LA DEMOCRACIA PANÓPTICA

¿Quién ha inventado la democracia? Jeremy Bentham es el inventor de la democracia.

1975, triunfo total del socialismo, las TV retransmiten en directo las imágenes del Vietcom entrando en el Palacio Presidencial de Saigón, los colaboradores o colaboracionistas huyen como pueden intentando zafarse del nuevo peligro rojo.

1973, Alexander Solchenitsyn explica la naturaleza del socialismo unido a su sistema carcelario y lo define como una administración central de los campos de concentración.

“Vigilar y castigar”, libro de Michel Foucault sobre los sistemas totalitarios es una herramienta útil para comprender la democracia.

En la España democrática hay cerca de 70.000 presos mientras que en la dictadura franquista se calculan unos 8.000. La democracia no admite cárceles vacías, de ahí que una cárcel vacía como la de Figueras sea una mala noticia para la democracia.

Tocqueville viajó a EEUU con una beca para estudiar el funcionamiento de las prisiones y analizar la compenetración entre la vigilancia y la democracia. Volvió con su obra maestra “Democracia en America”, lo cual nos hace pensar que algún poso de cárcel hubo en su obra, es la confirmación del asentamiento de la democracia unido a la prisión.

La OTAN inicia el bombardeo a Serbia, dura 82 días. El portavoz de la OTAN, Jamie Patrick Shea aludía en sus intervenciones al filósofo Jeremy Bentham cuando decía “El precio de la democracia es la eterna vigilancia”. David Petraeus, el General Petraeus fue uno de los vigilantes tras la guerra. Nombrado nuevo director de la CIA, hace días informó de un nuevo proyecto de la agencia en Utah para obtener un sistema de vigilancia perfecta instalado en los electrodomésticos, acabando con un “Es un tema para entenderlo sin complejidad y sin prejuicios”. Sin duda, David Petraeus acabará siendo el Presidente de los EEUU por su gran curriculum.

La eficacia de la vigilancia es la garantía de la democracia. Hay que dejar constancia procesal y nada mejor que repartir ordenadores entre los escolares como ocurrió en 2009 en Uruguay. Así se hacen las revoluciones hoy, dando ordenadores, ese gran aparato que procesa nuestro legado existencial.

Las nuevas legislaciones se hicieron antes del 11-S, lo cual dice que no fue una reacción al atentado sino una previsión de la democracia. No es el fruto del avance tecnológico ni una respuesta a los atentados terroristas del 11-S.

En 1947, se creó Echelón, la mayor red de escuchas que permitía oír hasta conversaciones intimas.

Jeremy Bentham fue diseccionado en una sesión pública por un cirujano en la Universidad de Londres en 1826. Padre del utilitarismo, su objetivo era crear una secta, publicaba sus textos en revistas poco leíbles. Quería crear una ley universal, asumir la categoría de Solón el griego, consiguió una red de seguidores en America, Portugal y España que veían en el sistema legislativo que proponía la alternativa a seguir. Algunos como los generales Bolívar y Santander fueron influenciados por sus ideas. También inspiró a nuestra Constitución de 1812 en su articulo 13 cuando habla de la felicidad. Es la vida de un filósofo en la sombra, hombre de confianza del Home Secretary, se cree que fue el fundador de los servicios secretos británicos y creador de una red de revolucionarios en America Latina y Europa.

Llamó la atención su texto contra el derecho natural que sirvió a los liberadores americanos para reclamar su independencia. Es un subversivo nato, tiene la capacidad de influir y provocar tensiones políticas. Lo elevan a ciudadano de honor de la República Francesa. Reconoce que se dejó llevar por el libro “Las aventuras de Telémaco”, libro de niños que sirvió para educar. Concibe la política como algo para cambiar el alma y moldear las mentes y siente que la pedagogía es un elemento fundamental para hacer política.

Su gran apuesta será inventar el derecho positivo contrario al derecho natural y al derecho del hombre, lo opuesto a lo que reclaman los colonos ingleses en America y los revolucionarios franceses que invocan los derechos del hombre. Convertir el sentimiento como la base de la comprensión de la sociedad, el hombre busca la felicidad (Art. 13 de la CE 1812) y hay que procurársela. Su proyecto Panopticón es una propuesta de cárcel. La grandeza de Panopticón consiste en que la vigilancia consiste en evitar el desastre de las revoluciones. Cárceles llenas y calles vacías sin disparos. El Panopticón es lo mejor de la democracia, el remedio contra la utopía y la revolución. Los vigilantes nos miran pero nosotros a su vez podemos disfrutar viendo a los poderosos en la cárcel.

La idea del poder que maneja Bentham o Foucault es que el poder no es vertical, no hay nadie por encima. Un juez puede acabar con un Presidente de gobierno o con un juez estrella, es la democracia panóptica.

Las cuotas de persecuciones stalinistas más elevadas eran los hombres del aparato, el 90% fueron victimas de las purgas stalinistas. Esta percepción benthamiana tiene su teoría en el castigo de la pobreza, se establecen medidas de tratamiento social cuando la gente se tira a las calles en Inglaterra. Pero es partidario del sufragio universal, la gran magnitud de la democracia que hace que un individuo que vive del subsidio del paro tenga el mismo derecho que el que paga el 50% de su sueldo en impuestos. Hasta 1918 se pensaba que esto no era lo mismo, un soltero era un súbdito y uno que pagaba era maduro políticamente. Pero esta aportación es tan nueva que hemos hecho cómplices a todos los súbditos. Bentham era defensor de la usura, para él nada podía limitar la libertad de poder, la libertad de expresión, la esclavitud debía ser abolida porque era la manera de luchar contra la presencia española en ultramar y por tanto estos debían ser perseguidos por la propiedad de esclavos en Cuba.

El mérito de Bentham es mínimo, solo es un peón de la política de su majestad. Es partidario de la herencia y para ello cree que hay que fundar un sistema público de pensiones e implantar la seguridad sanitaria. Despenaliza la homosexualidad y las relaciones sexuales con menores tremendamente castigadas hasta entonces.

El utilitarismo de Bentham es una teoría jurídica con transfondo pedagógico cuya última palabra la tienen los jueces. La verdad procesal, el control se convierte en un sustituto del Estado, es una alternativa más eficaz. La democracia panóptica es polivalente porque sirve para controlar a los obreros, hacer trabajar a los mendigos, vigilar a los presos, curar a los locos, en definitiva, corregir desviaciones que el poder cree incorrectas. Un control exhaustivo que prima la seguridad por encima de la libertad, una democracia que necesita del panopticón como instrumento de supervivencia.

2 comentarios en “LA DEMOCRACIA PANÓPTICA

  1. menudo payaso ese tio, desde luego que mal asesorado estaba, necesitaba como minimo un buen marketiniano, que le digera que la palabra panoptica, no mola, encambio cualquier depravacion de un idiota, si le das el nombre adecuado triunfa….

    este fulano fue simplemente otro miraespejos de platon….

    lo unico importante en sociedad, es que el poder pueda ser castigado y derrumbado, pues simplemente de lo que se trata es qeu todo es discutible, y por eso albitriario, pero el pueblo cuando ese albitrismo le lleve a ser inferior a lo inferior que ya acepte ser frente a las carroñas, en ese caso, pondra su vida al servicio de acabar con el poder.

    por eso yo estoy satisfecho con la democracia actual, lo que falla es el ser humano, que acepta ya ser algo infinitamente inferior a la alta estima que se mira al espejo y se llama ser humano, simplemente acepta cualquier denigracion, como los parados sin ya dinero ni ayudas., no salira a dar leches a los sindicatos.

  2. Interesante artículo, gracias. Cabría preguntarse, según lo que expones, si tiene sentido algún orden, alguna racionalidad. También si solo tenemos derechos o si existen algún tipo de deberes, y como se garantizan ambos, los derechos y los deberes. Por último, la visión es incompleta, ya que enfrenta la cuestión política y no la económica: el derecho de propiedad y otras cuestiones y lo que resulta de ese orden económico, complementario al político. Si, complementario, no definido ni dependiente del poder político.
    Dejo un link sobre esta última cuestión

    http://laproadelargo.blogspot.com.es/2012/03/una-verdad-incomoda.html

    En resumen, cabría preguntarse si todo socialismo es coacción, o si como dice Bauman las raíces de nuestros males están plantadas socialmente y solo socialmente podrán ser arrancadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *