25 S, La caida de las mascaras

Aquellos que engañan encontraran siempre a aquellos que se dejan engañar.

Niccolo Machiavelli

La mayoría de veces, la politica es un juego de mascaras hasta que un acontecimiento social temido por la clase dirigente hace saltar el carnaval por los aires. Un estado como el español, heredero del franquismo y de la guerra fría en sus instituciones permanentes ,  es capaz de soportar mejor las soflamas impotentes del secesionismo de partido que la movilización ciudadana de la libertad política.

Tras el 15 M, en el que quedo claro que muchas de las organizaciones que lo promovían estaban infiltradas al mas alto nivel por miembros de partidos políticos y agentes de la inteligencia, el 25 S ha detonado el temporizador de la argucia y el secretismo de la contrainsurgencia traidora a la nación y a la libertad. Organizaciones que reclamaron cuestiones sociales relativas al empleo y la educación durante el 15 M se han opuesto a la reivindicación política de un cambio constitucional de abajo arriba con la capacidad de elegir la forma de Estado y de gobierno entre las varias opciones existentes en la sociedad por los ciudadanos. Esas mismas organizaciones que se quejaron apenas imperceptiblemente tras el golpe de Estado constitucional que perpetraron PP y PSOE por orden de Angela Merkel y Sarkozy.

El 25 S quizás sea la primera  manifestación contra el régimen del 78 desde su instauración. Un régimen acabado en el que sus fisuras comienzan por el ala izquierda e independentista, fruto de su impotencia para seguir robando al ciudadano. Los españoles hemos visto como se han destruido países como Grecia, Irlanda o Portugal. Si no actuamos ahora con la fuerza del poder constituyente, el país quedara asolado políticamente de forma definitiva tras siglos de agonía política. A la espera de un liderazgo claro, dejemos que solo se escuche el clamor popular en las calles, dejemos que el estruendo de la libertad constituyente inunde los corazones de un pueblo hermoso y confiado en el futuro de sus hijos.

Un comentario en “25 S, La caida de las mascaras

  1. todos necesitamos mascaras.
    en carnavales.
    en vacaciones donde incluso vamos a otros paises, en fin, muchos tipos de mascaras.
    *
    lo importante es que esas mascaras nos descubren hechos, formas de comprender, nuevos caminos, y tambien a uno mismo.
    *
    lo que deja de ser mascara, y se convierte en mascara absoluta, es cuando vivimos constantemente en una creada para nosotros mismos, permanente.
    ¨*
    Esa es la mascara que tenemos que derribar, no nos aporta cosas nuevas, ni luchar y tambien dejarnos sentir o guiar por nuestras contradicciones, sino que nos limita, dejandonos en un espacio nulo.
    *
    hoy en dia cada vez lo veo mas en todo, pero donde mas se nota, es en eso que nos lleva la forma de vida y sociedad, de vivir en una realidad aumentada, con informacion de todo tipo, con todo un mundo multicolor.
    pero lo malo, es que de esa realidad aumentada, al final, tambien mucha gente, sin embargo acaba mas que en realidad aumentada, acaba en una realidad irrelevante, pues se prescinde de ser uno mismo.
    ¨*
    esa realidad aumentada, pese a atrayente hay que derribarla, primero en uno mismo, y segundo en impedir que la sociedad nos la imponga… y no es precisamente para evitar las mascaras que nos dan forma, sino para permitirlas.
    *
    por eso las formas puras, sin cambio, solo son entes a derribar, todo lo que se compone de orden puro incuestionable, es un ente destructivo por naturaleza.
    *
    sin embargo acepto lo dificil de todo esto en la gente de comprender y en mi mismo, pues las mascaras son malas, y lo sabemos, lo malo, es que cuando nos dotamos de formulas de anulacion, nos damos cuenta terminamos en una gran mascara siempre. por eso es tan facil gobernar hasta someter a la sociedad, pues siempre se les puede frente a esta contradicicon mostrar si no preservan en si mismo la propia nocion, pero siempre se les puede amedrentar del camino que van a tomar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *