¿Devaluación interna?

Como ya sabéis lo que leéis mis posts, no soy partidario de la devaluación interna que nos proponen como receta para salir del atolladero en el que está España. En primer lugar porque es inviable, ya que los desequilibrios son tan grandes que partiendo de un 21% de paro se produciría un estallido social de consecuencias gravísimas.Y en segundo lugar porque es injusta, ya que reparte de forma asimétrica los perjuicios de la caída de la demanda. Los sectores más perjudicados son, en este orden: parados, subempleados, pequeños empresarios, empleados públicos (por las bajadas de sueldos), los que conserven su empleo indefinido (puesto que el proceso finalmente incluiría abrir la puerta a bajadas salariales), pensionistas (pues también sus pensiones sufrirían) y finalmente los accionistas de las empresas en general (pues la Bolsa caería, y mucho). Los sueldos de los cargos de las grandes empresas seguirían como si tal cosa y los privilegios de los políticos también.
Además, entre los perjudicados tampoco todos lo son igualmente. Hay un grupo que es el gran perdedor, que es el de los parados. Y otros que también van servidos, que son los subempleados, que sufrirán (todavía más) salarios y condiciones leoninas y los pequeños empresarios, cuyo beneficio, para los que no pasen a engrosar las filas de los parados, se verá reducido de forma tremenda.
Según los que defienden esta peligrosa teoría de la devaluación interna España necesita reducir los ULC (costos laborales unitarios) para cerrar el déficit por cuenta corriente y así poder pagar la deuda. Según ellos aumentarán las exportaciones.
Sin embargo, aquí hay un gráfico que demuestra que el problema no es ése. Como puede observarse, de los cinco países analizados el que mejor desempeño relativo ha tenido en su sector exportador desde que comenzó la era euro ha sido España. Mejor que Alemania, Italia, Irlanda o Francia. Y el peor con diferencia ha sido Francia (de la que hablaré otro día).
¿Cómo puede haber ocurrido esto? La razón fundamental es que hoy día el buen desempeño del sector exportador en los niveles salariales en que se mueve Europa, depende mucho más de la tecnología incluida en los productos que de cualquier otro factor. Esto tampoco quiere decir que las empresas españolas sean tecnológicamente muy avanzadas, sino que en el punto de partida (1999) las posibilidades de mejora eran muchas y comparativamente fáciles.

¿Entonces, si nuestro sector exportador ha mejorado, por qué hemos llegado hasta aquí? La respuesta es que unos políticos absolutamente ignorantes se dedicaron a estimular la demanda de una forma enloquecida, mediante un aumento de la población del 17% y unas facilidades absurdas para el endeudamiento. Ahora la capacidad de endeudamiento exterior está llegando a su límite y nos encontramos con que la pequeña mejoría del sector exportador no es capaz de sostener la demanda interna. Y por bajar salarios poco van a mejorar las exportaciones, ya que el peso de éstos suele ser muy bajo en estos sectores (en general menos del 10% de la facturación).
Entonces, ¿cuál es la solución? Pues la que se ha aplicado siempre en estos casos. Recobrar la moneda propia, dejar funcionar a los mercados de divisas y que la nueva moneda adquira el valor que le corresponde (seguramente un 30% menos del actual). Los hábitos de consumo de los residentes cambiarían rápidamente, pasando a consumir más productos nacionales (ahora más baratos) en lugar de productos extranjeros, con lo que la brecha de la balanza de pagos se cerraría enseguida. Lo pasaríamos mal tal vez un año, pero a continuación las cosas se estabilizarían y, si la coyuntura internacional es mínimamente favorable, comenzarían a mejorar de forma muy clara.

Un comentario en “¿Devaluación interna?

  1. El tema Juan Carlos es si una salida del € no conllevaría de facto una salida de la UE. NO creo que te dejasen seguir en el club después de eso. Te dejan entrar si prometes que adoptarás el € en tal fecha (espero que a partir de ahora sean más estrictos, pq a nosotros y a los otros nos dejaron entrar sin merecerlo y de esos polvos vienen estos lodos) pero la salida… no estoy yo muy seguro que te permitiesen mantener el estatus político. Yo siempre he sido partidario de la devaluación como una herramienta que amortigüe el choque fiscal, pero del €. No sé, qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *