablar de la evolución de los saldos vivos del crédito, que en junio han acentuado su tendencia negativa tanto como para familias (-1.9% desde el -1.0% de mayo) como para empresas (-0.6% desde el -0.3% de mayo). Esto es consecuencia del colapso del nuevo crédito durante los últimos meses, lo que hace que finalmente, y a pesar de la omnipresencia de las refinanciaciones, se haya trasladado al saldo vivo total.
En el gráfico se puede apreciar esta nueva caída, después de la leve recuperación de 2010, y también cómo la financiación a las AAPP continúa creciendo a tasas espectaculares, lo que provoca un efecto depresivo sobre la economía al dirigir el escaso ahorro disponible hacia un sector absolutamente ineficiente como éste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *