EL PARADIGMA DEL CAMPO DE CONCENTRACION.

El argumento defendido por Marcur Olson en su lógica de la acción colectiva comienza con una paradoja que se manifiesta en la conducta de los grupos que, teniendo un mismo interés en común, manifestarán una tendencia a satisfacerlo.

Los ciudadanos que tienen un interés político común se organizarán y lucharán a favor del mismo, cada individuo estaría en uno o varios grupos en competencia y el vector de las presiones entre ellos explicaría los resultados del proceso político.

Olson rompe con las teorías anteriores que creían que el comportamiento colectivo no obedecía a motivos racionales. Ocurría, por el contrario, que cuando no estaban visualizadas las estructuras de intereses los resultados no se veían reflejados. Un ejemplo de esto fue el movimiento del 15-M que no llegó a identificar bien sus intereses y por tanto sus resultados no llegaron a darse conforme a la importancia del movimiento.

Se trata de explicar la conducta de los individuos, de cuando un individuo debe valorar los parámetros de costes y beneficios además de otras realidades a añadir como el que la decisión la tomen otros y ya no nos resulte beneficiosa.

Marx, cuando formuló su teoría analizó que había un ente superior que transcendía al individuo y en esa interpretación definió algo que superaba a la voluntad del individuo: el colectivismo, de ahí que el Politburó no gobernara para el individuo sino para las masas porque creía que había una voluntad colectiva.

La teoría marxista se pregunta ¿Por qué la clase proletaria no se moviliza por sus intereses? Hay dos explicaciones: 1ª) Sus intereses no son los que les atribuye la teoría marxista y 2ª) No existe la conciencia de clase porque no existen intereses compartidos, lo cual hace buscar una salida individual en lugar de colectiva.

Es la actitud de los sindicatos UGT y CCOO a la hora de plantear la huelga general, tendrán que analizar que hay trabajadores en los que frente al conflicto no van a optar por una acción colectiva sino que buscarán una salida individual negociada. Dentro de esas interacciones hay una puerta abierta que ante la posibilidad de un conflicto laboral optarán por una salida individual. Se rompe la preeminencia de los convenios sectoriales y disminuye el poder sindical. Este es el dilema que tienen planteados los sindicatos ante la huelga general, prima que existiendo un gran número de personas que estén de acuerdo con estas acciones, entienden que el coste personal de cada individuo sea mayor que el beneficio colectivo.

Los sindicatos saben que hay elementos de consternación en la opinión pública pero son conscientes de que el sentimiento generalizado o movimiento de contestación no está configurado. La movilización de un colectivo se conseguirá, además de las formas habituales para conseguir un beneficio colectivo, también incentivando a un grupo humano importante pero contando con que no todas las acciones colectivas van a beneficiar a todos sino sólo a aquellos que promueven dichas acciones. Los afiliados participan en esa linea y sobre todo los liberados sindicales, en ellos si existe una correlación directa entre el beneficio y el coste. Todas estas organizaciones funcionan en base a intereses selectivos de incentivación de sus miembros más destacados pero no así con la totalidad de la masa, lo cual no es bastante para aunar una voluntad de participar para la consecución de los fines.

Por tanto, no hay estructuras para la movilización suficientes, se dan las circunstancias de que estando la población en una situación de gravedad económica, los ciudadanos permanecen inmóviles, es el paradigma del campo de concentración.

Para el éxito de cualquier movilización hay que configurar una estructura crítica, se requiere un gran número de personas, los primeros en manifestarse sufrirán un alto coste. Cabe hablar de una masa crítica para que surja el efecto bola de nieve y los reventadores desaparezcan. El problema es saber que motivaciones hace que salgan un mayor número de personas a la calle.

El caso de los estudiantes de Valencia ha sido el ejemplo de cómo se pasa de una masa crítica suficiente a ser una mayoría crítica, cuando el problema pasa de ser sectorial (falta de calefacción en las aulas) a convertirse en general (policía pegando a menores). Toca los sentimientos que hacen saltar a la masa crítica. Ese es el paso para dimensionar un problema puntual y hacerlo general, de lo contrario seguiremos sufriendo el paradigma del campo de concentración o lo que es lo mismo, ver como incineran a los demás mientras esperamos nuestro turno.

9 comentarios en “EL PARADIGMA DEL CAMPO DE CONCENTRACION.

  1. y no te has parado a pensar que tal vez hay gente honrada que entiende que permitir variabilidades fuertes de rentabilidad esta mal, pero mucho peor es organizarse.

    por ejemplo yo mismo.
    pues yo creo en que tambien yo tengo un valor, como trabajo, y ni acuchillo a una tia si me abandona, ni hago el salvaje.

    de todos modos, ojala imiten tu postura los productores de petroleo, salvo gadafi, y mañana para hacerte un descremado, te suban el precio al doble, y veras tu que bonita es la fuerza sindical, y no que haya una estructura de mercado.

    acaso los sindicalistas, no matan, excepto los que cobran 180.000 euros en un consejo de un banco, diciendo que la banca actua en ocultacion de precios, y fijacion de precios encubiertos, para beneficiarse, y no dar productos a coste marginal, por ejemplo una transferencia qeu en un mercado normal, valdria 8 centimos.

    en fin… que lastima, en vez de saber que significa la sociedad, buscar el mayor posible, como gremio, sindicato o directamente mafia.

  2. respecto al paradigma del campo de concentracion te doy toda la razon, si de lo que se trata es que estas en un campo de concentracion.

    una sociedad avanzada se uniria y a uno al azar le empujaria por encima de la valla para que valla a buscar ayuda.

    eso mismo harian los trabajadores, formarian loterias, para poder organizar el capital, frente a corruptos, y no berrear por ganar 400 euros mas que los precarios, con mejores condiciones, para vivir su vida padre.

    el problema es que muchas veces el camino colectivo sin quererlo deriva en lo opuesto, en dentro del gueto buscar tener otro lacallo de condicion inferior al que tu apalear, para sentirte poderoso.

    una sociedad avanzada buscaria ahora mismo el derecho sindical en que a los fijos les subiesen el irpf, y con eso dar dinero de pivote a quien tiene solo poder trabajar 2 horas o 4 al dia, de ese modo se forma qeu todos en colectividad puedan cerrar el paro o la demanda escesiva de trabajo, y subir los salarios reales a la productividad, mientras organizan la expansion de la economia de consumo interna, que con bajos salarios se aisla del consumo esterior y reflota la economia.

    en fin, mas que derecho de colectivos, yo lo que veo es derehocs de depredadores.

  3. La esencia del campo de concentración consiste en la materialización del estado de excepción en que vivimos, hay temor a perder lo poco que tenemos, a no poder cumplir con el gran poder que decide sobre nuestras vidas, nuestras propiedades, nuestro trabajo y nuestro futuro. Nada depende de nosotros, al menos eso creemos, y por eso solo esperamos nuestro turno para que nos despidan, nos embarguen, nos deshaucien y nos quiten hasta la dignidad sin luchar por ello, exactamente igual que los prisioneros de los campos de concentración cuando veian como iban cayendo ante sus ojos sus compañeros y solo les quedaba esperar su turno. Es el momento de paralización del cerebro que no te permite ni siquiera morir luchando por tu dignidad, mueres como el ganado porque el poder es inmenso, pierdes hasta el elemento más primitivo en el hombre, la supervivencia. Ahora nos está pasando lo mismo, creemos que nosotros no podemos hacer nada, necesitamos ser gobernados por un ente que manda en nuestras vidas y no nos atrevemos a salir a la calle porque creemos que el coste será superior al beneficio. Las revoluciones demostraron lo contrario.

    1. me parece formidable tu comentario. ahora jamas apollare a los sindicatos de españa, me recuerdan a una perra, (y no lo digo en despectivo sino por el genero.) que permiten que despues de parir, sus cachorros los mate el amo delante de ella, eso si, aunque se entristezca pues sabe la quitan lo mismo que es ella, en cuanto la tiran la pelota se va a buscarla como un buen perro servicial— (señores negociamos condiciones….. no no…. negociemos salario, si descremamos cantidad, que se pudran otros…)

  4. me gustaria poner un caso practico de microeconomia.
    una fabrica de jamones, donde a 12 euros el jamon iberico de recebo puede exportar o tiene mercado actualmente, para 1000 toneladas.

    a 11 euros, en la calidad que hablo, podria exportarse ilimitado.

    notar una cosa, yo creo los españoles pueden tener derecho a comer jamon, pero tambien digo que una economia sobre todo si tu eres el debil, tiene un condicionante que dice que si tienes 1 solo euro mas de importaciones que de exportaciones en una economia de perros, eso puede hacer que el spread, te suba como la espuma.

    al final, es como un pueblo, que si los pueblerinos se gastan cada dia 1 euro mas de lo que ganan de la ciudad, al final desaparece.
    pero es mas, la devilitacion de la riqueza propaga los sucesos, personas sin empleo ni renta, etc, etc.

    yo amare a los sindicatos dentro de 5 años, hoy no, hoy dia, si estan tan superdontados, que hablen de macroeconomia de politica monetaria, y de estabilizacion de ciclos, de lo demas, siento pena.

    pues en este sector por ejemeplo un auxiliar de administrativo cobra neto casi 1000 euros, y eso no es justo, mas que nada por toda españa, asi lo pienso.

  5. en parte estoy deacuerdo contigo, hacen falta unos precarios, apaleando un sindicalista, para que la masa critica se revuelva, y todos hagan lo que crean conveniente con los carceleros, que dominan el campo de concentracion, en el que tienen secuestra a españa, las castas, incluida esta……

    1. jajajaja desde luego esa sería una buena idea, no dejaría indiferente a nadie pero acabaría en batalla campal. El comportamiento colectivo violento sería observable en una situación de pánico, no cabría hablar de racionalidad. Las personas dominadas por un sentimiento no se comportan de manera racional.

      1. tengo mis dudas de eso del comportamiento colectivo violento, pues creo se silenciaria…. lo malo es cuando confundimos los principios…. yo estoy dispuesto a soportar muertos en las carreteras por que no creo conducir sea ir en bici a 20 km, y tambien estaria dispuesto a que digan los suicidios en españa, pues a lo mejor eso induce a 500 suicidios mas, pero es derecho conocer, y saber que sistema tenemos, eso si es democracia, pues si los precarios no vivieran en el campo de concentracion de una especie de sueño americano de llegar a ser indefinido verian como se les trata, y que se esta conmutando por sus derechos, y realmente, si supieran los infelices que se han incluso en el peor caso matado a si mismos tal vez se revelasen, lo peor es no ser consciente como un sistema te mata, eso es lo peor que hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *