Pensamientos sobre politica y revolucion

Este ensayo esta basado en una entrevista a Hannah Arendt realizada por el escritor aleman Adelbert Reif que tuvo lugar en 1970. Aqui enlazo el texto escrito en ingles y traduzco un parrafo que considero de interes y actualidad para todos los que queremos un cambio de regimen:

” A dia de hoy, falta un prerrequisito para que se produzca una revolucion: Un grupo de verdaderos revolucionarios. Precisamente, lo que a los estudiantes de izquierdas mas les gustaria ser -revolucionarios- es justamente lo que no son. Tampoco estan organizados como revolucionarios: No tienen la mas minima sospecha de lo que el poder significa, y si el poder estuviera reposando en las calles y supieran que alli se encontraba, ellos serian los ultimos en estar preparados para descender y tomarlo en sus manos. Esto es precisamente lo que los revolucionarios hacen. Los revolucionarios no hacen las revoluciones! Los revolucionarios son aquellos que saben cuando el poder descansa en la calle y cuando pueden recogerlo. Un levantamiento armado por si mismo nunca ha desembocado en revolucion.”

http://www2.warwick.ac.uk/fac/soc/sociology/staff/emeritus/robertfine/home/teachingmaterial/humanrights/pdfreadings/arendt-thoughts_on_politics_and_revolution.pdf

 

3 comentarios en “Pensamientos sobre politica y revolucion

  1. “El mal no es nunca `radical´, sólo es extremo, y carece de toda profundidad y de cualquier dimensión demoníaca. Puede crecer desmesuradamente y reducir todo el mundo a escombros precisamente porque se extiende como un hongo por la superficie. Es un `desafío al pensamiento´, como dije, porque el pensamiento trata de alcanzar una cierta profundidad, ir a las raíces y, en el momento mismo en que se ocupa del mal, se siente decepcionado porque no encuentra nada. Eso es la `banalidad´. Sólo el bien tiene profundidad y puede ser radical.”
    Hannah Arendt

  2. Hasta que llegaron los servicios secretos occidentales disennando “revoluciones” a traves de mercenarios bien pagados y mejor armados: Libia, Siria…

  3. ¿Saber tanto para hacer qué?
    Gracias David por recordar la amargura que pasó en “nuestro Occidente” tras el desencanto del 68. Un mayo europeo de flores, llenas de palabras bien mezcladas en libros de bolsillo, sobrepasado todo enseguida con abundante opio, lisérgico y otras evasivas. Cuanto ruido de adoquines urbanos para terminar digiriendo Vietnam, el Maoismo y muchas otras contradicciones más, hasta incluso empeñarse en la prolongación de la adolescencia hasta la jubilación. Todo a la vez., bien batido a ritmos electrónicos de muchos vatios, con mucha energía para derrochar en ” nuestro opulento Occidente” y tanto Tercer Mundo excluido.
    Bueno David, pido disculpas por este rizo literario, pero vuelvo a preguntar si revoluciones como la Francesa tenían que terminar con Napoleón como emperador, nada menos, para suceder al absolutismo borbón.
    Sigo preguntándome (ya lo hizo Lenin) “¿Qué hacer?” mientras él mismo respondía en esa revista llamada así, hasta que logró poner de acuerdo a tanta gente capaz de organizar la Revolución Rusa. Nada menos que la tesis de una dictadura donde el proletariado condujera a la sociedad hacia el futuro perfecto. Nada más que terminar con Stalin, en una dictadura contra toda la sociedad.
    Personalmente y con toda humildad, las llamadas revoluciones claves por la historia oficial me parecen -cada vez más- enormes líos (inevitables) que estrangulan momentáneamente, con grandes nudos, la línea de la vida mundial. Luego quienes triunfan adornan cada gran lío con enormes lazos retóricos para ocultar sus monstruosos efectos colaterales. Digo inevitables porque las fuerzas que se enfrentan solo pretenden eliminar al contrario sin más.
    Volviendo de golpe a los objetivos manifestados en este blog por el “Colectivo Burbuja”, me parece estupendo compartir el conocimiento de personas expertas como quienes publicáis. Me gustaría ver un poco las cosas que podemos hacer con lo que aprendemos, poco a poco pero paso a paso. Es decir, propuestas que podamos hacer junto a este colectivo, para ir dando respuestas (al alcance de cada cual) a vuestro “¿Necesitas ayuda?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *