Al final, echamos arcos y flechas a la hoguera para entrar en calor


Queridos lectores,

Acabo de volver, y tengo mucho trabajo acumulado, así que aún me mantendré alejado del blog unos días. Sin embargo, no quería dejar pasar la ocasión para comentar la siguiente noticia, según la refiere El País:

Obama parepara una “drástica reducción” del arsenal nuclear estadounidense

No deja de ser curioso que, de repente, en medio de tantas necesidades urgentes en EE.UU. (cuando estuve allí la semana pasada vi varias noticias en la tele, en la que calificaban al Gobierno de “roto”), la administración Obama pierda tiempo con un asunto tan espinoso como es la del reducción del arsenal nuclear, sobre todo teniendo en cuenta que tendrá a los republicanos en contra y sin tener una contrapartida asegurada de una reducción del mismo calibre por parte de Rusia. A no ser que EE.UU. necesite reaprovechar el uranio inmovilizado en las cabezas nucleares para sus necesidades energéticas civiles. Y es que, como comentamos, falta uranio para cubrir las necesidades mundiales, con el agravante de que en el caso del uranio la caída será brusca (no será un pico como con el petróleo), ya que al menos del tercio de uranio – el que viene de las reservas- se agotará repentinamente. Y en este contexto es crucial que EE.UU. comience a movilizar sus reservas militares. Conviene recordar los problemas que ha tenido Francia este invierno por culpa de la falta de uranio (ver noticia en The Times).

En unos días volvemos. Saludos cordiales,

AT.

3 comentarios en “Al final, echamos arcos y flechas a la hoguera para entrar en calor

  1. El link d’ EL PAIS no es veu bé…

    Com vas predir tothom a qui expliques “les dades” entra en una de les quatre actituds que vas explicar (adaptació de les Kübler-Ross), però la més freqüent és l’esperança de que algú s’inventarà alguna cosa per salvar-nos del desastre.

  2. o sé si verdaderamente reducirá nada. Nunca me olvidaré de un jefe al que le preguntamos si cierta información se podía tirar. La respuesta fue “aquí nunca se tira nada”. Y ese “aquí” era la Administración.
    Ahora bien, si hace falta el uranio se les olvida un “pequeño detalle”: primero tendrían que privatizar los misiles para que la ganancia de la reutilización y reventa del uranio se la queden las empresas privadas… ¡Faltaría más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *