El invierno no llega – Economía Directa/Radioactividad 10-10-2016

gafas-de-sol-por-martin-snicer-photography

Hoy hablamos sobre las temperaturas anómalas que se están observando alrededor del mundo y de este verano que no acaba en España y analizamos si estamos ante un evento que forma parte del calentamiento global o simple casualidad. También analizamos hoy los efectos del azúcar sobre la salud humana, ciertos disruptores endocrinos que se introducen en la cadena alimentaria humana y los esfuerzos de la industria por ocultar sus efectos. Por último, hablamos sobre el premio al ludita del año, los proyectos y extravagancias de Elon Musk y la intención de crear una zona de exclusión aérea en Siria. Con Oriol de la Dehesa y David de Historia-Economía-Filosofía. Conduce Juan Carlos Barba.

Fotografía de Martin Snicer Photography

3 comentarios en “El invierno no llega – Economía Directa/Radioactividad 10-10-2016

  1. Me gustaría hablar de lo que habéis comentado sobre Musk. Lo que habéis hablado ha partido del anuncio que hizo en México sobre el viaje a Marte. Por cierto, yo trabajo en investigación aeroespacial, y estaba en ese congreso, y naturalmente en la presentación de Musk, así que sé bien de lo que hablo. Sin embargo, del anuncio de México no habláis apenas. Parece que ni os habéis molestado en leer una sola noticia al respecto porque lo primero que decís es “el proyecto de ir a Marte, no sé en qué año…” (que es lo primero que uno lee en cualquier noticia, dice mucho de cómo lo habéis preparado).

    Justo después decís que Marte no es el objetivo, sino un paso previo para “alcanzar las estrellas”. Totalmente descabellado y justo lo opuesto a lo que ha dicho Musk repetidas veces.

    Y eso es lo único que decís del anuncio de México: un dato que “no sé” y otro incorrecto. Después de eso, la campaña de desprestigio.

    Empezáis relacionando el anuncio con el plan de Musk para terraformar Marte. De esto no habló Musk en las 2 horas del anuncio de Marte, y de hecho incidió en que ellos están trabajando en la forma de ir, no en terraformar Marte. Pero cogéis una noticia de hace 2 años y la coláis aquí sin decir nada. Y la noticia según ellos es que Musk quiere tirar miles (este dato es aportación original de objetivo burbuja) de bombas nucleares para calentar Marte: “vamos a calentarlo, pero a lo bestia” (sic). La realidad: Musk fue hace dos años a un programa de estos de entrevistas por la noche, en plan cachondeo y bromitas. Y dijo que la forma más rápida de terraformar Marte era con bombas nucleares en los polos para evaporar los casquetes y crear una atmósfera. Que por cierto, el objetivo es crear una atmósfera, no calentarlo, pero ni eso han entendido porque repiten dos o tres veces que el problema de Marte no es calentarlo, sino crear una atmósfera: ¡justo de lo que habla Musk! En cualquier caso, algo que dijo Musk en una charla informal en tono de broma (aunque tiene su fundamento científico), llegáis y lo transformáis en la caricatura: Elon Musk ha anunciado en el mayor congreso de astronáutica del mundo que va a bombardear Marte con dispositivos nucleares. Supongo que los seguidores de objetivo burbuja simplemente se lo tragaran. Yo, que estuve allí y sé que eso es mentira, me indignaría si no conociera el nivel de objetivo burbuja.

    Justo después ya seguís criticando a Musk diciendo que Musk sospecha que le han saboteado el último lanzamiento (el que explotó con un satélite de Facebook). Luego vas a investigar el tema, y se han sacado el tema de que un empleado de SpaceX solicitó acceso a unas instalaciones próximas a la plataforma de lanzamiento porque habían detectado alguna actividad en las cámaras que podría estar relacionada con el fallo. Ni Musk ha dicho nada de sabotaje, ni SpaceX, y de hecho a raíz de la acusación de acusación han declarado que no tienen ninguna acusación a nadie, que están investigando el fallo del cohete porque es el más complejo que han tenido hasta la fecha y aún no tienen explicación.

    Después de estas dos manipulaciones descaradas y fácilmente localizables, un rato más tarde de lo de Musk, os atrevéis a cargar contra la cantidad de medios de información que “distorsionan la realidad”. ¡La triple carámbola para acabar a lo grande!

    Después ya os crecéis y seguís, ya atacándole personalmente, diciendo que tiene una personalidad paranoide, diciendo que tiene un pensamiento simplista de “esto lo arreglo yo con unas bombas nucleares”, y también criticando sus conocimientos sobre tecnología espacial, que el espacio “es algo complejo que no se puede tomar tan a la ligera como hace él”. Jajaja, se lo decís al CEO de la empresa aeroespacial más exitosa de los últimos tiempos. Genial.

    Luego en la tónica de objetivo burbuja ya seguís con la crítica general, esta vez de ir a Marte. Y lo criticáis porque no solo SpaceX, sino que también Boeing y Lockheed Martin tienen planes para ir a Marte (aunque más modestos), cosa que es cierta, y también hubo sendos anuncios en México. Lo criticáis porque en lugar de ir a Marte, hay que arreglar la Tierra. Lo esperpéntico es que criticáis a empresas privadas por querer hacerlo. Todavía tendría sentido criticarlo si fuera con dinero público, ¿pero que unas empresas privadas decidan invertir en eso? Pero la crítica dice mucho de vuestra manera de pensar, hablando siempre en primera persona del plural “lo que tenemos que hacer es”. Vamos, no está bien que unos quieran hacer una cosa distinta a nuestra opinión y vayan y la hagan. No, “lo que tenemos que hacer” TODOS es lo que yo creo que es lo correcto.

    1. En la tónica de CB de opinar de todo, se tenga idea o no. Solo se consulta lo que la ideología opina al respecto, y según eso se opina. Ahora se meten a juzgar si un proyecto espacial tiene sentido tecnológico o no. La ignorancia es atrevida.

      Lo increíble es lo de coger noticias, tergiversarlas por completo, y luego criticar la prensa por “distorsionar la realidad”. El otro día en CB se vinieron arriba con “los ricos”. Decían lo malos (sic) que eran los ricos sin ningún objetivo más que acumular más y más capital. “Como Bill Gates”, dijeron. Luego vas a Google y ves que de sus 70 mil millones de dólares, va a donar el 99,95% a filantropía y solo el resto a sus hijos. Qué malvado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *