Utilidad y futilidad

¿Estás hablando conmigo?… Entonces, háblame a la oreja buena

Queridos lectores,

Hace un par de semanas que quería escribir este post, pero los temas emergentes no me habían permitido detenerme a escribirlo. De repente, algunos eventos de índole personal, y de aderezo la machacona insistencia de un recién llegado sobre temas de lo más variopinto y estrafalario me proporcionan una ocasión peripintada para la siguiente discusión.

En mi relación personal con la problemática del Peak Oil ha habido diferentes hitos que ha marcado definitivamente el curso de mis acciones. Hace 11 años yo me encontraba donde quizá esté alguno de los lectores, recién llegado a estas orillas. Una conversación casual, un enlace a dieoff.org, un primer vistazo, una comprensión de que el problema que se describe pudiera ser cierto, una repulsión inicial por cómo se cuenta en aquella página pero también por lo inconveniente de ese hecho… fue la semilla de la inquietud. Tuve una segunda aproximación, pocos años más tarde, a través de LATOC (actualmente, después de la conversión de su autor Matt Savinar a la astrología, bizarramente -o quizá ominosamente- convertida en una página que vende superchería). Ahí el caso estaba mejor presentado, mejor estructurado, con enlaces a fuentes más fiables, con un desmontaje meticuloso de todos los refugios donde la autocomplacencia busca refugiarse, y por primera vez sentí la palpable urgencia. Desde aquel momento fui buscando, periódicamente, saber “qué hacía el petróleo”, a cuánto estaba el precio del barril. Cuando por primera vez desde que yo recordaba el precio superó los 50 dólares comprendí que ése sería, justamente, el tipo de signo que cabía esperar si estábamos llegando al cenit. Comencé a hablar abiertamente del tema con mi familia y amigos, sólo insistiendo un poco más de la cuenta con los más allegados, pero pasaba semanas o meses sin pensar en ello. Seguí mi vida, progresé en mi carrera, y el petróleo seguía subiendo y con él mi inquietud; empecé a consultar casi diariamente los precios… Llegó 2008 y entonces comprendí que no había el plan B que en mi fuero interno deseaba que los Gobiernos tuvieran. Gracias a la insistencia de un compañero me decidí a investigar más, a aprender más sobre el tema: estudié libros, artículos, informes oficiales… y lo que descubrí me dejó helado. No había plan B porque no puede haber plan B si se pretende mantener el actual status quo, y nuestra actual ruta nos lleva directamente al desastre, un desastre que anticipan las actuales revueltas en el mundo árabe y la inestabilidad creciente en todo el mundo, desde América Latina hasta el Lejano Oriente. Preparé entonces mi primera charla para presentarles a mis colegas del departamento, tuve ocasión de hablar brevemente con Pedro Prieto -quien fue muy amable- durante una jornada organizada por el CADS; después, expusimos delante de todo mi laboratorio, y después, a través de contactos y amigos, de manera espontánea, empezamos a repetirla en foros diversos, con la ayuda de otros colegas que se fueron uniendo a eso que llamamos el OCO (en catalán es más divertido: l’OCO). Quim me convenció para empezar este blog, y poco a poco hacer divulgación del problema del Peak Oil y de sus consecuencias, el Oil Crash, se ha ido convirtiendo en una especie de proyecto personal; también, poco a poco, compaginándolo con mi actividad profesional habitual, voy convirtiendo el tema de la energía en un tema de investigación propio, con la inestimable ayuda de mis compañeros, especialmente de Antonio García Olivares.


Yo no lo sabía, pero desde el día que leí por primera vez acerca del Peak Oil mi destino estaba sellado. He sido en realidad como una canica separada ligeramente de mi posición de equilibrio, inestable sin yo saberlo en lo alto de un pico; y poco a poco, insensiblemente, me he ido deslizando hacia el fondo del valle contiguo, hacia la percepción cierta de un futuro tenebroso, hacia el cuestionamiento de planteamientos sociales que durante la mayor parte de mi vida dí – aunque fuera con ciertas críticas – por más o menos válidos, hacia la conciencia, primero difusa y cada vez más alarmada, de la emergencia en la que viven nuestros ecosistemas esenciales, hacia un activismo primero reacio, luego modoso y que cada vez más tiende a ser beligerante. Simplemente bastó un pequeño golpe inicial, una duda fundada, para que poco a poco haya ido excavando en la coraza con la que taponamos nuestra percepción y haya empezado a vislumbrar un futuro mucho más incierto y menos determinado de lo que los edulcorantes medios de comunicación se empeñan en presentar.

Explico toda esta historia para poner en contexto la siguiente afirmación: yo no tengo mucha fe en la utilidad de lo que hago; de hecho, nunca la he tenido. Me explico. Yo no soy el primero que intenta hacer divulgación sobre la crisis energética, ni el que mejor conoce el tema, ni nada de nada. Soy sólo uno más, con cierta formación para entender y saber explicarlo, como tantos otros. Por ello mismo nunca he esperado tener más éxito que los demás individualmente. Pero la individualidad es uno más de los virus que sirven al consumismo irracional que tanto necesita nuestro sistema económico inflacionario, así que poco importa; lo importante es engrosar un movimiento colectivo que ayude al cambio necesario. Lo que pasa es que en ese sentido tampoco creo que lleguemos a nada útil. Hace décadas que se viene alertando sobre los límites de la biosfera terrestre para soportar nuestro modelo de desarrollo económico y tales alertas han sido siempre desdeñadas como derrotistas y alarmistas. Hace algo más de una década, retomando el hilo del trabajo de divulgación de Marion King Hubbert, reputados geólogos como Colin Campbell, Jean Laherrère, Kenneth Deffeyes y tantos otros han mostrado, con análisis detallados de los datos, que más temprano que tarde el petróleo no podría seguir nuestra curva de consumo. Poco después, físicos como yo de la Universidad de Uppsala, capitaneados por Kjell Aleklett, comenzaron a hacer análisis más rigurosos sobre lo que cabía esperar del petróleo y otras materias primas energéticas, con resultados poco alentadores. Todos ellos han publicado en revistas de referencia, han publicado notas de prensa, han comparecido en numerosos medios de comunicación, incluyendo cadenas nacionales y globales de televisión. Si nos restringimos a España, tenemos a Mariano Marzo que desde décadas estudia estos problemas y es una reconocida eminencia en el campo; también a los representantes de ASPO-España (AEREN): Pedro Prieto, Daniel Gómez, Marcel Coderch…  y tantos otros divulgadores, entre los que yo soy sólo un recién llegado. También estos han hecho numerosas apariciones públicas en múltiples medios (prueben a buscar en Google: “Mariano Marzo“). Tenemos  numerosas asociaciones (pueden encontrar un censo español de algunas páginas web de éstas en http://www.cenit-del-petroleo.info/). Hay muchas instituciones públicas concernidas por problema: además de las informaciones públicas pero no publicitadas, hay ciertas instituciones más visibles como la comisión bicameral sobre Peak Oil de los EE.UU., su correspondiente en el Reino Unido (con mayor capacidad ejecutiva), y otras en otros países; no en España, por cierto, aunque aquí tenemos el Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible o el Observatorio de la Crisis Energética y Alternativas de Sociedad catalanes. Pero por ejemplo éste último no ya no tiene una página web activa y seguramente (no sé su historia, si algún lector nos puede informar…) de algún modo ha cesado sus actividades (posiblemente asumidas por el CADS), y ése puede ser el futuro de tantas otras iniciativas nacidas pro bono que se mantienen en tanto en cuanto el entusiasmo de sus promotores no decaiga. Y yo tengo muy claro desde el principio que ésta es exactamente la situación de las iniciativas que yo promuevo y en las que yo participo: que posiblemente sus promotores se desmoralicen y las acaben abandonando (¿y no ha pasado ya, en cierta manera?). De hecho, ser consciente del problema, de las limitaciones enormes de la empresa, es condición necesaria, pero no suficiente, para evitar su abandono.


Y es que desmoralizarse es muy fácil. Años y años de tarea de divulgación y sensibilización (como la que hace la web de Crisis Energética) sirve para atraer a unos miles quizá, pero, ¿qué son unos miles de españoles comparados con una población de entorno a 45 millones? ¿Un uno por diez mil, un mísero 0.01%? Y de entre éstos, ¿no son mayoría los que viven su condición de peakoiler en la clandestinidad, como si fuera un hecho vergonzante, hartos de la incomprensión de su círculo más íntimo? Admitámoslo: no podemos luchar contra la maquinaria de la propaganda del consumo desaforado, de la fe en el invencible progreso humano y la prosperidad -entendida como crecimiento exponencial del PIB- inevitable. No podemos hacerlo, además, intentando usar los canales que ella controla: ¿de qué sirve que salga por la tele el mayor experto mundial y explique de manera clara e inteligible que no podemos seguir así, que nos la vamos a dar, y a continuación corten el programa para dar una cuña publicitaria donde nos intentan meter por los ojos un coche último modelo y un lavavajillas eficiente y silencioso? La disonancia entre los dos mensajes es evidente; si lo que dijera el experto tuviera la importancia y gravedad que parece describir entonces no tendría sentido continuar propagando un mensaje de consumo sin restricciones. Peor aún, las marcas comerciales se apropian y prostituyen elementos del discurso pro-sostenibilidad, y trivializan conceptos que añaden, como una capa más, a sus proyectos, generando más valor añadido, integrando los nuevos elementos dentro de sus planes de diversificación y penetración del mercado… en suma, para seguir adelante con el crecimiento exponencial. Eso deja aún más perplejo al espectador, reducido por los medios de comunicación al papel de consumidor, que para reconciliar lo irreconciliable acaba creyendo que las coletillas “eco-“, “verde”, “sostenible” que se pegan a esos productos están respondiendo acertadamente a las reclamaciones del experto antes citado, y que por tanto no hay nada de qué preocuparse, todo está bajo control de la superioridad. Añádase a esto un mundo donde la información – en realidad, los datos brutos- fluyen de una manera continua, sin dejar tiempo a la gente para asimilarlos, y el flujo constante arrastrará lejos, como el agua en las sentinas, cualquier preocupación que hubiera comenzado a abrigarse (es por todos estos motivos que Noam Chomsky no concede nunca entrevistas en televisión). 

Ciertamente nos queda internet, la panacea de la libertad de expresión, pero he ahí su mal: en el mismo medio se vuelcan absurdas teorías conspiratorias y infinidad de causas justas, todo ello revuelto en un mar de páginas sobre gastronomía, recetas caseras, mundo del motor, viajes, aficiones, ornitología, la asociación nacional de pediatría, el club de los amantes de la caza y la asociación de protesta contra el cuarto cinturón de Barcelona. En medio de semejante guirigay, ¿cómo poder transmitir de forma eficiente un mensaje duro pero necesario, hacer oír el grito de angustia de qué es lo que pasa? Los que recalan en ésta o en otras páginas similares son esencialmente náufragos que un día vararon por error en estas playas, simplemente porque estadísticamente siempre habrá algunos que lo hagan. Además, el vicio de nuestra sociedad, su completa superficialidad, hace que el nivel de atención baje a mínimos y eso conlleva una mayor dificultad para transmitir mensajes complicados; como muestra, un botón: debido a una cierta acción mía – de tanto en tanto hago alguna- un post viejo, sobre la viabilidad de la energía de fusión nuclear, ha sido más visitado de lo acostumbrado durante las últimas 24 horas. Las estadísticas de utilización del blog me indican que esa página ha tenido 16 visualizaciones en ese período con una media de tiempo de estancia en ella de un minuto y medio. Ése es un post un tanto largo y complicado, el cual es imposible de leer en tan poco tiempo, y me consta que al menos un par de personas habrán estado en él entre cinco y diez minutos, lo cual deja menos de un minuto en media para el resto. Me temo que lo que habrá pasado en realidad es que dos o tres personas se habrán tirado entre cinco y diez minutos en leerlo, y el resto habrán saltado de allá en cuestión de segundos, aún cuando si han llegado a ese post era por una mención expresa a la inviabilidad del ITER en otro lugar; es decir, que habían ido allí en un acto voluntario y deliberado de querer saber más, pero una vez llegados a su destino no han sido capaces de retener su atención fija en lo que se discutía más que unos pocos segundos. Y así es siempre: estoy seguro que menos del 5% de los lectores absolutos (el porcentaje será mayor entre los habituales, qué duda cabe) no habrán llegado a este punto de este post tan largo. Por tanto, este medio sirve poco y mal para transmitir este mensaje.


Está, por supuesto, la cuestión de las charlas. Por mi propia experiencia sé que un contacto más directo como el que da una charla favorece un intercambio de ideas más fluido por tanto que más intenso que el de internet, contrariamente a lo que pudiera parecer. Sin embargo, multitud de veces me he encontrado actitudes completamente disonantes al acabar las charlas: gente que se pregunta si es verdad eso de que “se está acabando el petróleo” (y mira que siempre digo varias veces que el petróleo no se acabará nunca), gente que me pregunta si no se resolverá todo con coches eléctricos y de hidrógeno (también hay una transparencia para explicar esto) y luego salidas de tono de todo tipo: uno que me pregunta si me voy a presentar a algún tipo de elección (ésta es buena: “Partido del Peak Oil: levante los brazos y ríndase”, arrasaría en las urnas), que qué opino de las religiones o del comercio de armas o de algún problema local del que no soy en absoluto experto, etc. Y luego, lo habitual: que si esto es una secta, que si somos unos catastrofistas, y que si la ciencia lo solucionará todo. Porque ahí está el problema mayor: nuestro sistema no sólo fomenta el consumo, sino que insufla una propaganda que hace que sus víctimas acepten acríticamente verdades que no son tan ciertas con tal de no cuestionar el crecimiento, y eso explica la porfía que de tanto en tanto se da (como la de los últimos días con un anónimo comunicante) sobre alternativas mágicas, teorías de la conspiración y sandeces varias. Incluso en aquellos a los que sí que le llega el mensaje de la charla (y que ya suelen estar predispuestos, si no lo conocían de antemano: hay obviamente un sesgo de elección en quien va a oír una charla así) conocer todas estas cosas no suele producir un cambio sustancial en sus vidas, por las razones descritas arriba: incomprensión, alto coste personal de modificar sus hábitos, etc, lo que hace aún más inviable que puedan dar un paso más allá y ser activos, si no activistas.


Todo esto me lo imaginaba antes de comenzar, y la experiencia me ha confirmado lo que intuía. Por tanto, no estoy decepcionado con los resultados; al contrario, me los esperaba peores. Pero sí que queda claro que todo este esfuerzo es un ejercicio antes de futilidad que de utilidad. ¿Por qué lo hago, entonces? Por dos razones.

La primera es porque es mi deber. Es un problema moral. Allá cada uno con su conciencia.

La segunda porque hay una remota posibilidad, y sólo por eso merece la pena. Se producirá probablemente durante una breve ventana de oportunidad, entre la normalidad que se degrada paulatinamente y el colapso total al que nos puede abocar nuestra estupidez e imprevisión. Habrá un breve espacio de tiempo en el que la evidente disonancia entre lo que se afirma oficialmente y lo que de verdad pasa empujará a una proporción inusualmente alta de personas a buscar una explicación alternativa, antes de lanzarse al sálvese quién pueda. Es en ese momento las explicaciones ramplonas y populistas pueden fácilmente prender en la población y terminar de abocarnos al desastre, pero también es el momento en que podemos ser escuchados por una vez, en vez de ser oídos como un ruido de fondo. Quizá ese momento está más cerca de lo que parece. En todo caso, si cree Vd., lector, que aún merece la pena intentar hacer algo, piense en si merece la pena dar un paso adelante.


Salu2,
AMT












58 comentarios en “Utilidad y futilidad

  1. Muy bien descrito Antonio, has descrito perfectamente lo que la mayoría hemos vivido, yo al menos, con la salvedad de que yo he tenido más suerte que tú, me enteré de esto hace 2 años; que agradable es la ignorancia. Y este es el problema, la gente por ahora prefiere tachar estos mensajes como derrotistas e ignorarlos, pero a medida que la situación se degrade, pienso que la gente estará con más disposición de escuchar estos mensajes.
    Ya lo dije en otro comentario, pienso que el trabajo de divulgación es de todos, y páginas como estas son muy útiles para obtener datos y fijar conceptos que sean más creíbles cuando le cuentas a alguien este problema. Aunque pensamos que la gente ignora estos mensajes, pienso que la semilla queda, y a medida que las noticias vayan empeorando y el aumento de precio de energía vaya calando, la gente empezará a dar más crédito a estos sitios de divulgación del cénit.
    En cuanto a lo de formar un partido político, yo creo que no es mala idea, esta casta política, no va a reaccionar, están totalmente metidos en el sistema, y muy agradablemente metidos. El movimiento tiene que surgir de abajo para arriba, con verdaderos representantes de los problemas de la gente, y en este caso internet bien podía ser el medio de nacimiento y maduración de nuevas tendencias políticas.
    Ánimo Antonio, yo creo que muchos agradecemos tu esfuerzo y dedicación. Acuérdate de la frase de la película del gladiador: “Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad”.
    Saludos

  2. tu haz un partido politico…y que consige cierto apoyo de la gente el suficiente para poner nervioso algun hijo de….y entonces seguro que te crees todo lo que te cuento hasta que el otro dia hable con ELVIS¡¡ 🙂

  3. Ánimo. Como dice JotaEle el trabajo de divulgación es de todos, estas páginas son necesarias como fuente de datos y argumentos, porque muy pocos de los que llegan a estas páginas de forma más o menos casual serán convencidos de la gravedad de la situación.
    Respecto al partido político no creo que sirva, ya hay en España partidos suficientes.
    Sobre la divulgación en general debe ser ligera como la buena lluvia. Es más eficaz hablar de lo que cuesta la comida, que cada vez está más cara, y su relación con el precio del petróleo y las alternativas inexistentes que comenzar amenazando con terribles hambrunas.

  4. Apreciado Sr. Turiel

    Ayer estaba viendo una película en televisión, y me acordé de usted y de su blog. Le explico: El argumento trataba de que el protagonista era condenado a prisión, pero tenía seis meses hasta que tuviese que ingresar. Ante esa perspectiva, el protagonista se prepara afanosamente para afrontar esa etapa de la mejor manera posible.

    Creo que no hace falta explicar la razón por la que me recordó su blog y el tema del peak oil. Estamos exactamente en la misma situación que el protagonista. Afrontamos un futuro cierto, del que sólo nos salvará un milagro, como es el cambio total y dramático de nuestra sociedad y modo de vida, y realmente, la opción más inteligente por nuestra parte sería prepararnos para lo inevitable.

    Reflexionando sobre el tema, la verdad es que quedé bastante intranquilo. ¿Cómo y por dónde empezamos a prepararnos para lo que está por llegar?. Yo sinceramente no se por dónde empezar. Soy el típico currante de oficina, vivo en un piso, de una nómina, y lo único que se de recolectar alimentos, por poner un ejemplo, es bajar al Caprabo a comprar.

    Su blog hace una magnífica tarea presentando con pruebas irrefutables la inevitabilidad del ocaso de la producción de petróleo y demostrar la falta de alternativas que permitan mantener el mismo nivel de consumo, pero sería de agradecer un apartado, o algún otro blog (¿conoce usted alguno?) en el que hablar sobre el tema de cómo adaptarse, por dónde empezar. Sus lectores, estoy seguro que ya tienen bien interiorizada la verdad indiscutible, pero y luego ¿Qué?

  5. Ánimo con el BLOG, es como una universidad americana pero en castellano, a mi me encanta, entras en detalles que nadie suele hacer, en las implicaciones reales del Peak Oil que autores como Richard Heinberg o James Howard Kunstler(la editorial que publicó sus libros ya parece que ya no publica más) no llegan a demostrar todas las implicaciones con el detalle con que tu lo haces.
    De todas formas, esto es como el marxismo en relación al capitalismo, tantas décadas predicando el fin del capitalismo que al final nadie se lo cree. Si el Peak Oil es una realidad, no parece que falte mucho para que la notemos, así que paciencia. Y, por otro lado, no te extrañe que la gente prefiera el consumismo(los que puedenn acceder a ello) que una teoría que básicamente nos dice que “la fiesta” ha terminado y vamos a vivir peor, es lógico.
    Lo malo será el colapso, eso si será tremendo, pero puedes consolarte, tu ya has vivido muchos años y bien creo yo, demasiado estás haciendo con tu blog. Si lees a Jared Diamond que ha divulgado las teorías del colapso de las sociedades y por qué muchas son incapaces de cambiar pese a tener el desastre a la vuelta de la esquina, te darías cuenta que no hay mucho que hacer, y si lo hay, será cuando sea imposible mirar para otro lado, mientras tanto no te extrañes.
    Lo que no entiendo es tanta manía con el anticonsumismo, esa dichosa teoría de las masas pasivas que compran sin parar…Para mi es un mito. El dinero posibilita consumir, y evitando los extremos, y consumir en nuestras sociedades equivale a confort, diversión y calidad de vida. O es que acaso alguien piensa que se es más feliz no viajando que pudiendo ir a la playa 2 veces al año, tener aire acondicionado para poder dormir cuando en casa se está a 30º. No entiendo a muchas personas, la verdad, lo malo del consumismo es que, por este planeta tan pequeño y por las desigualdades sociales, no es generalizable a toda la Humanidad. Pero si todo el mundo aspira a vivir como la Upper Midle Class de California, dudo mucho que sea porque la publicidad nos come el coco.
    En, disfrutemos mientras podamos(yo de momento no me lo puedo permitir y bien que lo siento) y si cuando el problema sea inpostergable es demasiado tarde pues…es lo que hay.

  6. Un buen posteo dominical sin reservas.

    Hoy aparece un artículo del joven Marías sobre Italia en la línea del posteo de AMT: http://www.elpais.com/articulo/portada/Compasivo/italianas/elpepusoceps/20110220elpepspor_16/Tes
    Me temo que, excepto contadas excepciones, en realidad la pereza mental ha sido una constante, o se ha impuesto por norma, desde la primera civilización oficial (Sumeria).

    ‘No están las cosas tan claras cuando se trata de los intereses humanos, que lo mejor agrade a los más: la multitud es un argumento irrefutable que prueba lo peor.
    En nada, por consiguiente, hemos de poner mayor empeño que en no seguir, según acostumbran las ovejas, al rebaño que va delante y que caminan, no por donde se debe ir, sino por donde va todo el mundo.
    Porque ninguna cosa nos proporciona mayores desgracias que aquello que se decide por los rumores: convencidos, además, de que lo mejor es aquello que ha sido aceptado por la mayoría de las gentes, y de éstos tenemos muchos ejemplos; vivimos no según nos dicta la razón, sino por simple imitación.
    De ahí ese amontonamiento tan grande de los unos que caen sobre los otros. Es lo mismo que sucede en las grandes aglomeraciones de hombres, cuando la multitud se comprime contra sí misma de tal manera que no cae nadie sin que arrastre a otro tras de sí, y a la caída del primero siguen las de los demás’. (Séneca)

    @anónimo

    Parece que te hayas caído de un guindo. En este blog discreparán más o menos, muy sana costumbre siendo constructiva, pero no pienses que los lectores sean lelos. No prejuzgues la valía ajena sin conocer antes al otro o sin saber bien qué es y dónde nace la valía, no te subas a ningún pedestal, no te cuelgues tú las medallas. El precario equilibrio de este planeta se ha sostenido gracias a infinidad de gentes sencillas y generosas.
    Ya sabemos que el 11S fue una reedición del incendio del Reichstag y que los Illuminati & Co. fueron fundados por la facción bávara del jesuitismo (o la misma ETA fue el Frankenstein del jesuitismo aranista).
    Basta con tener algo de afición por la lectura, saber un mínimo de Historia y conocer las bases y lemas que mueven e inspiran la refundación Postmedieval de la Ponerología: ‘Hemos tomado el gobierno, porque aquí creamos confusión y dolor, más que en el infierno’. (Maquiavelo)
    ‘Finalmente, hagamos todo con tal grado de astucia, que podamos ganar dominio sobre los príncipes, los nobles y los magistrados de cada lugar, para que estén listos a nuestra llamada y a nuestra disposición, incluso al punto de sacrificar sus propias familias, así como los más íntimos amigos, cuando digamos que es para nuestro interés y ventaja’. (Ignacio de Loyola)

  7. Antonio, este blog es un reducto de la inteligencia y claridad expositiva al servicio de una buena causa: ayudar a comprender qué es lo que pasa y por qué pasa. Así de simple, porque no hay otro hecho que tenga más influencia en el presente y en el futuro cercano que el peak oil. ¿Futilidad? En absoluto. Para algunos de nosotros es un oasis. Nos reponemos y nutrimos antes de volver a predicar en el desierto, cada uno en el suyo.
    Coincido contigo en que se abrirá una ventana de oportunidad, en la que serán muy valiosas voces tan lúcidas como la tuya. Sigue con tu tarea, te aseguro que no será en vano.
    Reconozco que me he reido a gusto con tu apostilla al primer comentario.
    Gracias.

  8. Hola Antonio: sigo desde hace algunos años el tema de la crisis energética-climática-ecológica, y desde hace unos meses tu blog. También te he escuchado en algunas tertulias en la radio. Te felicito y te animo a que sigas adelante porque necesitamos científicos y expertos como tú (y otros tantos muchos a nivel internacional) que expliquen realmente lo que está pasando en nuestro planeta y en nuestras sociedades industrializadas, que le diga a la gente lo que no quiere oir, le guste o no. Obviamente gran parte de la población jamás será consciente del declive de nuestra sociedad tecnológico-industrial, pero también estoy seguro que la semilla que sembrais todos los qe divulgais sobre estos temas servirá para algo, aunque sea para guiar a una minoría ya será útil y beneficioso…Los sentimientos que tú has pasado y que explicas creo que los hemos pasado casi todos: obviamente el peakoil te da un giro completo a tu visión del mundo. A mí me lo ha dado, más incluso que después de haber estudiado la carrera de historia en su día… También genera mucha frustación y desilusión cuando hay gente que te ignora, se burlan, te tachan de catastrofista o anti-sistema, e incluso a veces entiendes posiciones como la del famoso científico Guy McPherson, que funda su propia comuna de vida alternativa con sus estudiantes y ya no se corta ni un pelo en sus discursos catastrofistas, como diciendo en el fondo “que les den a los que no quieran oirnos y los que podamos vayamonos preparando mientras…”. En fin, que ojalá podamos contar con tus explicaciones y aportaciones durante mucho tiempo, y que en la medida de lo posible llegue el mensaje a cada vez más gente. No nos hemos de cansar de intentarlo, por que al final como dijo ya Gandhi, sabemos que vamos a “ganar”, porque los hechos nos estan dando la razón..

  9. Bueno, yo caí por casualidad por aquí hace unos meses, y por muchas razones, sigo pasando casi a diario. Nunca comento nada; me sobra con intentar comprender todo esto.
    Hoy, de alguna manera, nos pide una opinión. Verá, yo no sé si todo esto escrito en su blog es LA VERDAD. Claro, que lo único seguro en esta vida para mí es que en 100 años me quedaré calvo.
    Y eso es importante. No hay nada seguro. Mañana puede ocurrir cualquier cosa. Y usted ya ha respondido a su conflicto: es su DEBER intentar lo que sea, porque aún hay posibilidades. No podrá dormir si hace lo contrario.
    Lo siento, Antonio. No vale llorar, tiene que seguir firme; y avanzar si ve hueco.

    Fuerza desde Zaragoza.

  10. Hola a todos,

    Voy un poco apurado, de tiempo y de cansancio, así que les ruego que me disculpen si contesto sólo a dos contribuciones que me interesa resaltar/contestar, y sucintamente.

    Cachalote, ciertamente este blog propone poco a nivel de recursos de adaptación. Hay toda la serie de posts “Preparando la transición:…” en la que se describen elementos a tener en cuenta, aunque no suelo profundizar en ciertos aspectos al no ser yo experto. Respecto a algunas estrategias de adaptación, está la propuesta de Transition Towns, que enlazo en la columna de la derecha vía “Barcelona en transició”. Quim, después de dejar su blog, prometió que si volvía lo haría para hablar de estrategias de adaptación. Por último, es vocación de este blog evolucionar hacia esos temas, como le ha pasado a tantos autores que hablan de Peak Oil (los que no les da por irse a echar cartas, y no de correo).

    @Anónimo maño: No hay seguridad, y aunque a veces en el intento de resaltar lo que en los medios se oculta uno puede pecar de demasiado vehemente, la cuestión al final queda en cómo afrontar la gestión de un riesgo importante, como se discutió en el post Precaución y garantía; me doy cuenta que todo eso Vd. ya lo sabe, pero en el fondo: “a ti te lo digo Juan, para que lo oigas, Pedro”.

    Hemos dejado claro cuál es mi deber, y ciertamente no dormiría. Ahora lo que se tiene que dilucidar es cuál es su deber 😉

    Salu2.

  11. Hola Antonio.

    No soy de los que más comentan tus post, pero si soy asiduo. No todos, pero creo que la mayoría de los que te leemos, no encontró tu blog por casualidad, sino buscando información afín. Si te recomiendo que te olvides de las estadísticas. Puede que hasta algún internauta haya entrado en tu blog, intentando bajarse la película crash.

    Vale. No serás el primero, ni el mejor, pero si debes tener claro que eres de los pocos que puede escribir sobre este tema, porque aportas las citas y referencias que soportan una gran veracidad a lo que ya es tu análisis personal. Yo mismo me he atrevido a hablar sobre esta temática, también con referencias, pero solo de un modo “Campana del Gorriaga”, sin profundizar, ni analizar, porque entonces seguramente cometería errores.

    Y aunque existan muchos expertos divulgadores, que lo hagan en Español, de esos estamos muy escasos.

    No necesitas el reconocimiento de tu trabajo. En mi blog tengo agradecimientos sinceros, y eso me da mucho ánimo, pero con el tiempo me he dado cuenta que el blog enriquece día a día, a quien lo cultiva, como un depósito de ideas personales.

    Hazlo para ti, y para quien te quiera seguir. Además ¿de que servirá, mirar tu blog dentro de quizás 5 o 10 años, cuando toda la gente ya haya despertado? Es ahora cuando tiene plena utilidad.

    Si te sirve de consuelo, yo tengo el mismo problema de incompresión en mi propia familia. He tenido que aceptar que mi padre, no quiera hablar de este tema, y así lo he hecho. Cuando vengan mal dadas, pues ya tendremos que buscarlos las castañas, me dice, no por mera ignorancia, sino porque a su alta edad no quiere vivir angustiado.

    Y referente a la gente que te pregunta chorradas tras una charla, comprende que hay tantos niveles de conciencia, como niveles de destreza al jugar al ajedrez.

    Salu2.

  12. Antonio mucho ánimo en semejante misión a la que te has montado. Yo quisiera organizar una charla tuya en PAMPLONA. Contactaré contigo.

    Saludos de un “ex-tecnooptimista” (gracias a ti!)

    Fermín.

  13. Lo util:

    Señalar la existencia de un problema (el peak oil) y de la dificultad de encontrar alternativas (renovables y no renovables). Como corolario la difusión de dos mensajes: la tierra es finita y las leyes de la física imperan

    Lo futil:

    La critica maximalista de nuestro sistema económico, el mejor que tenemos y hemos tenido.

    Aunque AMT no se ha destacado por defender sistemas demostrados inviables como los filomarxistas, muchos seguidores de éste blog lo han hecho. Solamente quiero apuntar aqui que si esos sistemas han fracasado en un mundo de “abundancia”, no quiero ni pensar lo que puede ocurrir si tenemos la desgracia de involucionar a uno de esos sistemas en un contexto de escasez.

    Por supuesto nuestro sistema economico y politico habra de seguir transformándose … desarrollándose, mejorar. Pero esa mejora no se alcanzará por el camino de mas intervención pública, sino por el camino de más intervención ciudadana en la cosa pública y menos intervención pública en la cosa privada.

    He dedicado mas líneas a hablar de lo futil, cuando en realidad el blog me parece más útil que futil. Este blog versa sobre la realidad, sobre el conocimiento del mundo en el que vivimos. Cualquier acción humana que no parta del conocimiento de la realidad, en la metafísica correcta, está condenada a fracasar.

    Aqui se nos enfrenta con una descripción de la realidad completamente diferente de la que “se descuenta”. Es dificil de decir hasta que punto esa descripción se ajusta a la realidad o no (sobre todo en cuanto al timing), aunque lo mismo podria decirse de cualquier otra descripción del mundo. Son los hechos, los sucesos que van aconteciendo los que van probando unos u otros “modelos”.

    Personalmente, me esta siendo valioso el haber tenido acceso a este conocimiento, pues me permite interpretar la realidad desde varios puntos de vista y, eventualmente, disponer de un modelo descriptivo del mundo que me rodea, que me ayudará a tomar mejores decisiones.

  14. Buen día Antonio, Buen día a todas y todos.
    Escribo desde Argentina, hace cuatro ó cinco años que conocimos el tema del pico de producción de petróleo. Vivíamos (mi esposa, mi hija y yo) en una ciudad de aproximadamente 600000 habitantes, vendimos nuestra casa y nos mudamos a nuestro pueblo natal (35000 habitantes). Compramos una pequeña finca a 8 km de la ciudad y aquí estamos, tratando de llevar a la práctica una vida que sea sostenible aún cuando la energía se encarezca.
    La labor que Ud y otras personas realizan ha sido y es muy importante para nosotros.
    Participamos en una asociación ecologista y estamos convencidos de que debemos encontrar la manera de hacer lo mismo que Uds hacen, en nuestra ciudad.
    Por eso leemos su blog
    Trataremos de colaborar para que lo que nos depare el futuro sea en paz .
    Creemos también como Ud que habrá una oportunidad y que la agroecología y la permacultura pueden aportar mucho para que podamos aprovecharla.
    Cordiales saludos

  15. Hola a todos.

    Creo que se está pasando por alto un detalle, el último párrafo. Mi deber es hacer lo que estoy haciendo. Lo que Vds. deberían plantearse es cuál es el suyo. Sobre todo porque tiempo no nos sobra, aún cuando fueran años.

    Salu2.

  16. Hay que ver que molesta es la onceava tesis de Marx sobre Feuerbach.

    Espero que cuando se precipiten los hechos tengamos una alternativa a mano o las circunstancias decidirán por nosotros. Habrá que seguir trabajando.

  17. Lo malo de predicar en el desierto es que todos los granos de arena te oyen pero ninguno te escucha. Lo bueno es que ya sabias a priori que los granos de arena no tienen la capacidad de escuchar. El problema es cuando sabes que predicas en el desierto con un auditorio humano. No tiene parte buena la cosa, resulta más frustrante. Estoy valorando seriamente hacerme epicureo (por lo del deber, digo…)
    Un abrazo

  18. Te leo hace ya un tiempo, quizás casi un año. Haz hecho un gran trabajo en verdad. Pero es la primera vez que te siento tan tan pesimista. Creo que todos aquí a pesar de leer y tratar de saber mas acerca del petróleo nos pasan cosas similares. En el fondo nos cuesta creer. Salvo aquellos que ya tomaron la decisión de cambiar sus estilos de vida, los demás simplemente nos mantenemos a la expectativa, esperando quizás una señal, un suceso que realmente nos empuje a cambiar. ¿Llegara esa señal? ¿Nos daremos cuenta a tiempo? No lo se.

    Hoy yo también me siento pesimista.

  19. Hola Antonio.

    Llevo siguiendote bastante tiempo, y con respecto a tu ultimo comentario sobre lo que debemos hacer nosotros y cual nuestro papel, pues yo me lo planteo muchas veces.

    1º La clase dirigente politica, nos tiene como borregos, saben lo del Peak oil y no hacen nada.

    2º Mi posturas son las siguientes, aunque alguna parezca drastica:

    – No hacer nada y veremos que pasa, que se la solucion.
    – Cubrir mis necesidades energeticas y alimenticias ante un posible peak oil, las cuales tengo ya cubiertas.
    – Esta es la drastica, coger a los politicos y darles cera como ya estan haciendo en muchos paises, llegando incluso a lo que haga falta, pero claro utilizando esto, ya soy tildado de extremista y violento.

    He leido los articulos de anonimos, y pienso conspiracion lo del 11M o 11S, puede que no, pero lo del Peak oil, seguro que si, se callan y a la gente que viva como pueda y los pobres de solemnidad si se mueren que se mueran.

  20. Creo que hay que ser concientes de que unas pocas personas no pueden solucionar este problema, pero si esos pocos hacen una labor divulgativa, aunque parezca poco, no lo es, para mí es como sembrar una semilla, puede que de momento no germine, pero si se dan las condiciones necesarias, todas esas personas se acordaran de vuestro discurso y puede servir para redirigir la nave, y en este sentido si que es importante que el mensaje llegue al mayor número de personas, ahora, aunque de momento parezca que no ha surtido el más mínimo efecto.

    Un saludo a todos y ánimo.

  21. Hace tiempo que descubri este problema que se avecina , gracias como no a la pura casualidad, problema que inmediatamente relacioné de forma clara y nitida con la crisis economica que estamos disfrutando.

    La persona que me informa de ello se escapó literalmente de una gran ciudad dejando atras trabajo, vendiendo piso y rompiendo con su vida anterior de forma radical, se compró una casa en una aldea en Galicia con un terreno, sigue trabajamdo en su sector pero en una ciudad mucho mas pequeña y viviendo en regimen de alquiler mientras prepara la casa de la aldea esperando novedades.

    Otro colega huyó de otra gran ciudad se vino para Galicia y se compro una casa con huerto en una aldea , la cual esta rehabilitando.

    Yo mismo , vivo en una zona rural muy resiliente en caso de colapso sin embargo hace un par de años le pedí a mi abuelo que me dejase trabajar una pequeña finca abandonada cerca de mi casa, a día de hoy es un pequeño agroecosistema inspirado en Masanobu Fukuoka que ya comienza a proveerme de hortalizas y frutas.

    De las personas que forman mi Asociación Vespera de nada , muchos han vuelto literalmente a la tierra y Todos concuerdan en que la solución esta en la tierra.

    Para mi personalmente mi huerto es una de las cosas que mas satisfacción espiritual me produce, por que tengo la convición de que esa es la solución.

    Habrá que actuar sobre muchos temas, habra que mejorar eficiencias, habrá que luchar como lo estamos haciendo informando a gente que no quiere ser informada, que se rien de ti y tratan por lunático, habra que presionar a los politicos, habra que incordiar a los poderes facticos…. pero si no solucionamos el problema basico de la alimentación , el colapso esta servido , para provecho de los de siempre.

    Por eso agradezco a internet que me diera la oportunidad de conocer a Masanobu Fukuoka, un hombre sobre cuyo metodo se pueden edificar los cimientos de una nueva civilización.

    Me gustaria que se difundiera su obra, lo que siempre me critican mis interlocutores es la falta de soluciones y por lo tanto la falta de esperanza, pues bien este señor tiene la solución, divulguemosla.

    http://proyectofukuoka.blogspot.com/

  22. En el instante que este sistema deba sustituir al petroleo no atenderá a razones morales, como no lo ha hecho nunca. No importa si el camino que escoja es solo una solución a corto plazo. Si llega a la conclusión de que para máximizar el beneficio debe plantar Africa entera de cultivo energético y tener batallones de gente harando con bueyes, no tengo ninguna duda que lo intentará. No se hundirá sin más. El pobre subsahariano ignora que su futuro va ligado a mi motor de 4 tiempos. Y seguiremos vivendo tan felices.

  23. Cuando uno sabe algo que puede o que sabe que va a tener gran incidencia en la vida de sus seres queridos o de cualquiera en general, resulta harto difícil callarlo.
    Es una obligación, no se si moral o de que tipo, pero uno no puede callarse, y aunque a priori parezca que habla al viento, algo queda.

    Esa es mi política, lo introduzco en cualquier debate sobre crisis, sobre futuro económico, sobre perspectivas. A familiares y amigos. Y se que se me escucha a medias, aunque más de uno ya ha cedido a la evidencia.

    En estos debates me sirven de gran ayuda blog como el tuyo, me dan apoyo y referencia; ya no tienen que creerme a mi, pueden leerlo en su pantalla, con datos y mensajes de otros, enlaces y todo eso. En fin, informarse por ellos mismos.

    Es una gran labor. Y tu blog es más útil en este sentido que páginas como crisis energética, pues son pequeños artículos fáciles de leer que condensan cada uno un tema, uno a uno.

    Por otro lado, crisis energética tiene la virtud de ser más colectivo y fácil de seguir en hilos. Pero como suma, sumas o multiplicas los sitios dedicados a esto.

    Y ya cuando la evidencia haga cuestionarse la realidad en que cada uno vive, alguno reflexionara y pensará: “tal vez se deba a esto que leí en aquel sitio”. Así que animo, y no pierdas el tiempo dando explicaciones a conspiparanoicos varios o gente de esa ralea, al fin lo único que buscan es entretenerse y atención, se alimentan de ella, y tienen otros muchos sitios donde campar.

    Claro que cada uno vive en su medio con sus lazos sociales y eso. Yo en el mio puedo decirte que casi no se cuestiona la realidad, o si se cuestiona, se prolonga en el tiempo o se piensa en soluciones; al menos, sus decisiones vitales si están mediadas por este devenir. No todos claro, pero si muchos, lo dan por sentado.

    Gracias por el esfuerzo, tienes y tenemos la obligación de hablar de ello, será una pataleta, pero es nuestra pataleta.

  24. Aunque, claro, también podría hacer un blog sobre el asunto, pero me parece que crearía más confusión, y no tengo los conocimientos precisos, mejor me sumo y aporto mi grano de arena.

    Aún así tengo mi correo siempre dispuesto para dar las buenas nuevas a aquellos que han mostrado interés, y la capacidad lectora para, no solo entender lo que leo, sino leer entre líneas.

    Así parece que que la cosa se aproxima más rauda de lo que que parece. Los medios generalistas ya mientan ciertas bichas.

    Stagflación, Elpaís:
    http://www.elpais.com/articulo/economia/inflacion/encarama/33/subida/luz/alimentos/elpepieco/20110216elpepieco_5/Tes

    En expansión, de hoy:

    “Hay una presión sobre los precios de productos agrícolas y puede que no sea un fenómeno temporal, sino permanente, al igual que con la energía”

    http://www.expansion.com/2011/02/21/mercados/1298290430.html?a=FLYA991f064909985dd57b221cbdc494095d&t=1298304926

    A mi me gusta comer viendo antena 3, se que no es un noticiero serio y es justamente esa la razón de que lo vea. Me sirve para tomar el pulso a la realidad, cuando llega allí, como llega allí, que es entonces lo que nos están diciendo y que es lo que en realidad esta pasando o podemos esperar. Me parece muy útil para esos fines. Lo mismo de la prensa común, cuando algo llega allí es que ya es preciso dar cuenta de ello. Cuando el palabro stagflación aparece en su texto, es que ya ha rebasado la posibilidad de que no fuera verdad.

    Por tanto, tengo la impresión de que esto ya esta en marcha, y que los 500 días pueden ser hasta ser optimistas.

  25. Buenas:

    Yo creo que el titulo deberia ser utilidad e inutilidad, y es que usar futilidad en su lugar ya hace enrevesado el significado en si, con lo simple que era lo otro y atrayera probablemente mas gente.

    Ahora vamos con su post el cual no entiendo. Lo primero por el contenido en si ya que hace tiempo suponia que este blog era como un libro (ya sabes, un libro, un hijo y un arbol) con el unico fin de documentar , desmontar y deprimir (eso que conste que esta en alguno de sus comentarios). Ahora nos viene con que no se lo toma en serio el que entra, que no lo siguen correctamente o que no consigue su papel de informar. Si los objetivos son estos no voy a ser yo quien le de consejos ya que sus fieles “secuaces” se me echarian al cuello, pero basta con buscar en el internete este como hacerlo. Aun asi abusare del refranero, que para algo es muy de aqui:
    “Lo bueno si breve dos veces bueno”.
    Y es que como usted reconoce hay post que hace que se necesita alrededor de 10 minutos no digo para comprenderlos, si no para leerlos. Amenicelos o busque otra formula. Me consta que alguien en su familia tiene al menos habilidad en esos “lares” y sus siglas no difieren mucho de las suyas, aunque si en orden.
    Entiendo que intentar resumir esa cantidad de informacion es imposible, mostrar esa gran cantidad de datos improbable, pero seamos sinceros, ¿de que le sirve al ciudadano de a pie, ese que se tira 1 minutos mirando tus posts, ver datos y mas datos que no sabe ni que hacer con ellos?. Si fuente no se que de la energia, ya, pero mi portera me ha dicho que la gasolina sigue valiendo lo mismo que ayer.

    Luego resulta muy curioso como interpreta los datos segun le convenga, algo de lo que acusa a alguno de los que postea a veces. El ejemplo lo tienes con los tipos de barriles a los que se referenciaba para saber cuando llegabamos al punto alto de la crisis. Pues guay, ha pasado del Texas al Brent porque este esta mas alto. Mañana si es el Texas el mas alto sera la referencia buena. ¿me lo repita?. Hay datos en los que puede acertar con su interpretacion, pero en otros se puede equivocar, es lo logico.

    Y finalmente un ejercicio de reflexion. Viendo los encabezados y el final de cada post se ve claramente la tendencia que tiene, que no es la de dar ningun atisbo de esperanza. Quizas tenga razon, quizas no haya esperanza, quizas exista o no exista, pero hay una cosa que no tengo ninguna duda, no hay que tener miedo de vivir, y lo que toca vivir ahora es el presente, no el futuro estilo apocaliptico que nos pinta.

    PD: ya pueden empezar los abucheos de aquellos que aportan tanto como “gran trabajo”, “excelente post”, etc. Como suelo decir en mi trabajo, a mi la palmadita en la espalda no me da de comer, y para que me digan que hago mi trabajo bien ya lo se, si no no seguiria trabajando.

    PD2: Aquellos ilusos que piensan que vendiendo tierras y comprando otras, aislandose y buscandose la vida por su cuenta, me parece muy bien pero que se miren cualquier pelicula estilo “mad max” a ver que hacen contra hordas hambrietas que lleven armas.

    PD3: no fui breve, asi que supongo que este comentario no sera bueno para la mayoria, pero si consigo alguna reflexion lo considerare positivo.

  26. Timorata, tú dices que no has entendido el post (lo que comentas me hace pensar que efectivamente no lo has entendido, no das ni una), pero los demás sí. Seguramente no escribo para todo el mundo, pero eso supongo que es normal. ¿Por qué no escribes tú para la gente que piensa y se expresa como tú? No resulta tan fácil ordenar las ideas como parece…

    De tus comentarios, dos cositas entresaco:

    – No sé cuántas veces habré dicho que el precio es la variable que más miramos pero no es la más importante, y que habrá tendencia a manipularla. Busca y encontrarás.
    – Yo no soy pesimista; intento ser objetivo, pero yo no me doy por perdido. Tiene guasa que me digas lo del encabezado y final del post, en uno que acaba diciendo “merece la pena dar un paso adelante”, resaltado. Tú quizá sí, y de ahí ese tono irónico y burlón, el cual, por cierto, es completamente inapropiado para discutir.

    Reflexión final: ¿Tú sabes por qué vienes aquí? ¿Por qué lees cada post, aunque no comentes?

  27. Antonio, está todo dicho ya por los demas: Gracias por tu esfuerzo y extraordinaria contribución y por Dios ¡keep up the good work! Y ahora, cada uno a sus deberes…Yo apuesto que habrá una ventana de oportunidad, un momento de desesperación sin precedentes y que hay que estar preparados (desde ya) para aprovecharlo: El autentico “momento de la verdad”… Y será más pronto de lo que pueden pensar la mayoría. Un abrazo, -JS

  28. Eso del optimismo resulta gracioso, pues en gran parte surge del pensamiento mágico. Existe una cosa que se llama optimismo inteligente, y es aquel que dice que por mucha fe ciega, optimismo, voluntad, o lo que quieras; cuando llegas al borde del edificio de treinta plantas y saltas, no vas a volar. Pienses lo que pienses, y como quiera que lo pienses. Mejor hazte con un parapente y entonces si, puedes ser optimista, aún no teniéndolas todas contigo.
    No es optimismo es infantilismo, confianza ciega e irracional.

    Todo el mundo cuando coge el coche piensa que va a llegar sano y salvo a su destino, a el no le toca.

    Todo el mundo piensa, igualmente, que cuando compra una primitiva u otra lotería, le va a tocar.

    Irracional e interesado, es relativamente fácil que tengas un accidente e imposible, o casi, que te toque un premio.

    Hay un librito muy corto que se titula así, “optimismo inteligente”, dos psicólogos. Ahondan muy finamente en esto.

    Nuestra forma de pensar es poco matemática, es irracional y no se nos puede culpar. Además es muy útil, pues no puedes evaluar todo, no puedes, p.ej., subirte a un ascensor con un tipo de aspecto extraño y saber si es un atracador, te fías de tu intuición.

    Para otras cosas es precisa la ciencia, no se puede dejar a la intuición una operación quirúrgica, o el despegue de un avión.

    En el caso que nos toca, del que hablamos, la evidencia es apabullante y la intuición tan solo sirve para saber en que dirección investigar o como salir de esta.

    Así que, tachar de pesimista al que te pone frente a la realidad es un acto de repúdio o de miedo, preferir no saber. Si te dicen que tienes un cáncer y que la esperanza de vida de tu tipo de enfermedad es de 5 años; ser optimista quiere decir que esperas superar esa cifra, pero nunca que lo normal sea no llegar.

    No es pesimista el que te lo dice, simplemente te informa.

  29. Evidencia: aquello que resulta visible para todo el mundo, que no requiere demostración.

    Noticia: Hecho de actualidad que merece ser informado. No presupone su irrefutatabilidad.

    Propaganda: mensajes que buscan influir en el sistema de valores del ciudadano y en su conducta.

    Gilipollas: persona que posee una inteligencia escasa, alguien torpe o alguien con una conducta poco pertinente.

  30. Dos coroneles del ejército libio piden asilo en Malta “porque no quieren disparar contra el pueblo”
    0 Comments Published by admin February 21st, 2011
    Que aprenda el ejército (y la policía) españolas. Que aprendan los ejércitos y las policías de todo el mundo.

    ESTÁN AL SERVICIO DEL PUEBLO Y NO DE LOS LADRONES PSICÓPATAS QUE NOS GOBIERNAN.
    Y LA VERDAD OS HARA LIBRES¡¡¡ ;PPPP

  31. Buenas noches desde Zaragoza.

    Menuda tropa…
    Nos preguntabas cual es nuestro deber. Para mí ahora mi deber es mi familia; se supone que criar/educar/preparar a mis 2 monstruillos para que se puedan desenvolver por si mismos y cuanto antes en este mundo… Ooops! Vaya. Aquí es donde me cazaste en este blog.
    Ahora tengo los ojos más abiertos que hace unos meses gracias a tí. Busco constantemente con qué suplir lo que nos hemos arrebatado, o lo que nos arrebataremos . Tambien yo hago planes de autosuficiencia y predico en el desierto… muy, muy humildemente.
    Soy lo que tu colega en el acorazado denomina (con razón, aún sé cual es mi sitio) un blue collar. Y a mi nivel, la gente es menos tonta de lo que parece; vale que nos marean con humo, pero te juro que la sensación que hay detrás de esta crisis, y del rollo cambio climático, y del caos político, esa sensación de que hay algo más gordo que no vemos (y nos ocultan) es cada vez más fuerte. Creo que esa ventana de la que hablas aparecerá; pero habrá otras ventanas antes. No lo pueden controlar todo; en dos, tres meses? las revueltas se pueden extender a otras zonas no musulmanas, puede haber una reacción a la inflación que pinche las burbujas de los emergentes… Y entonces la gente buscará voces. Algunas serán las de algunos gilipollas iluminados por una neoeconomia, otros serán los profetas del calendario maya, o los comerciales de rolls royce…
    Y, perdona que me tome estas confianzas, espero que alguna sea la de Antonio Turiel, y otros como él. Me parece fantástica la idea de la carta abierta. Nada está escrito, y todo puede ocurrir. Igual esto lo lee Punset, o el Francino, o el Losantos y en dos semanas no se habla de otra cosa;) Yo que sé. España siempre es un dos de mayo acechando tras la esquina.
    Concluyo, que desbarro ya. Mi deber es mi familia, y su futuro. Y ahora ese futuro está ligado al de casi todos los demás.

  32. Gracias Antonio por tu labor.
    Como verás por el continuo apoyo que los comentarios te trasmiten, existen muchos mas por ahí con CONsCIENCIA.
    De alguna forma debemos afrontar el futuro como un enorme desafío. Y ello por desconocido es excitante.
    Vivimos en mundo desquiciado donde me sale mas barato pasar 4 días de vacaciones en el Caribe, a escasos 50 km de la desolación y miseria mas absoluta, que en Reinosa desayunando pantortillas todos los días.
    La calle de mi casa la reasfaltan un estupendo equipo multicultural de nigerianos, marroquís, salvadoreños…
    Que economía entiende la utilidad, en ningún sentido, de una movilidad de mano de obra intensiva?
    Pero podríamos hablar de comunicaciones,información, energía

    El petroleo es un condicionante mas.
    Yo no creo que el desencadenante del “patapaf” (crack y similares, para crisis de medio pelo como la de la estafa financiera mundial de hace un par de años) sea en un futuro el grave problema que desde casi todos los aspectos tenemos actualmente con la cultura imperante del petróleo.
    El patapaf que nos viene es por hambre.
    Hambre de verdad (solo pasándola se puede saber y en lugares como África el número se incrementa día a día).
    No me enrrollo.
    Algo simple:
    solárbol: http://www.muufi.com/?p=1067
    un saludo

  33. Estoy de acuerdo con @Francisco, la semilla ya la has sembrado Antonio aunque sea para algunos…

    FELICIDADES

    Muchas personas honestas y sensatas pero poco familiarizadas con el tema podíamos intuir que estamos acabando con los recursos naturales, con este blog perfectamente digerible nos entendemos más con esto que requiere mucha templanza…..

    GRACIAS

  34. Un Rolls Royce eléctrico de 340.000 euros es la evidencia de que aún sigue sobrando el dinero y de que hay mucho pijo suelto que por hacerse el verde más guay del universo compraría semejante estupidez (por otro lado, igual de estúpida que su equivalente de combustión interna). Es la evidencia que que la insensatez humana no tiene límites y de que el marketing todo lo puede.

    Evidencias, sí, evidencias.

  35. @Anonimo “evidente” el mejor servicio que podrias prestar para aliviar la crisis energética es ir al almacén de antimateria, buscar a tu anti – yo, y estrecharle en un fuerte abrazo.

    PD: Por favor, agarralo.fuerte

  36. Buenas:

    Lo primero, no puedo estar mas de acuerdo con CGA, ademas esto me parece spam del malo. No se porque no eliminas estos comentarios que no aportan nada, aunque ya se que los mios tampoco los aportan pero no soy tan repetitivo :P.

    Lo siguiente por contestarte AMT, aunque no soy partidario de llevar dialogos en los comentarios, considero que desvirtuan el hilo. No voy a sacar de contexto partes de tu post, creo que las cosas se deben leer dentro de el y sacarlas desvirtua mas o menos el sentido. Tu post en si no es mas que una queja porque aunque tu mismo, en programas de television salen experto, etc, parece que nadie se los toma en serio (¿he entendido bien el sentido?). Logico y normal si tomamos en tu caso la longitud de los post y la complejidad que suelen tener, ya no solo tecnica, si no usando “latinajos”, “sajonazos” y palabras dignas de buscar en el RAE :P. Sobre el comentario que decias de que si ponen al experto y luego cortan para ponernos la publicidad del coche…. chico, esa publicidad es la que mantendra viva la emision del programa (salvo que seas una cadena estatal que se dedique a sablear con un “canon” a las otras).

    Y de lo que “entresacas” de lo que digo.
    1- No tengo nada que decir, yo no he dicho que sea lo mas importante, solo afirme como usas uno u otro precio segun ten convenga para tus interpretaciones, al margen de que sean correctas o no. Es como el BAU que tanto le gustaba usarlo cuando algo no cuadraba en su interpretacion.
    2- Si hace el ejercicio y no se basa solo en una frase, se dara cuenta de lo que digo. Lo del tono no voy a ponerme a discutir, cada uno usamos el tono con el que podemos sentirnos mas comodo.

    Y tus preguntas directas son faciles de contestar. Vengo a leerte y si no comento es porque no quiero muchas veces entrar a desvirtuar conversaciones que os traeis o, simplemente, no tengo nada que comentar.

    Casi me olvido de lo mas importante. Me choca un poco el comentario del anonimo que habla de los dos coroneles que parece que publicita la pagina que he puesto hoy en mi nick. Ah, eso tambien es spam.

    un saludo

  37. Timorata, me cuesta entender qué es lo que pretendes. De algún modo vuelves aquí porque lo consideras importante, pero te repugna lo que cuento; es normal, no es agradable de oír. Buscas mis contradicciones internas; y bien, algunas seguramente habrá, pero eso es ad hominem, no tiene la más mínima importancia; yo no tengo la más mínima importancia. Lo importante es intentar ser lo más objetivo posible y sacar las conclusiones pertinentes, sobre todo de un problema que parece grave. No uso el precio del Brent y del WTI como mejor me parezca, lo cual es absurdo: es como intentar engañar a la gente con datos fácilmente verificables. Mi discurso es sobre recursos, no sobre precios, los cuales, casi desde el primer post llevo diciendo, tienen una dinámica más complicada. Eso no quiere decir que no hable nunca de los precios, pero para mí no es la referencia más importante. Lo que quieres decir respecto al BAU sólo tú lo entenderás.

    Si crees que lo que hay aquí sirve de algo pero debería expresarse en un lenguaje más llano, hazlo que para eso tienes los canales adecuados. No me pidas a mi que sea Supermán y esté en todas partes.

    No borro los comentarios porque a algunas personas se les azuza haciendo eso. Si el amigo del colacao quiere seguir soltando paridas allá él: ya se cansará. Quizá tú obras diferentemente en las páginas web en las que escribes, pero yo lo encuentro un error.

    Espero que tu obsesiva insistencia, sobre todo personalizando tanto y dando tan poco argumentos objetivos, no se deba a que tratas repetidas veces de llamar mi atención. Es obvio que nos conocemos, aunque en vivo sólo nos hayamos visto una vez, ¿verdad? Lo siento de verdad si te herí.

    La mayor paradoja de todo, y que cierra perfectamente el círculo de este post, es que fue precisamente en el espacio virtual donde probablemente coincidimos la primera vez donde encontré el link a dieoff.org. Fue Chestertown quien lo colgó.

    Salu2.

  38. Joder que ritmo llevas, no te puedo seguir. Me quedé sobre todo con el enlace de dar un paso adelante, cosa a la que le voy dando vueltas desde hace tiempo pero de momento sólo actuando en lo personal. En mi opinión la carta abierta a los políticos desde luego es una buena idea si llegara a manos de una especie de JFK, con un discurso que arrastrara a las masas y a su partido, que tendría que ser uno de los mayoritarios. Ojalá haya suerte y encontréis un héroe así, nunca se sabe. La verdad es que poco puedo ayudar yo con mi facilidad de comunicación a redactar esa carta, tengo fama de impertinente y de no decir más que tonterías cuando abro la boca. Sólo entiendo de chips, de bits y de pits. Sí que critico a los políticos, es muy fácil y muy divertido, aunque también creo que hay políticos con sentido común a nivel local, cuya carrera se trunca en mi opinión porque en los partidos no se promueve la buena gestión, sólo la habilidad para hacer demagogia, calumniar e injuriar al oponente, valerse de artimañas y promesas irresponsables para ganar elecciones, etc. Prefiero creer en el cambio desde uno mismo individualmente y luego con sus allegados, con gente afín y construir comunidades con conciencia de responsabilidad. Para mí el único árbol al que podremos cobijarnos será una especie de Gaspar Yanga en una pequeña comunidad y no será un camino de rosas.

  39. A Timorata.
    La verdad es que yo no veo la complejidad esa que dice timorata, puede ser en cuestiones de física, pero no en el lenguaje, y no soy un intelectual precisamente.

    Por otro lado, ¿cuanto cuesta una garrafa de agua en el desierto, después de días sin beber?. No es dinero lo que va a solucionar ningún problema, el dinero se hace en una imprenta.

    Otro lado más, no es preciso borrar a la gente, que si son pesados te aparecen desde otra ubicación insistiendo. Normalmente los lectores de foros ya sabemos obviar a según que tipos, simplemente te lo saltas. Ni lo lees ni lo contestas, ¿para que?.

  40. Bueno…
    llevo algunos años leyendo en crisisenergetica, y la verdad estoy muy familiarizado con el tema. He reflexionado muchas veces sobre esto y me parece una tarea encomiable la que realizas (te trataré de tu, si me lo permites). Desgracidamente me veo reflejado en muchas de las cosas que mencionas, en la incomprensión de la gente, en sentir hasta el desprecio de aquellos a los que intentas exponer el tema de la forma mas sutil y cuidadosa. Pero como tu, se que todo da lo mismo. Se que solo sirve para reflexionar y al menos ser consciente de lo que ocurre, explicarse el presente y prepararse para el futuro..
    Pero he de comentarte una cosa que quizás no aportas en este blog y que veo interesante:
    Sabemos el problema, bien. Pero si no se ponen en comun alternativas, se esta abocando a la gente a la desesperación, y eso es un lujo que quizás no podemos permitirnos.
    Por eso desde aquí me he propuesto aportar mi granito de arena, y lo hare en ese sentido. Yo… no soy un fisico, ni un especialista, solo un funcionario de hacienda que trata de aportar cordura y sentido común para dar soluciones ingeniosas que al menos me permita seguir con esperanza la vida de mi familia, al menos eso. El ser humano necesita esperanza, necesita creer que puede hacer algo, que no es simplemente un elemento pasivo (bastante lo somos ya).
    Bueno, es tarde y no lo haré ahora, pero en siguientes aportaciones iré desgranando mis ideas, que las tengo desde hace ya años, por si a alguien le viene bien, como ejemplo para otros. Me gusta mucho la historia y a lo largo de ella han ocurrido cosas parecidas a esta, es pues interesante mirar a veces al pasado para poder actuar y explicar el presente, y el futuro.
    Hasta pronto…

  41. U-2511: Ésta es tu casa. Si tienes ánimos y ganas y quieres escribir algún artículo en que se desgranan esas medidas necesarias, esa adaptación posible, por favor házmelo llegar en privado (mi e-mail es fácil de encontrar mirando un poco a tu alrededor) y será un placer publicarlo en el blog con tu nombre o pseudónimo.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *