Anticapitalismo y ecologismo: por qué es un error mezclarlos

Hoy, leyendo “La Gran Encrucijada” me surgió la idea de que si no estaremos los ecologistas perjudicando realmente al movimiento al mezclar el ecologismo con el anticapitalismo. ¿Realmente hay pruebas sólidas de que un sistema similar al actual sea incompatible con un estado estacionario? ¿Hay pruebas de que un sistema socialista implique necesariamente un estado estacionario o que lo haga más viable?

Por ello pienso que habría que separar ambas luchas. El ecologismo y el anticapitalismo son guerras diferentes.

La principal demanda tendría que ser, según lo veo, que el nivel de actividad económica global fuera compatible con una huella ecológica menor de 1. Eso significa que el PIB global con el actual nivel tecnológico no podría ser mayor del 65% de que tenemos ahora. Los estados tienen poder para modular la actividad económica a través de la política monetaria y el sistema financiero. Por lo tanto, en mi opinión, es solo cuestión de voluntad el hacerlo.

La lucha por un sistema más igualitario, más justo y con otros valores por supuesto que debe continuar, pero el mezclarla con la lucha ecologista no hace sino provocar el rechazo de esa parte de la población con conciencia ecológica pero que no es anticapitalista. Una parte de la población que necesitamos en esta situación de emergencia medioambiental que está aconteciendo. Por ello creo que el actual movimiento ecologista con esta confusión de reivindicaciones no hace sino perjudicar al objetivo principal que es la preservación de los ecosistemas de forma que sean capaces de seguir sustentando a las sociedades humanas. Hace falta una reflexión, y de forma urgente.

3 comentarios en “Anticapitalismo y ecologismo: por qué es un error mezclarlos

  1. A pesar de ser ecologista y socialista ( no de aquellos que han pedido por lo menos dos letras) comparto lo que escribe Juan Carlos. El tema ecológico es tan urgente y de tal humanidad que no se le puede condicionar. Incluso en una sociedad socialista existirá la lucha entre el fetichismo del crecimiento y el aumento del bienestar. Tal como vamos el socialismo es una utopía ya que no tendremos tiempo para llegar a él.

  2. Yo diria que luchar por un capitalismo de huella ecológica=1 huele mucho (por no decir apesta) a anticapitalismo.
    Algo asi como un oximoron.
    Soy nuevo aquí
    ¿Habeis discutido en este colectivo los planteamientos de la teoria del uso progresivo de los recursos (PROUT)?

  3. Las monedas no son un producto para agregar capital Juan Carlos, son una herramienta de poder social; y están refinadas a su máxima expresión de tal manera como un arma de fuego a una piedra. Es imposible que un estado según se define a si mismo no use el poder, porque si no ese poder no existiria y sin poder pues no hay estado.

    El anticapitalismo y la ecología son dos cosas diferentes, esta claro, pero los que plantean los debates son ellos y no nosotros. Y bien claro dejan que tiene que haber crecimiento para todos aunque la inmensa mayoría vaya a recibir lo que le toca en otra vida.

    Como nota recuerda las recomendaciones de la NASA de hace 3 años, en un programa de Ampliando con P. Vilar lo comenta, si no podemos hacer que la mayoría de la población se transforme en “nodos autónomos y redundantes” los conflictos acabarán llevándose por delante todo intento de reducir el stress y redirijir la entropía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *