Un periodista español en África, entrevista a Borja Monreal

Nueva ciudad universitaria (Luanda, Angola)

Entrevistamos al periodista español residente en Angola Borja Monreal, amplio conocedor
de la realidad africana y excelente divugaldor. Borja nos explica las luces y sombras del
proceso de mejora económica y reforma política en la antigua colonia portuguesa: multinacionales,
crecimiento, ciudades fantasma gigantescas , la lucha por los recursos económicos, la expansión
de China como superpotencia y mucho más..

1- Han pasado 10 años desde el final de la Guerra civil en Angola, ¿Se han cerrado
las heridas del conflicto?

Al menos superficialmente. Angola ha sufrido cuarenta años de guerra, primero catorce
años de conflicto anticolonial y luego veintisiete de guerra civil. En todo este tiempo el
país se ha destrozado por completo. Y lo que es peor, ha afectado a la inmensa mayoría
de la población, que ha sufrido la guerra de una u otra manera. En estos diez años la
gente se ha acostumbrado a vivir sin guerra y esto les ha ayudado a olvidar lo que ha
pasado. El temor a que la contienda vuelva es suficiente para no intentar recordarla mucho.
Ahora estamos en un momento crucial, con unas elecciones generales a diez días y unas
elecciones locales que deberán realizarse posteriormente, es el momento del ahora o
nunca. O consolidan ahora este periodo de paz, o nunca sabremos cuando tendrán otra
oportunidad de hacerlo.

2.-¿Cómo ha cambiado el país desde el final de la contienda?

Como de la noche al día. Hace diez años Angola era un país dividido, destrozado y
olvidado. A día de hoy se puede decir que el proceso de reconciliación nacional está
muy avanzado; las infraestructuras han mejorado de forma impresionante y Angola ha
vuelto a la escena internacional convirtiéndose en una de las potencias más importantes
de la región. Por supuesto hay carencias que el dinero no puede suplir, sólo se pueden
paliar con tiempo y tiempo es exactamente lo que todavía le falta a Angola para dar el
salto definitivo.

3.- ¿Cuál es la situación actual de las relaciones entre Angola y Portugal? ¿Cómo
ven los políticos y por extensión los ciudadanos angoleños a su antigua metrópoli?

Curiosamente no existe un sentimiento de rencor hacia la metrópoli. Y tampoco uno
de admiración. Simplemente han aceptado su pasado portugués y han aprendido a vivir
con ello. Hace unos meses se vivió una situación que llenó de orgullo a los angoleños.
El Primer Ministro portugués, Passos Coelho, solicitó públicamente ayuda para salir
de la crisis al estado angoleño. Y Angola se comprometió a hacerlo promocionando las
inversiones portuguesas.
Por otro lado, culturalmente, los angoleños miran mucho más hacia Brasil que hacia la
antigua metrópoli.

4.- La presencia económica de China en África se ha incrementado durante los
últimos 10 años ¿Es el gigante asiático una fuerza importante en Angola? ¿Es una
influencia positiva?

Angola no sería lo que es hoy sin la intervención de China, para lo bueno y para lo
malo. En estos diez años la mayoría de las obras importantes de infraestructuras se han
realizado en base a líneas de crédito bilaterales estado a estado pagaderas en petróleo
con unos tipos de interés incomparables por los ofrecidos por las ECAs (Export Credit
Agencies) occidentales. China ha encontrado en Angola su campo de experimentación.
Esto por supuesto tiene su lado negativo y su lado positivo. Como positivo yo destacaría
el hecho de que China ha dado una alternativa a Angola, abriendo un abanico más
amplio de posibilidades de elección de fuentes de financiación y de ejecución de obras.
Como negativo yo destacaría el hecho de que emplean una mayoría de mano de obra
china, por lo que no promocionan la mano de obra local, además la calidad de las obras
siempre está en entredicho. Aunque también hay que decir que cada vez hacen mejor todo.

5.-Recientemente la BBC y gran parte de la prensa anglosajona han publicado
artículos sobre la ciudad de Kilamba,
 según esas fuentes la ciudad
se encuentra prácticamente vacía. Dados los salarios medios del país y los precios
ofertados de los pisos, equivalentes a los de muchas ciudades de Europa occidental,
no parece muy realista el argumento de que existía una finalidad comercial.¿Por qué
se construyó realmente la ciudad?

Kilamba es la representación de lo que supone un error de planificación absoluto. El
esquema de este proyecto es el siguiente: China ofrece un crédito al estado angoleño
para ejecutar cualquier tipo de obras siempre y cuando estas sean realizadas por una
empresa China (en este caso CITIC Internacional). La empresa comienza a promocionar
un modelo de expansión urbana puramente chino, convence a las autoridades locales
y estas deciden llevar a cabo el proyecto. Posteriormente una promotora se encarga
de intentar colocar las viviendas en el mercado privado. Los problemas son todos.
Probablemente el precio no sea el más importante. Obviamente estas casas que
cuestan unos 100.000 USD, no están pensadas para las clases más desfavorecidas de la
población, sino para empleados públicos y clases medias-altas, que de alguna manera
sí podrían permitirse comprar estas viviendas. El problema en cambio es de base: en
Angola no existe un sistema financiero capaz de proveer de hipotecas la demanda
existente. Los bancos, al contrario de lo que pasó en España, no dan prácticamente
hipotecas y si lo hacen lo hacen a tipos de interés desproporcionadamente altos (18-
25%) y con periodos de devolución extremadamente cortos. Si a esto le sumas que
culturalmente no responde a una demanda local: en Angola la gente prefiere viviendas
de una planta con patio (aquí se vive mucho en la calle) y que está situada a veinte
kilómetros de Luanda con unos atascos de entrada que pueden superar las dos horas, el
resultado es que nadie compra nada.

6.- ¿Qué va a ocurrir con todos esos edificios vacíos?

Eso habrá que verlo. Por ahora el dueño es el Estado. Lo cual es un problema ya
que el Estado no tiene la capacidad de promoción para venderlos. Ahora ha cedido
la promoción a una empresa privada. Esta promoción se supone que se apoyará con
un programa público-privado de créditos hipotecarios para facilitar la compra. Pero
ciertamente ni con esto creo que serán capaces de vender mucho. Supongo que al final
muchos de ellos se acabarán cediendo a ciertos sectores de la población (funcionarios,
excombatientes…), otros serán vendidos y otros quedarán vacíos por mucho tiempo.

7.- ¿Cómo devuelve el Estado angoleño el crédito si las viviendas no se han
vendido? Si el Estado es el garante final a China le importa bastante poco que tenga
éxito o no, lo que le interesará es la devolución de ese crédito ¿Se paga mediante
concesiones relacionadas con las materias primas?

Efectivamente Angola devuelve el crédito a China con petróleo. Y a la empresa
china le importa poco o nada que el proyecto tenga un resultado negativo.
La empresa china es la constructora, el Estado angoleño es el dueño de la obra, es decir
, el comprador y el Estado chino es el financiador. En este esquema falta la empresa
promotora que deberá vender las casas en nombre del estado angoleño.

8.- Angola está experimentando un gran crecimiento económico, entre otras
razones debido al petróleo ¿Se está traduciendo ese incremento del PIB en una
mejora de la calidad de vida de los ciudadanos?

Transformar el crecimiento económico en desarrollo económico es un reto todavía por
conseguir en la mayoría de los países de África. Mucho más cuando hablamos de un
país cuya economía se basa en la industria extractiva. Estas industrias son intensivas
en capital y no en mano de obra, lo que hace que empleen una pequeñísima parte de la
población. La tarea del gobierno es traducir los ingresos que recibe por la venta y los
impuestos del petróleo en crecimiento en otros sectores… pero esto es tremendamente
complicado cuando el principal inversor es el Estado, y no inversores privados.
Además hay que destacar que hay un porcentaje enorme de la población que vive
prácticamente al margen de la economía, por lo que las mejoras económicas del país le
afectan poco o nada. Además hay que destacar la influencia del llamado “Mal holandés”
en economías intensivas en petróleo. El refuerzo de la divisa interna frente al dólar
dispara la inflación, los precios suben y toda la economía se hace menos competitiva.
Y sobre todo se produce una pérdida de capacidad adquisitiva de las clases más bajas.
En definitiva, lo que ocurre es que las diferencias entre los más ricos y los más pobres
siguen creciendo. Cómo cambiar esta tendencia está todavía por descubrir. En países
como Angola hay tantos factores que dificultan el proceso de reparto económico que a
veces parece imposible que pueda conseguirse. Aunque lo que sí sabemos es cómo NO
debe hacerse…

9.- ¿Cómo influyen las compañías multinacionales en el país, promueven
la corrupción?

La corrupción es algo presente en la mayoría de gobiernos. Y no me refiero sólo a los
africanos… quizás en ellos es más obvia. Las multinacionales se integran en un sistema
creado que tiene un funcionamiento formal y uno informal. La realidad es que el formal
no funciona y el informal sí lo hace. Por lo que ellas acaban por ser actores y
promotores de este sistema tan viciado. De todas formas para mí el principal problema
no es la corrupción (que por supuesto hay que intentar erradicar sea como sea), sino la
responsabilidad a la hora de planificar y ejecutar los proyectos. Pensemos en el
proyecto de Kilamba. Supongamos, como parece obvio, que han existido comisiones
de, por ejemplo un 10%. El Estado, y por consiguiente el pueblo angoleño ha perdido
un 10% del importe total del proyecto. Este escenario, de haber sucedido así, hubiera
sido entre comillas fantástico. El problema es que encima de esto el proyecto ha sido
tan mal planificado que la pérdida no ha sido de un 10% sino de cerca de un 100%, ya
que el resultado no ha servido para nada. Si por el contrario hubiese sido bien
planificado y bien ejecutado, supongamos por ejemplo que en vez de esos pisos se
hubieran realizado lotes de terreno con luz, agua potable y saneamiento, y la
construcción hubiese corrido a cuenta de los usuarios finales, el resultado hubiera sido
de 100.000 familias con capacidad de conseguir la habitabilidad mínima básica, y por
consiguiente hubiese sido un proyecto exitoso. La corrupción es una lacra, pero existe
desde mi punto de vista dos problemas mayores que deberían corregirse antes: la falta
de cuadros formados en las administraciones públicas para las decisiones estratégicas y
la falta de moralidad de las empresas multinacionales al ofrecer productos y servicios
que saben perfectamente tendrán una utilidad nula a posteriori. La corrupción es sólo la
punta del iceberg, lo más importante es lo que está debajo y que desde los países
occidentales no consigue verse. Para terminar responderé a tu pregunta con otra
pregunta. Si tú fueras un líder político y tienes garantizada una comisión de un x%,
¿qué preferirías, un proyecto exitoso o un desastre como el de Kilamba? Por supuesto
todo el mundo respondería que ya que gana lo mismo, elegiría el proyecto exitoso. El
problema es que una empresa con una capacidad comercial brutal y con un conocimiento                   increíble de su producto decidió que había que vender “pisos” y no “lotes”, y consiguió                   convencer a las autoridades locales de que ese era el camino. Y esto es un auténtico drama.

10.- ¿Ejerce la prensa en Angola una labor de control sobre el poder político?

Muy escaso. No existe una prensa libre desarrollada. Aunque cada vez surgen más
iniciativas de control por parte de la sociedad civil: Blogs, páginas webs… En cualquier
caso es un camino al que le falta mucho camino por recorrer.

11.- ¿Hacia dónde camina Angola en la actualidad en economía y política?

Es muy difícil saberlo… yo creo que económicamente crece hacia una economía más
sólida que diversificará sus fuentes de ingresos, pero de la cual solo se beneficiarán
unos pocos, mientras que muchos otros se verán marginados de la economía formal.
Políticamente creo que se tiende a un país con un partido dominante dentro del cual se
debatirán las verdaderas luchas políticas. En cierta manera algo parecido al Congreso
Nacional Africano en Sudáfrica.

12.- Ante la crisis española muchos empresarios tratan de ampliar fronteras                       ¿Crees que Angola es un buen lugar para invertir? ¿Existe un nivel adecuado                               de seguridad jurídica o hay que tener socios locales con contactos políticos?

Angola es un lugar idóneo para invertir siempre y cuando cumplas una serie de requisitos:
el primero es tener un pulmón financiero importante para aguantar un periodo relativamente
largo sin ingresos en el mercado más caro del mundo. El segundo es que se tenga experiencia
en mercados internacionales, Angola no puede ser el primer destino. El tercero es hacer un
estudio profundo del mercado objetivo y de todos los procesos jurídicos. Y el cuarto y último
es realizar siempre inversiones que te permitan una vuelta atrás relativamente poco traumática.

 

La fantasmagórica ciudad de Kilamba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *